NOTICIAS

15 de agosto de 2018

El fandom se vuelve vírico ¿Hay esperanza?

Superman parando a Batman para que no mate a un hater

En estas semanas pasadas, varios medios como Sensacine o Cinemascomics se han hecho eco de unas noticias relacionadas con directores como Chris Mcquarrie y James Mangold (por no hablar de casos más recientes como el de Ruby Rose). Ambos tienen algo en común: su reticencia a hacer películas de grandes franquicias. En concreto, el segundo se supone que es el director escogido para hacer la película de Boba Fett del universo Star Wars. ¿Se estará replanteando la cuestión? El tiempo lo dirá, pero desde luego, ambos han realizado comentarios en Instagram y en otras redes sociales, y coinciden en cuanto a opinión: Si no se pone un freno al fandom, al haterismo, a los trolls y a todos los que no hacen más que crear polémicas y destruir e insultar a los creadores, se corre el peligro de que las agendas de los estudios y las películas que se hagan, sean decididas por esta panda de energúmenos.

En De Fan a Fan ya sabéis que comentamos casi todo tipo de cuestiones, y que cuando hemos tenido que dar alguna opinión o parecer sobre algo, siempre relacionado con el mainstream, lo hemos dicho, sin importar las reacciones de terceros. Personalmente, llevo trabajando en este medio ya casi siete años, y presumo orgulloso de hacerlo porque siempre he tenido libertad para comentar y para tratar los temas que he estimado oportuno. Y este asunto del que hablo ahora no es para menos, porque ya lo hemos mencionado en otras tantas ocasiones, a lo mejor un poco de pasada, pero sí que lo hemos comentado, especialmente cuando alguno de los que trabajamos en este medio hemos sido el objetivo de estos personajes. A decir verdad, llevo en esto de la crítica el mismo periodo de tiempo, no solo colaborando aquí sino en otros sitios, y en ese tiempo me he topado con numerosos “opinadores baratos” y con haters que no admiten los criterios discrepantes.

¿Cuál es el mejor consejo que puedo dar respecto a esta cuestión? Pues el de mantenerse firmes. Queridos amigos de Lucasfilm, de Marvel, de DC, es decir Warner Disney etc. lo mejor que podéis hacer es no dejaros amedrentar, ser valientes y honestos, manteneros fieles a unos principios y a una forma de hacer las cosas. Personalmente, me encantaría que Mcquarrie dirigiera una cinta de Star Wars. Ya ha demostrado con Mision Imposible y con Jack Reacher que es un gran director; Mangold lo mismo con Logan, aunque luego cada uno tengamos nuestras particulares opiniones al respecto. Pero si son personas capaces de darle a su obra una huella personal, algo de autoría, bienvenida sea, porque eso es lo que necesitan los blockbuster, eso es lo que necesita el Cine de nuevo para poder llenar las salas como antaño y huir de la percepción de que ahora no son más que imágenes con efectos especiales.

Rian Johnson dirigiendo a Carrie Fisher en Star Wars: Los Últimos Jedi

Los fans son simplemente eso, público aficionado. Y los hay mejores, pero también los hay peores. Desde luego, los que amenazan de muerte a Rian Johnson y su familia se merecen que caiga sobre ellos todo el peso de la ley, porque esos no son fans, simplemente son personas cuyas vidas están absolutamente vacías y carentes de sentido. Un buen Fan es aquél que hace una valoración constructiva de las cosas, que es capaz de decir lo que le gusta y lo que no le gusta, siempre respetando al autor y su criterio. ¿Qué a veces nos puede la emoción y decimos cosas un poco subidas de tono? Por supuesto, a mí me ha sucedido en muchas ocasiones, pero la experiencia de estos años dedicándome a esto, lo que me ha enseñado precisamente, es a controlar dichas emociones y poder dar un juicio lo más imparcial posible. Y no soy especialmente amigo de la polémica, no me gusta caer en la frivolidad ni en el sensacionalismo, pero seguramente lo que voy a decir provoque algunas ampollas.

Los que SOLAMENTE ven películas de videojuegos, superhéroes etc. estos no tienen ni idea de cine. Me explico. Para ser un buen Fan, hace falta tener un Criterio. Y el criterio solo se forma viendo de todo, es decir, desde lo más comercial a lo más autoral o independiente. Porque solo conociendo a otros escritores, otras visiones y formas de pensar y concebir las cosas se puede formar una percepción que nos ayude a distinguir. Y ahí entramos ya en lo subjetivo.

Con esto no estoy diciendo que a todos nos tenga que gustar lo mismo, eso es imposible y además sería muy aburrido. Hablo de algo mucho más importante que eso, y es de la capacidad de pensar y argumentar de forma racional. Porque uno puede decir que las nuevas de Star Wars son reboots…¿pero por qué lo son? ¿Y qué tiene de malo el color del sable láser de Luke? Menciono esto del sable láser porque en su momento fue una supuesta polémica creada en las redes.

¿Y por qué no se puede hacer una película de Han solo y sí de Obi Wan Kenobi? Los estudios harán lo que estimen oportuno hacer. Lo peor de todo es que no se dan cuenta de lo que han conseguido con sus insultos y sus estupideces, y es la posible cancelación del universo extendido de A Star War story, una gran oportunidad para hacer aventuras distintas y que expandiesen un poco los personajes y tramas que ya conocemos. En vez de alegrarnos por tener la oportunidad de ver las películas, en vez de dar gracias por poder ir al cine, que hay mucha gente en otros países que solo puede pensar en si al día siguiente tendrá comida para llevarse a la boca, en vez de preocuparnos por solucionar los numerosos problemas que atravesamos como sociedad, que son mucho más graves que si Han Solo consigue su nombre de esta u otra manera…lo que hacemos es convertir una simple película en una cuestión de vida o muerte.

La versión joven Han Solo no está muy satisfecha con la taquilla y las criticas de los fans.

Efectivamente, lo va a acabar siendo, pero en el peor de los sentidos, porque con esta nueva dictadura de la opinión obligatoria, solo unos pocos miserables decidirán qué cosas podemos ver y cuáles no. Si escribo sobre esto es porque veo un panorama ante mí que me asusta bastante, y porque ya no solo como crítico, sino como aficionado, considero que estamos en riesgo de que una minoría bastarda imponga su voluntad al resto y nos condenen al ostracismo.

He mencionado mucho Star Wars, pero también está el caso DC. ¿Qué ha pasado? Bueno, pues es el ejemplo gráfico de lo que no hay que hacer. Warner se ha bajado los pantalones ante los cretinos que insultaban a Zack Snyder y se han pegado un tiro en el pie con Justice League, literalmente. En su momento hablamos bien de la película aquí, pero no por ello vamos a negar la realidad: han defenestrado un proyecto innovador porque unos cuantos majaderos han dicho que las películas de superhéroes no se pueden hacer de esa manera.

A estos ya les respondí en su día, ahora lo vuelvo a hacer. La mejor película superheroica que se ha hecho en los últimos cinco o siete años es Batman V Superman. Sí, para mí lo es. ¿Esto me hace ser alguien inferior? No, es lo que me dice mi criterio forjado a lo largo de más de veinte años viendo cine y leyendo mucho, no solo libros, también cómics. No voy a esgrimir aquí las razones por las que es la mejor cinta, esto no es más que una respuesta ante unos dictadores que se piensan que están en posesión de la verdad. Esperemos que DC ahora replantee su estrategia y vuelva a encauzarse en el camino original que llevaban. Polémico, para algunos puede serlo, para mí, es diferente, tiene huella, marca personal, y eso lo valoro por encima de todo.

No voy a negar que el Fandom ha sido muy beneficioso para los estudios a lo largo de muchos años, porque todas estas broncas no son nada nuevo, lo que ocurre ahora es que tienen más viralidad gracias a internet. Siempre ha habido discusiones, que si Marvel o Dc, que si Star Wars o Star Trek, que si El Padrino 3 es mala (muchos de los que dicen no la han visto, eso seguro), que si unos entienden Matrix y otros no….pero el caso es que siempre han dado beneficios en forma de gente en las salas y en publicidad para las películas.

Lo que pasa es que ahora, con el déficiti educativo que hay a nivel global, el fandom se ha transformado en una corriente autoritaria que puede acabar destruyendo la industria. Y muchos me llamarán exagerado, bueno, sigamos por este camino, que no vuelve a haber un blockbuster en la vida, y si no, tiempo al tiempo.

Creo que estamos en un buen momento para reflexionar, para acudir a la calma, a la serenidad, pero sobre todo, una llamada al estudio y al conocimiento, que no por tener todo a un clic vamos a ser más inteligentes. Una sociedad de analfabetos funcionales solo puede generar una cultura pobre y deficiente.

2 comentarios:

Ana Laura dijo...

Excelente. Coincido contigo en todo. Es absolutamente indignante la forma en que se atacan algunos proyectos o películas, llegando a los extremos de insultar o amenazar personalmente a creadores o intérpretes.

Me acuerdo de los insultos irrepetibles que recibieron las protagonistas de la remake de Ghostbusters y se me eriza la piel (porque ahí además hay un tema de género que da para otras consideraciones). Se podrá discutir si fue una buena o mala película, si gustó más o menos... pero esas agresiones, solo puede venir de gente que está muuuuy mal. Yo si fuera actriz (y pudiera elegir, muchas no pueden) dudaría de participar en un proyecto así.

Y perdón, creo que me fui por las ramas. :)

José Joaquín G.H dijo...

Ana Laura: Es un placer tenerte por aquí. La cosa se está saliendo de madre. Como dices, una cosa es manifestar que algo no te gusta y otra acosar e intentar influir para imponer preferencias. Ojalá la cosa vaya cambiando. Abrazos.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *