NOTICIAS

14 de noviembre de 2018

Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald [CRÍTICA]

Crítica de Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald

¿Quién cambiará el futuro? Esta es la pregunta que se lee en todos los carteles "Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald", y sin duda, es muy acertada, porque si algo queda claro tras ver esta película es que parece que lo sabemos todo sobre el universo Harry Potter, pero en el fondo, no sabemos nada aún. Y esa es la mayor virtud de lo que está haciendo JK Rowling con esta nueva aproximación a su Wizarding World. Porque está claramente construyendo algo; los fans podemos vislumbrar algunos retazos, podemos imaginar cuál va a ser el final de estas cinco entregas, sí, parece que hay que repetirlo; al principio iban a ser tres cintas pero parece que la escritora tiene una historia más larga y por supuesto más cosas que contar, y van a ser cinco películas. Así que si alguien se espera que aquí se resuelva algo que se quite esa idea de la cabeza, porque esta nueva aventura nos plantea nuevos enigmas y nos da unas cuantas sorpresas.

Lamento ser así de enigmático pero es mejor, porque yo he llegado a esta película sin haber visto ningún tráiler, sin saber prácticamente nada de ella, y la experiencia ha sido estupenda, sobre todo por el hecho de ir al cine y sorprenderme de nuevo sin tener nada de información previa, ni de críticas ni opiniones ajenas. Y es que si en la anterior entrega nos presentaba un nuevo universo dentro del que ya conocemos, aquí este se amplía y no hay un protagonista claro, lo cual es una gran ventaja, porque así todos los personajes tienen su papel e importancia.

Por supuesto que Newt Scamander y sus criaturas maravillosas tienen su gran peso en el film, pero es que quien brilla en esta función es el villano, Grindelwald, un gran Johnny Depp que ha correspondido bastante bien la confianza mostrada por Rowling en él, un papel en el que se jugaba bastante porque su carrera en los últimos años ha dejado bastante que desear y su trayectoria personal ha sufrido más de un revés. Pues aquí puede claramente reconciliarse con todos aquellos que aseguraban que estaba acabado, y es que, el cine nos da un nuevo villano bien construido y que nos deparará más de un rato de angustia.

Johnny Depp en  Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald

Sin duda, con esta "Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald", el universo mágico ha madurado. No solo porque los personajes sean adultos, sino porque el contenido de la narración nos sumerge en una buena metáfora sobre el Siglo XX, marcado por los totalitarismos y el derramamiento de sangre. Y este es quizás el asunto más espinoso porque esto supone cambiar el estilo, algo de lo que muchos fans se quejaron con la anterior entrega. Pues aquí ya vaticino, y espero equivocarme, pero habrá una amplia división de opiniones, seguramente muchas negativas. No puedo decir ahora de forma clara por qué estoy convencido de esto, pero la valentía de su creadora a la hora de romper algunos mitos puede suponer que muchos reaccionen de la misma forma airada con la que han despreciado a los Últimos Jedi de Rian Johnson. Y esto, a nivel personal, me llena de satisfacción, pues significa que hay una autora valiente que apuesta por no contar siempre lo mismos y por mostrarnos siempre nueva magia. No es que "Animales Fantásticos: Los Crímenes de Grindelwald" sea la película perfecta, de hecho, hay algunas cosillas discutibles a nivel de guión, pero no son fallos que supongan una rémora a nivel narrativo. En fin, solo me queda decir un par de cosas:

1º Todos aquellos que no hayáis tenido contacto nunca ni con los libros ni con las películas, por favor, revisad al menos las cintas porque no se puede estar explicando todo cientos de veces. Esta cinta forma parte de una saga en la que ya se consideran sabidas unas cuantas cosas.

2º Disfrutadla, pasadlo bien y a los aguafiestas simplemente decidles: ¡RIDDIKULUS!

2 comentarios:

Maestro Roshi Franco Romano dijo...

Por fin una película y crítica sin fanatismo cerrado ( que no quieren nada nuevo) y que la ve como una pieza en el tablero.
Un saludo desde Argentina.

dobby dijo...

Bueno, yo me considero un PotterHead, de los de la old school, a nivel "total" es una película que no ha destacado, pero si le preguntas a aquellos que se han tragado los libros, que tienen casi ganas de llorar cuando empieza la bso, es una película que les ha encantado... ¿Mi opinión? Una de las más flojas siendo neutro.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *