NOTICIAS

24 de diciembre de 2017

Bright, de cuando Will Smith mola [CRÍTICA]

Crítica de Bright, la película de Netflix protagonizada por Will Smith

Netflix estrena estos días “Bright”, la nueva película del actor protagonista del Príncipe de Bel-Air, dirigida por David Ayer (Escuadrón Suicida, Corazones de Acero). Ya he podido verla y la he disfrutado. Una película de acción, con dos ingredientes que la hacen, bajo mi punto de vista, especial. Pues mezclan la realidad con una atmósfera de fantasía, de cuento de hadas macarrónico y el resultado es…pues que mola. No aspira a ser la mejor película del mundo ni a ganar premios, pero supone un entretenimiento desenfadado para este fin de semana navideño.

Todo transcurre en un Los Ángeles muy particular, en un universo en el que Dios creó no solo al Hombre, sino también criaturas como hadas, orcos y elfos. Desde hace miles de años ha habido una convivencia entre las diferentes razas, pero no siempre pacífica. Pues este mundo también es clasista y elitista, con todo lo que eso conlleva. Ward (Will Smith) y Jakoby (Joel Edgerton) son dos policías callejeros. Pero no son la típica pareja de agentes de la ley. Jakoby es el primer orco que entra en el departamento, y esto genera tensiones y tiranteces, no solo hacia él sino hacia Ward, a quien sus compañeros de siempre empiezan a mirar con rechazo.

Orcos, Elfos y humanos hacen equipo en Bright
Orcos, Elfos, humanos y otras cosas se unen en una divertida Buddy Movie


En “Bright”, el conflicto estalla cuando una misteriosa elfa huye de su clan en posesión de un objeto mágico muy poderoso que pondrá en jaque a las bandas callejeras de orcos, a elfos y a humanos; algunos llevados por la codicia, otros porque quieren cumplir una antigua profecía. Pero en medio de esta batalla, Ward y Jakoby deberán intentar salvar a la joven elfa y hacer justicia. Todo ello remarcado con buenas dosis de tiroteos y persecuciones en una noche infernal. Las mejores cintas noir se entremezclan con una fantasía típica de Tolkien o los Hermanos Grimm para traernos un producto con identidad, de esos que ya van escaseando en los grandes estudios. Podrá ser muy discutible en su ejecución y si la historia está mejor o peor traída, pero creo que aquí tanto Ayer como Smith se recuperan del fracaso (para algunos) de lo que fue el Escuadrón Suicida.

Merece la pena destacar la interpretación de Joel Edgerton como ese orco dividido entre dos mundos, el de su raza y el de los humanos; y si algo pone de manifiesto Netflix, una vez más, es que siempre dan oportunidades a las cosas nuevas, a los proyectos medios que no tienen espacio en las multisalas.

Noomi Rapace en Bright
Una irreconocible Noomi Rapace (Prometheus) se mete en el papel de la villana de turno
Por cierto, si alguien es fan del hip-hop, disfrutará con el soundtrack del film (como ha sido mi caso). Bright es una sorpresa agradable, parece que ya hablan de una continuación. Solo me queda decir que cuando Will Smith quiere, puede molar.

2 comentarios:

Cineseriéfilas dijo...

No hay por donde cogerla, la película es horrorosa.

José Joaquín G.H dijo...

Cineseriéfilas: Decir simplemente que es horrorosa no aporta nada. Como dirían en el colegio... DESARROLLA TU RESPUESTA. Un saludo

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *