NOTICIAS

23 de marzo de 2018

Ready Player One: Una lección de espectáculo [CRÍTICA]

Trozo del cartel de la película Ready Player One

Steven Spielberg vuelve al género que inauguró él mismo junto a George Lucas en los años 80 gracias a películas como Los Goonies o Regreso al Futuro. Lo hace con la adaptación de “Ready Player One” una novela que ha vendido numerosos ejemplares y a la que se conoce como “el best- seller silencioso”, lo cual hasta cierto punto es verdad, ya que no sueles encontrarte con gente que presuma de haberla leído.

Ernest Cline, el autor de la historia, vendió los derechos a Warner antes casi de que se publicara su obra, y no fue difícil encontrar un director para trasladarla a la pantalla grande. Pues Spielberg aquí, como digo en el título de esta crítica, que va a ser quizás la más breve que voy a escribir nunca, nos da una lección de cómo se hace un buen blockbuster, de esos que no requieren ninguna profundidad, solo el entretenimiento puro y duro, hacer que queramos volver a verla simplemente por pasarlo bien. Vamos, lo que ha sido siempre el cine, algo que ahora parece estar reñido con la confusión de criterios que abarca no solo a la crítica, también al público.

Escena de Ready Player One con el actor Tye Sheridan
El actor Tye Sheridan es Wade Watts en Ready Player One
“Ready Player One” puede ser la película homenaje definitiva hacia la cultura pop de los 80, de la que algunos ya empezamos a estar un pelín cansados. ¿Lo siguiente será homenajear a los 90? En fin, el relato nos sumerge en un futuro casi apocalíptico donde las guerras y la basura han hecho estragos en un planeta casi moribundo, pero esto es también por el aburrimiento, por la decadencia y la pérdida de los valores fundamentales. En ese futuro, existe una realidad paralela, de tipo virtual, llamada OASIS; esa en la que se sumerge nuestro protagonista Wade Watts (Tye Sheridan). 


El creador de ese inmenso videojuego o vida paralela, James Hallyday (Marc Rylance) deja escondido un premio, el cual solo puede obtenerse tras la superación de una serie de pruebas. Y hasta aquí diré sobre la trama y sobre la película, porque este film es bastante susceptible de spoilers y su principal atractivo reside en que los espectadores descubramos por nosotros mismos todas las sorpresas, guiños y homenajes que contiene. Eso sí, solo diré que echo de menos alguno de los homenajes que hay en el libro, que son bastante más icónicos que algunos de los que rinden en la pantalla. Personalmente, a este nivel esperaba más del propio director.

El Delorean de Regreso al Futuro en Ready Player One
El Delorean de Regreso al Futuro es uno de los muchos elementos de nostalgia que incluye Ready Player One


Pero por lo demás, “Ready Player One” es un producto que se deja ver bien. Tiene todos los ingredientes para arrasar, pues se aleja de los superhéroes y nos devuelve la esperanza de que es posible hacer blockbusters con cierto toque de “originalidad”, y si, lo digo a sabiendas de que es una adaptación. En fin, ya sabéis, a verla a partir del 29 de marzo, fecha en la que “Ready Player One” se estrena en las salas de cines de España.

No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *