NOTICIAS

17 de octubre de 2019

Crítica de Zombieland: Mata y Remata

Crítica de Zombieland 2: Mata y Remata

Bienvenidos de nuevo a Zombieland. Una nueva clase de supervivencia en un mundo postapocalíptico plagado de muertos vivientes, con el mismo equipo tras las cámaras, y los mismos actores, incorporando algunos nuevos.

Desde luego, si algo es Zombieland: Mata y Remata, no es precisamente una película de zombis al uso, es decir, no va en la línea de lo que los puristas de George A. Romero pueden esperar. Más bien se aparta un poco de esto, pero es ahí donde reside el encanto de los géneros, que uno puede jugar con ellos, moldearlos y buscar entre sus elementos a ver qué cosillas pueden incorporar. Precisamente lo que hizo atractiva la primera entrega de Zombieland fue el hecho de que era de las primeras películas que se atrevían a reírse de la cultura friki y del mainstream sin ningún tipo de pudor. También estaba el hecho de que los muertos solo eran una excusa, al igual que lo son realmente en todas las películas, porque si nos fijamos bien este género lo que realmente abarca son las relaciones personales, en cómo personas desconocidas dejan al margen sus idiosincrasias para poder sobrevivir.

Ahora bien, el punto original que aporta Zombieland, es cómo juegan con diferentes géneros. Y esto se ve claramente en la nueva entrega. Ya que encontramos comedia de enredo, comedia romántica, escenas gore un poco digitalizadas y este es mi único pero al asunto, ya que me gusta la sangre bien hecha y que haya algo más de crudeza, pero esto no es óbice para que la cinta siga cumpliendo con las expectativas.

Luke Wilson y Thomas Middleditch en Zombieland: Mata y Remata
Luke Wilson y Thomas Middleditch son otros dos supervivientes en Zombieland

¿Podríamos hablar de una película de zombis mainstream en comparación a obras como Amanecer de los Muertos? Posiblemente, porque aunque Zombieland: Mata y Remata tiene como ya digo, sesos esparcidos y alguna víscera más, lo que está claro es que el tono de la misma difiere mucho de un Resident Evil donde todo es oscuridad y asfixia.

Aquí, lo que hay es macarrismo y gamberrismo en altas dosis, añadiendo a la ecuación compuesta por Tallahasee (Woody Harrelson), Wichita (Emma Stone), Columbus (Jesse Eisenberg) y Little Rock (Abigail Breslin) un nuevo elemento, Madison (Zoey Deutch), quizás el personaje que roba encanto y protagonismo al equipo principal, convirtiendo todavía más si cabe esta experiencia en algo menos coral que su predecesora. Madison es lo que le da el toque de comedia de enredo, un personaje disruptor en la tranquila rutina de los caracteres principales, haciendo emerger con ella también la tensión entre dos de los protagonistas, enlazando así con la comedia romántica, todo ello con un humor muy negro.

Woody Harrelson y Rosario Dawson en Zombieland: Mata y Remata
La presencia de Rosario Dawson en Zombieland: Mata y Remata
hace que suba el número de féminas letales del film

Sin duda, la principal virtud que remarca Zombieland: Mata y Remata es precisamente esa evolución del elenco, siguiendo con la estela planteada en la anterior entrega de cómo personas desconocidas forman lazos familiares a pesar de sus particularidades; al mismo tiempo que matan y rematan zombis recorriendo Estados Unidos, viviendo libres, y ante todo, juntos.

Divertida, desenfadada, surrealista. Cualquiera de estos adjetivos sirve para describir lo que el público encontrará en esta cinta. Los fans ya lo saben de sobra, pero para aquellos que sean nuevos, conviene decirlo: dejaros llevar y lo pasaréis en grande.

No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *