NOTICIAS

4 de abril de 2017

Crítica de 'Life': Otra cinta de terror espacial

Crítica de 'Life': Otra cinta de terror espacial

Mucho se habla sobre que el cine pasa por una grave crisis de creatividad. Podríamos pensar que son rumores maliciosos, pero desgraciadamente, hay ocasiones que la realidad es muy tozuda.

Con “Life”, nos encontramos con una de esas ocasiones. Ya no es que la creatividad o la imaginación brillen por su ausencia en este film. Es que, el director Daniel Espinosa, que tiene en su haber ya una nefasta adaptación del magnífico libro “El Niño 44”, demuestra aquí que no se han preocupado en ningún momento por intentar otorgar a este nuevo proyecto un mínimo de autoría o sello que lo distinga de otras cosas.

Desconozco si la culpa en su totalidad es de él, o de los responsables del estudio que deciden los presupuestos y a qué relatos se los asignan. Pero hay que decirlo claro: “Life” es una copia de Alien…y de Gravity.

El guión ya de por sí es confuso. No sabemos si los personajes son unos que trabajan solamente en la Estación Espacial Internacional, o bien son parte de un equipo de expedición que ha ido a Marte a por muestras biológicas. Quizás este detalle sea menor, pero es que la confusión se hace patente desde los primeros minutos del metraje. El caso es que los protagonistas deben coger una cápsula, la Pilgrim, en la que van dichas muestras. La cápsula ha chocado con basura espacial y su trayectoria se desvía un poco. Es entonces cuando deben cogerla para impedir que las muestras se pierdan. Una vez la obtienen, comienzan los experimentos con una de ellas.

Jake Gyllenhall en Life
Jake Gyllenhall en una escena "muy Alien"
Como parte de dichos experimentos, el doctor Hugh Derry logra activar una forma de vida basada en el carbono, lo que supone un descubrimiento fundamental para la humanidad: hay vida muy parecida a la nuestra en Marte. Pero en vez de mostrar algo original o diferente, la cinta toma ahora el rumbo más fácil, volviendo a hacer hincapié en esa máxima que nos dejó "Alien, El Octavo Pasajero": en el espacio nadie oirá tus gritos.

“Life” nos presenta un bicho a medio camino entre un Flubber enloquecido y un calamar extraño con tentáculos que siembra el pánico en la estación espacial, matando al equipo científico. El único que logra salvar un poco su papel es Jake Gyllenhall (Nightcrawler) que interpreta al médico David Jordan, quien además lleva más de 400 días viviendo en la estación porque ya se ha cansado de convivir con el resto de seres humanos, un planteamiento que podría ser más interesante de formar parte de un perfil psicológico mejor llevado, pero Gyllenhall ha mejorado considerablemente como intérprete y logra mantener un poco el ritmo de la cinta; de Ryan Reynolds solo puedo decir que ya ha decidido que como es Deadpool…¿Para qué se va a esforzar en intentar ser otra persona? Vamos, que cuando se le acabe interpretar al mercenario bocazas, veremos qué es de su vida; y Rebeca Ferguson quizás valga como heroína de acción para Misión Imposible, pero de momento en otros papeles…

Lo que realmente ocurre aquí no es tanto problema de los actores, salvo la excepción de Reynolds, como de base con un guión pobre y deficiente. 

Ryan Reynolds en Life
Un bicho a lo Alien y escenas de gravedad cero son las señas de Life
La idea en sí misma no es mala, y si los escritores del libreto le hubiesen dado más vueltas, quizás habríamos tenido una película totalmente distinta. De hecho, en la trama se introduce algo que podría dar mucho de sí: encontrar en Marte una forma de vida similar a nosotros que podría ayudarnos con aplicaciones inimaginables, desde sanitarias hasta armamentísticas. Pero en vez de eso, en vez de tomar al espectador por alguien inteligente, optamos por lo fácil, pero en este caso no ha salido resultón.

Independientemente de esto, sigue siendo un film palomitero, quizás más apropiado para estrenarse en pleno verano que ahora. Como ya saben los lectores, todo esto no es más que un parecer personal, y animo a que el que quiera verla lo haga, a lo mejor le encuentra algo que yo he sido incapaz de ver en esta “Life” que se estrena en España el viernes 7 de abril.

2 comentarios:

Éowyn dijo...

¡Hola!
A mí me recordó bastante a "Alien: El octavo pasajero". No me ofreció nada nuevo "Life". Esperaba bastante más. Para mí el cine de Ci-Fi, está en una delgada línea.

¡Saludos!

José Joaquín G.H dijo...

Éowyn: Los paralelismos entre esta y Alien el Octavo Pasajero son inevitables. Si la cinta se hubiera estrenado un año en el que no estuviéramos tan pendiente de Alien: Covenant, quizás la jugada hubiera salido mejor.

Si te gusta el Ci-Fi, échale un vistazo a la serie Dimensión 404. Un homenaje a La Dimensión Desconocida y similares que estoy seguro que te gustará.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *