NOTICIAS

1 de febrero de 2020

Locke & Key: Crítica sin spoilers de la primera temporada


2009 fue un buen año para mí. La crisis todavía no me había afectado y mis visitas a mi tienda de cómics favorita eran bastante habituales. En una de ellas, y ansioso por descubrir nuevas joyas, me dejé convencer por mi librero para leer un cómic titulado Locke & Key. Este venía firmado por Joe Hill, un nombre que me sonaba por ser el autor del libro “El Traje del Muerto”, pero del que no tenía más referencias. Sinceramente, una de las razones por las que me lo llevé a casa, además de porque mi librero solía acertar con sus recomendaciones, fue por el hecho de que apareciera la palabra Lovecraft en la portada, y siendo un fan del Solitario de Providence, me dejé seducir.

Eso fue agosto o septiembre de 2009 y tras leer el primer capítulo del tomo en el que Panini recopilaba los primeros números de la colección, tengo que admitir que me quede enganchado a la historia.

Para mí, Locke & Key fue una estupenda sorpresa y es una de esas colecciones que me gusta releer todos los años y de la cual no me canso nunca. Por ese motivo, cuando se hicieron públicos los anuncios de una posible adaptación, me puse en alerta con miedo a lo que pudieran hacer.

Desde entonces, ha llovido mucho. Hubo un piloto que fue rechazado y cuyo tráiler aun me fascina, un anuncio de película y tras muchas idas y venidas, la confirmación de que Netflix estrenaría Locke & Key en su plataforma, algo que tendrá lugar el 7 de febrero de este 2020.

Como parte de este medio especializado, ya he tenido la oportunidad de ver la primera temporada de Locke & Key al completo, y aunque no me prodigo demasiado últimamente en materia de series, mi vinculación personal con la obra de Joe Hill (que seguro que a estas alturas ya sabéis que es hijo de Stephen King) y Gabriel Rodríguez me obliga a hablar de esta esperada adaptación.

¿Qué nos cuentan en la primera temporada de Locke & Key?


La versión de Netflix (producida entre otros, por el director de las nuevas pelis de IT, Andy Muschietti), nos cuenta básicamente lo mismo que el cómic, pero con pequeñas diferencias: La familia Locke ha sufrido un traumático suceso en la que ha estado involucrado un alumno del patriarca familiar y que le ha costado la vida a este.

Tras eso, la viuda Locke, y sus tres hijos, se mudan a la casa familiar de su esposo, un lugar asombroso en el que, poco a poco, descubrirán secretos de la vida anterior del Sr. Locke.

Los jóvenes Locke se erigen como guardianes de las Llaves de Key House (Locke and Key)
Los jóvenes Locke se erigen como guardianes de las Llaves de Key House

Así pues, la mayoría de la acción de Locke & Key transcurre en la llamada Casa de las Llaves, un lugar que nos recuerda a las viejas casas victorianas que hemos visto en tantas historias de terror y en la que lo sobrenatural llega de la mano de una serie de llaves mágicas que son el principal leit motive de la historia.

Sinceramente, siento no contar más detalles, pero creo que descubrir cada elemento de la serie forma parte del encanto del show, y si bien hay que decir que la serie me parece excesivamente enfocada a los conocedores de la obra original, estoy seguro de que cualquier aficionado a la fantasía y a las historias de fantasmas pillará todas dinámicas del show.

¿Es Locke & Key una buena adaptación del cómic?


Responder a esta pregunta no es fácil. Es algo que depende mucho de los gustos personales de cada uno, y como entenderás, al tener un vínculo tan especial como el que tengo con la obra original, criticar la serie de tv de Locke and Key de forma más o menos objetiva (como si eso fuera posible en una crítica jajaja) no es nada fácil.

Pese a todo, y como siempre, me voy a mojar y te voy a contar mis impresiones empezando por responder a la pregunta de ahí arriba: Si, el Locke & Key de Netflix es una buena adaptación del cómic.

Si no lo fuera, no me habría bebido los diez primeros episodios al ritmo que lo he hecho, pero también tengo que puntualizar que, si bien es una buena adaptación, sus cambios, necesarios o no, no hacen de ella una adaptación fiel, y te explico por qué.

Cualquier lector habitual de cómics que ha visto adaptaciones para cine o televisión, comprenderá a estas alturas que hacer una adaptación 100% fiel a una obra no es sinónimo de éxito.

Cierto es que hay gente que prefiere ver dos veces la misma historia en formatos diferentes, pero personalmente, yo prefiero disfrutar de productos diferentes cuya base común sea respetuosa con los autores, y porque no, con los lectores y espectadores. En este sentido, la adaptación de Locke & Key cumple y lo hace, además, ofreciéndonos sorpresas y novedades.

Bode es, sin lugar a dudas, el mejor personaje de la serie de Locke & Key
Bode es, sin lugar a dudas, el mejor personaje de la serie
Si bien es cierto que cuando empiezas a ver la serie te sorprenden cambios tan extraños como el de cambiar el nombre de la ciudad de Lovecraft a Mattheson, rebautizar a ciertos personajes, añadir nuevos o alterar los roles de los que conocemos de los cómics, la esencia de la obra de Joe Hill sigue ahí: tenemos una familia destrozada, una casa mágica y una trama con un ser maligno que busca hacerse con las llaves que hay en la casa de la familia Locke.

Entonces ¿por qué digo que no es fiel? Pues principalmente, porque falta muchísimo contenido en esta primera temporada. Aunque la he disfrutado mucho y he visto magistralmente adaptados muchos elementos del cómic, en mi opinión, estos primeros diez episodios, además de terminar con una explicación un tanto forzada, parecen haber sido víctimas de algún tipo de recorte o contratiempo que han hecho que el producto parezca inacabado o acabado apresuradamente. Eso, junto a una reducción del aspecto terrorífico, es algo que estoy seguro que le pasará factura al show.

Sin revelar demasiado, y solo viendo el tráiler, los fans del cómic verán que el avance de la primera temporada muestra elementos que se deberían desarrollar a lo largo de varias temporadas, sin embargo, en solo diez episodios han concentrado la trama de casi toda la obra original, dando esa sensación de prisas (sobre todo en los últimos dos episodios) que comento. Esto, sinceramente, ni es fácil de conseguir, ni ha sido una buena idea ya que deja en el aire muchas incógnitas que, si bien, no son determinantes, dejará con dudas a quienes no hayan leído los cómics. ¿A qué me refiero? Pues a que en ningún momento se cuenta el origen del villano, la razón por la que está en Mattheson / Lovecraft, ni cual es el origen de las llaves, algo que, en mi opinión, es primordial para desarrollar y adaptar por completo toda la mitología mágica que Joe Hill desarrolló en el cómic original.

Pese a todo, y esperando que haya una segunda temporada que ofrezca más material, no puedo condenar esta nueva serie de Netflix. Estoy seguro que, por sus arriesgados cambios (y no me refiero a decisiones lógicas como cambiar el aspecto de los afectados por la “Headkey o eliminar ciertos pasajes demasiado escabrosos), dividirá a los aficionados, algo que sinceramente se podría haber evitado fácilmente.

En fin, espero que la disfrutes (¡no te pierdas los simpáticos cameos de famosos!) y que, tras verla, te pases por aquí para comentarla con el equipo de De Fan a Fan.


No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *