NOTICIAS

23 de julio de 2015

Crítica de Ant-Man: Otra partida que ganan en Marvel Studios

Crítica de "Ant-Man", la película del Hombre Hormiga
 
Otro de los blockbusters del año que llega pisando fuerte, ANT-MAN es otra apuesta e inicio de una nueva franquicia ambientada en el mundo del cómic que huele a otro taquillazo de Disney después de su recién estrenado film de animación DEL REVÉS “Inside Out” líder en cartelera.

ANT-MAN se estrena el 24 de julio y está orquestada por el cineasta Peyton Reed diestro esencialmente en cintas de corte romántico como “Abajo el amor” (2003) y “Separados” (2006), bajo su dirección y delante de las cámaras se han puesto Paul Rudd, Michael Douglas, Evangeline Lilly, Corey Stoll, Judy Greer, Michael Peña y Bobby Cannavale con libreto que firman el equipo de guionistas Edgar Wright, Joe Cornish y Adam McKay basado en la historia original del cómic de Marvel creado en 1962 por Stan Lee, el guionista Larry Lieber y el dibujante Jack Kirby.

ANT-MAN nos cuenta la historia del brillante científico Hank Pym (Michael Douglas) que en tiempos atrás logró, a base de experimentos, modificar su tamaño hasta equipararlo al de un insecto con el uso de un traje y un casco con el que puede comunicarse con las hormigas y trabajar con ellas. En la actualidad, su pupilo Darren Cross (Corey Stoll) al que cedió los mandos de su imperio empresarial ostenta lograr la misma creación con su Chaqueta amarillacon el fin de venderla a una corporación muy peligrosa que supone una gran amenaza para el bienestar de la humanidad. Es el momento que un nuevo ANT-MAN tome el relevo de Hank para salvar al mundo de un desastre inminente, y el presidario genio de la electrónica, Scott Lang (Paul Rudd) es un buen aspirante a poder recoger su testigo.

Paul Rudd y Michael Douglas en "Ant-Man"
Rudd y Douglas en "Ant-Man"


¿Qué puede aportar Ant-Man frente a las demás adaptaciones cinematográficas ambientadas en el universo impreso marvelita? Para empezar un rostro nuevo como el diminuto superhéroe protagonista de la función del que hace buen gala un actor al que estamos acostumbrados a verle en comedias americanas, Paul Rudd (Si fuera fácil, Juerga hasta el fin) se enfrenta a un nuevo reto saliendo de su registro habitual y lo supera con creces, ganándose la simpatía, aceptación y respeto del espectador y luciéndose como un “Hombre Hormiga” inteligente, emocional, personal, carismático y sobre todo muy humano que le puede catapultar directamente a la cúspide del éxito y a hacerse con el personaje al que interpreta, como a muchos actores se les asocia directamente con sus personajes de igual modo que ya lo hicieron Hugh Jackman como Lobezno, Robert Downey Jr. como Iron Man o Chris Hemsworth como Thor, que han logrado que el público general les identifique rápidamente con estas figuras heroicas de la factoría Marvel.

Si bien es cierto que todo prólogo condensa más expectación jugando con el preludio a la gestación de un hombre destinado a salvar el mundo y su proceso hasta llegar a ser el héroe como pasó con la primera parte de la trilogía “Iron Man” (2008) firmada por Jon Favreau, el “Thor” (2011) Shakesperiano del realizador de Belfast Kenneth Branagh o las franquicias de Spiderman con un gran poder conlleva una gran responsabilidad, en este además, estamos frente a un humano que se encontrará ante la oportunidad de redimirse, el anti-héroe que estando perdido puede encontrar en su nuevo sino el motor que le libere de su pasado. Con una historia dividida en dos partes, la inicial para presentarnos al personaje principal para entender el nexo que se produce entre él y el Dr. Hank Pym encarnado por el conocido actor Michael Douglas (muy de moda sumar en el reparto veteranos en el arte de la interpretación, como Robert Reford en "Capitán América: El soldado de Invierno", 2014 o James Spader en "Vengadores: La era de Ultrón", 2015) y su hija Hope van Dyne en la que se mete en la piel la actriz conocida por su papel en la famosa serie Lost (2004) Evangeline Lilly y vista recientemente en la saga de “El Hobbit” de Peter Jackson. Y la segunda división del relato que procesa más acción en cuanto a su discurso narrativo comprendiendo las escenas que engloban los enfrentamientos con el antagonista de Ant-Man, Darren Cross al que da vida correctamente el actor Corey Stoll (House of Cards, Midnight in Paris, Non-Stop). Los personajes de Hank, Hope y Scott Lang son los pilares interpretativos en los que se sustenta esta obra fílmica, ocupando el mayor tiempo en pantalla y compartiendo protagonismo. Se compenetran bien y como consecuencia el resultado positivo queda plasmado gracias a una eficiente dirección artística y una trama que se desarrolla a un ritmo adecuado.
Evangeline Lilly en "Ant-Man"
Evangeline Lilly como Hope Van Dyne

En cuanto a su elenco de actores secundarios, a destacar a Michael Peña (Corazones de Acero) que participa en momentos especialmente divertidos del título y Bobby Cannavale (Blue Jasmine) que supone un segundo a bordo de lujo dada su facilidad camaleónica en mostrar su lado artístico con tonalidades más cómicas y sus matices más serias, en definitiva un actor todoterreno. Sin embargo, la actriz que parece estar encasillada como eterna secundaria es Judy Greer, pero a la que no le falta trabajo en superproducciones como Jurassic World, aquí como ex-mujer del nuevo Ant-Man pasa totalmente desapercibida.

Ant-Man es una experiencia excitante y enormemente estimulante que contiene acción, diversión, mucha espectacularidad visual, que estando apoyada con la técnica tridimensional nos sume en las profundidades de una historia épica, extraordinariamente interesante y definitivamente absorbente. El submundo visto a través de las lentes del pequeño héroe nos trae reminiscencias a aquel pequeño clásico de finales de los ochenta “Cariño, he encogido a los niños” ofreciéndonos unas magníficos fotogramas bajo la mirada del director de fotografía Russell Carpenter que nos regala unas imágenes explosivas y de las que impresionan bajo los efectos especiales comparables a los de “Guardianes de la Galaxia” (2014). Por cierto el casco del protagonista Ant-Man con el de Star Lord tiene una cierta similitud estética.

Alimenta el alma friki con sus divertidas y numerosas alusiones a otros superhéroes marvelitas, sin dejar su particular huella de lado, el típico humor habitual a base de chistes y chascarrillos varios también está presente en la cinta consiguiendo hacer las delicias de los fans del género.

La soundtrack original del film que corre a cargo del compositor canadiense ganador de un Emmy Christophe Beck (Serie Buffy Cazavampiros, Terminator Génesis) es magnética, electrizante y está en consonancia con cada episodio que se origina en este nuevo lanzamiento marvelita.

Traje final de "Ant-Man"
El traje de Ant-Man en todo su esplendor... o casi.

Respecto a las conexiones directas con “Los Vengadores” se producen a través de... ¡ATENCIÓN SPOILER MARCA/SUBRAYA CON EL CURSOR PARA LEER! de Halcón (Anthony Mackie) en plena búsqueda de Ant-Man de un artefacto muy valioso que se encuentra en las instalaciones de “Los Vengadores” y que le es necesario confiscar para llevar a cabo la misión encomendada por su mentor Hank Pym. También aparecen personajes relevantes de las otros títulos marvelitas, ¡SPOILER! así podremos ver al padre de Tony Stark o la agente Peggy Carter, alusiones a la maléfica corporación HYDRA y a la agencia S.H.I.E.L.D.. FIN SPOILER. Y en las dos escenas post-créditos que vienen de regalo tras haber disfrutado de esta entretenida aventura de cine que son muy importantes visionarlas ya que nos revelan datos muy interesantes de lo que está por venir en las siguientes películas, SPOILER en la primera veremos un traje parecido al de la mujer de Hank Pink alias “La Avispa” y en la segunda tenemos como protagonistas a Steve Rogers Aka Capitán América y Sam Wilson (Halcón) donde se ve que han encontrado y encerrado en un almacén a Bucky Barnes (El soldado de Invierno) y piensan ocultárselo y tener al margen a Tony Stark de sus futuros planes.FIN SPOILER. Por supuesto no podía faltar ese sorprendente y siempre gracioso cameo del gran Stan Lee con una aparición fugaz pero que se graba fácilmente en nuestras retinas y que se produce a lo largo de la película. ¡SPOILER!. Aparece en una escena en la que interpreta a un camarero en la que se hace referencia al personaje de Spiderman. FIN SPOILER.

Como conclusión, ANT-MAN mantiene el tipo y alcanza el nivel de las otras producciones basadas en los cómics de la casa Marvel, aunque personalmente me gusten más las dos películas de Los Vengadores o Guardianes de la Galaxia, es ya cuestión de gustos. Esta cinta enlaza directamente con la nueva entrega de la saga Capitán América, Capitán América: Civil War, pero antes llegará en agosto a nuestras pantallas el reboot “Cuatro Fantásticos”.




Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

4 comentarios:

LUGHT ALACANT dijo...

muchas gracias Cristina, buenas palabras..
Estaba deseando que llegara para ir a verla al cine.
En cuanto la vea comento que me ha parecido...

NGmotion dijo...

Jaja buena la forma de proteger el spoiler.

José Antonio Ramírez Benítez dijo...

Perfecta en tus comentarios Cristina, parece bastante interesante, aunque no voy a ir a verla al cine. Esperaré a que la den en la tele, no es muy de mi agrado ni es mi estilo de película. Enhorabuena por tu crítica.

Marilou dijo...

Una reseña muy interesante, Critina. Gracias por avisar que habia spoilers :-)! Lei muchas cosas positivas sobre esta pelicula, habrá que verla. Además me gusta mucho Corey Stoll, es un plus para verla.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *