NOTICIAS

5 de enero de 2018

Los Últimos Jedi son poderosos en 4DX

Los Últimos Jedi son poderosos en 4DX

Kinepolis es la cadena de exhibición a nivel de innovación en Europa. Llevan muchos años a la vanguardia, desde hace ya más de veinte años, en lo que se refiere a hacer de la experiencia de ir al cine algo memorable. Fueron los primeros en instalar proyectores híbridos analógicos-digitales. Después, fueron pioneros en tener proyectores totalmente digitales y también en incorporar la famosa tecnología 3D tan promocionada por James Cameron en su película Avatar. Con el paso de los años, han ido incorporando nuevos avances como el Láser Ultra ( sus cines de Granada se componen básicamente de esta tecnología) después vino el 4K (muchos pudimos disfrutar de la última entrega del Hobbit con este formato, ya que Peter Jackson hizo su película con el mismo). Todas estas cosas tienen algo en común: lograr que el espectador viva con mayor intensidad las películas.

Y ahora, llega un nuevo modo de vivir el cine. Ya no se trata de mirar y escuchar. También se sienten, se huelen, se tocan casi. Su nombre es 4DX y está llamado a cambiar de forma drástica nuestra manera de percibir las películas. El pasado 27 de diciembre, tenía lugar la inauguración de la primera sala con este formato que tendremos en España. Y la apertura no podía ser de mejor forma: porque pude ver de nuevo Star Wars: Los Últimos Jedi. Y esta experiencia sin duda me ha hecho ver la cinta de otra manera, porque parece que no, pero a nivel sensorial te sientes inmerso en los acontecimientos de la pantalla.

El comienzo de la tarde fue estupendo porque además, un servidor pudo participar en el programa Madrid Directo de la cadena Telemadrid, donde una reportera preguntó a varios de los que asistíamos sobre lo que estábamos experimentando. Una sala de 160 butacas nuevas, reconstruida en 35 días, batiendo un récord sin duda. Motores debajo de los asientos que garantizan movimientos adelante, atrás y a los lados; reposapiés por los que sale aire, en los asientos hay pequeños chorros de vapor de agua; del techo sistemas que crean burbujas y nieve; de la pantalla emana humo que crea niebla y que reacciona también cuando en la película hay explosiones o impactos.



Un conjunto de sensaciones inventadas hace algunos años en Corea del Sur y que poco a poco se han ido implantando en cines de Europa, con buenos resultados. Kinepolis tiene un proyecto claro y es que los próximos blockbusters que lleguen de Hollywood puedan verse en esta sala. Para ello, los directores tendrán que empezar a hablar y tener en cuenta esta tecnología, pues para poder vivir esta experiencia, los efectos deben montarse en el proceso de postproducción de la película.

Nos hablaban también de que incluso podrían reestrenarse películas ya pasadas para revivirlas de otra manera. Pero hay un hándicap y es que esta experiencia no es apta para públicos con enfermedades cardíacas o con problemas físicos de movilidad. Tampoco se permite la entrada a niños que midan menos de 120 cm. Y los que vayan tienen que ir acompañados de adultos. El precio de la entrada para la sala será de 14 euros, y en este blog somos conscientes de que muy posiblemente no todos puedan permitirse ese desembolso. Aun así, recomendamos que al menos una vez se acuda a ver una película de esta forma porque es algo que debe vivirse, no se puede explicar bien con palabras.

Las butacas 4DX son una pasada
Las butacas 4DX son una pasada

Aprovechamos para traeros nuestra crítica de "Star Wars: Los Últimos Jedi"


Se ha estrenado hace varias semanas y hasta ahora no habíamos realizado una crítica oficial de Los Últimos Jedi. Tras disfrutarla tres veces, ha llegado el momento de expresar lo que me ha suscitado la película, y sobre todo, después de haberla vivido como lo hice ayer gracias al 4DX.

Mucho se habla de la película en estos días y no precisamente para bien. Hay un grupo de aburridos, de pobres almas que piden a gritos que esta nueva película sea expulsada del canon oficial de la saga. Otros, no contentos solo con eso, directamente cargan contra uno de los personajes nuevos, el de Rose Tico, interpretado por Kelly Marie Tran. Nada lejos de mi intención que darle a estos “ociosos aficionados” sus cinco minutos de fama, pero es que el nivel de miseria intelectual y moral comienza a alcanzar cotas preocupantes. ¿Por qué hay que quitar esta cinta del canon? ¿Porque abre caminos nuevos? ¿Porque nos da una visión diferente del mito de los Jedi? ¿Porque vemos a un Luke Skywalker traumatizado, destrozado a nivel espiritual? Seguramente muchos preferirían el camino más fácil, el del reboot realizado con el Despertar de la Fuerza y que tuviésemos una repetición de la trilogía clásica.

Rose y Finn Star Wars

Pues la nueva entrega de Star Wars supone un soplo de aire fresco, un impulso al relato que ya conocemos para viajar a nuevos lugares de esa galaxia muy lejana. “Es hora de que lo viejo, muera” sentencia Kylo Ren en el film; es la hora de la renovación, de darle un toque diferente a la historia, de abrir posibilidades nuevas. Rian Johnson ha dado un paso importante en ese sentido. Veremos qué hace JJ Abrams en el Episodio IX, porque los tributos al imperio y al Retorno del Jedi se han realizado ya en esta nueva entrega. Y es que los Últimos Jedi comienza donde se quedó la anterior, en ese momento en que parece que la Primera Orden va a eliminar a la Resistencia comandada por la General Leia Organa (Carrie Fisher) ; ese instante en el que Rey (Daisy Ridley) llega al misterioso planeta Ach´To y se encuentra con el Maestro Luke Skywalker (Mark Hamill nos da la mejor interpretación del personaje), que se ha desvinculado de la Fuerza y no puede volver a entrenar a ningún Jedi. Un momento clave en el relato que marcará un antes y un después, ya que Rian Johnson consigue por encima de todo, que los personajes evolucionen, tanto los clásicos como los nuevos, especialmente el villano Kylo Ren; pero también podemos comprobar como Poe Dameron (Oscar Isaac) poco a poco aprende que no todo consiste en ir con una nave a volar algo por los aires, como le recuerda Leia: “Héroes muertos, no Líderes”, y es que Poe tiene un papel importante reservado en la Resistencia. ¿Será el nuevo líder? Lo veremos.

Luke Skywalker en Los Últimos Jedi


¿Y cuál es el problema que tiene Rose Tico? Es una persona leal, idealista, honorable, que no duda en lanzarse a la batalla para salvar a sus amigos y a los que ama. ¿Realmente estas características son tan malas? Creo que de nuevo estamos ante los Ismos habituales y que todos ya sabemos cuáles son. Dos horas y media de batallas, y de giros argumentales sensacionales en los que Johnson recupera lo que hizo grande al Imperio Contraataca, precisamente esos cambios que logran que la película sea imprevisible y que cualquier cosa pueda pasar. Ojalá este creador combinara su talento con el de Dennis Villeneuve y juntos construyesen un buen futuro para esta saga, pues ambos directores nos han traído dos de las mejores películas de este año. ¿Hay momentos grandes en los Ultimos Jedi? Pues especialmente diría que uno en concreto, un diálogo con un personaje muy querido por todos, que nos recuerda cuál es la esencia de un Jedi, y que también nos sirve para nuestra vida diaria: Mantener nuestra concentración en el ahora, en el presente, sin otear demasiado el horizonte y transmitir lo que aprendemos, todo, incluido el fracaso, porque este es el mejor profesor de todos. Sinceramente, no veo nada de malo en este mensaje. Pero estamos en un mundo en el que cada vez hay menos personas acostumbradas a que le cuenten historias, y eso supondrá un detrimento en la calidad del arte, no solo en el cine, en literatura, en comic, en las series de tv, en música etc.

Personalmente me quedo con la experiencia de la magnífica tarde pasada en la sala 4DX de Kinepolis. En cómo el movimiento del asiento me hacía sentirme inmerso en la nave de Poe Dameron, en cómo viajaba dentro del Halcón con Chewie a los mandos mientras los cazas de la Primera Orden nos perseguían. En cómo cerré los ojos junto a Rey y simplemente respiré, respiré hondo y percibí el agua, el viento, el calor, y entre medias de todo eso…un equilibrio…la Fuerza más poderosa que nunca. Todo ello gracias a las 4DX de Kinepolis, deseando que llegue la siguiente aventura de Star Wars para disfrutarla de la misma forma.

2 comentarios:

Cid dijo...

Es una pelicula bastante mediocre muy inferior al Imperio Contraataca y Retorno del Jedi con las que se compara por sus similitudes. Con los medios del año 80 la batalla de Hoth le da mil vueltas a la batalla de Krait, asi como los dialogos y las situaciones.

Se pasa del "Hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes" al "El fracaso es el mejor maestro" lo cual es una contradicción.

Los personajes no evolucionan nada: Kylo Ren sigue siendo igual de malo y Rey igual de buena que al comienzo. Poe Dameron no evoluciona, sino que se entera de las cosas tarde y mal. Y que decir de Luke... Obi Wan creó a Darth Vader y no por ello renegó de los Jedi ni rechazó ayudar a Leia y entrenar a Luke... y que Luke solo cambia de actitud después de ver el holograma de R2D2 queda muy forzado. Y a Snoke mas poderoso que Palpatine nos lo fundimos a mitad para ni tener que explicar quien es.

Ah, y el vuelo de Leia muy mal pensado y ejecutado.

José Joaquín G.H dijo...

Cid: Gracias por tu extenso comentario. Intentaré que Ramiro te de la réplica por aquí. Personalmente no te puedo decir nada ya que por cuestiones personales no he podido ver la cinta. Solo puedo decir que la anterior me parece abominable y que los personajes nuevos me parecen dibujados sin alma. Tengo muchas ganas de ver esta nueva para poder opinar con conocimiento de causa y bueno, ahora tengo una sorpresa menos que descubrir (no me esperaba lo de Snoke, pero como que me da igual jajaja).

Un abrazo y como creador de este blog (el post lo escribe el compañero Ramiro) espero leerte más por aquí.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *