NOTICIAS

18 de enero de 2019

Glass: Crítica del cierre de una trilogía muy especial

Glass: Crítica del cierre de una trilogía muy especial

Quince años atrás, M. Night Shyamalan planteó en su película El Protegido la posibilidad de que existiesen seres humanos con capacidades especiales o dones que les diesen una serie de ventajas físicas respecto del resto de las personas. Todo ello a raíz y como metáfora de la mitología superheróica.

Lo que empezó siendo una clase magistral acerca de qué son los cómics, en qué consisten, qué reflejan las viñetas y cómo han ido evolucionando, siguió varios años después con Múltiple en la creación de un personaje magnífico y que seguramente pase a la historia del género. Kevin Wendell Crumb, un joven con un trastorno disociativo de la personalidad que le hace albergar en su mente y cuerpo veinticuatro personalidades diferentes, todas pugnando por el control, aunque hay una de ellas que se impone sobre las demás, la Bestia. En la misma cinta de Múltiple descubrimos que David Dunn, el Protegido (Bruce Willis) se entera de la existencia de la Bestia y se dispone a perseguirlo, con Don Cristal (Samuel L Jackson) como telonero de fondo.

Héroes y villanos en Glass
Héroes y villanos en terapia XD


Y por fin llegamos a Glass, el capítulo final de esta trilogía especial, pues hay que dejar clara una cuestión para que nadie se lleve a engaño. GLASS NO ES UNA PELÍCULA DE SUPERHÉROES. Por lo tanto, si hay alguien que esté pensando en que va a encontrarse con un espectáculo visual estilo Marvel o DC que se olvide y mejor vaya a ver otra cosa, porque no es lo que va a encontrar aquí.

Para empezar, Glass es la culminación de un relato empezado hace tiempo, así que sí, es necesario haber visto o revisionar el Protegido y Múltiple para poder comprenderla. Y segunda cuestión no menos importante, Glass es un thriller, igual que las cintas precedentes. Otra cosa es que esta trilogía construya un relato que es una metáfora superheróica, pero simplemente es eso, una metáfora. Perfectamente escrita y organizada de tal modo que aquí todo cobra un sentido. Y además, no hay un protagonista definido, es una cinta coral en la que todos los personajes tienen su hueco, y en esto Shyamalan da una clase magistral de cómo poder realizar una cinta repleta de personajes importantes, igual que hicieron los hermanos Russo con Avenger: Infinity War. 

Anya Taylor-Joy en Glass
Anya Taylor-Joy repite el papel que interpretó en Múltiple junto a otros dos personajes femeninos muy importantes


En definitiva, y poco más voy a decir porque es una película que merece que sus secretos sean guardados, Glass es un thriller psicológico puro y duro, potente, intenso, una cinta que quiere ser masticada despacio, degustada, paladeada y así llegar bien a su impactante y revelador clímax. Bajo mi punto de vista es de las mejores películas que veremos este año y sin duda supone uno de los mejores ejercicios filosóficos acerca del dolor, el sufrimiento y la fe en uno mismo que he visto nunca. No os la perdáis.

No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *