NOTICIAS

21 de diciembre de 2016

Crítica de "Assassin´s Creed": ¿Una adaptación digna del videojuego?



Sin duda, el de “Assassin´s Creed” es uno de los estrenos más potentes del año. Muchos esperaban con ansia la llegada de la adaptación cinematográfica de uno de los videojuegos más populares de los últimos tiempos. Ubisoft, la empresa creadora del mismo, se ha implicado con Fox desde el principio para lograr una película de aventuras y adrenalina que cumple perfectamente con lo mínimo que se puede esperar de ella: respetar la esencia del videojuego. Lo consigue totalmente y como fan del mismo (he jugado a los cuatro primeros), me siento satisfecho con el resultado.

Michael Fassbender en Assassin´s Creed
Michael Fassbender

“Assassin´s Creed” es ante todo pura energía, es ritmo, es acción de principio a fin. Un film que no busca pasar a la historia de las grandes obras (ni lo pretende), sino que quiere que los espectadores se sienten en la butaca y se dejen llevar. Seguramente, es una película que va a hacer correr ríos de tinta en cuanto al relato que nos transmite.

Personalmente, no solo me ha gustado por esa fidelidad al juego, sino porque a través del relato, la cinta refleja la realidad actual en la que vivimos. Pero vamos a ir por partes para no provocar líos innecesarios.

Siguiendo con el asunto de la buena adaptación, la película nos cuenta una aventura diferente que no refleja específicamente ninguno de los juegos. Es una historia inventada para inaugurar una nueva posible saga de películas.

En esta primera película deAssassin´s Creed”, la guerra entre Templarios y Asesinos sigue presente. La Fundación Abstergo ha desarrollado una máquina llamada Ánimus que trabaja con el ADN de los sujetos, extrayendo a través de su memoria genética recuerdos del pasado. Así, Callum Lynch (Michael Fassbender) descubre que es descendiente de un miembro de la secta de los Asesinos llamado Aguilar de Néjar, que vivió en España en el Siglo XV, en pleno apogeo de la Inquisición comandada por Torquemada (Javier Gutiérrez), uno de los más conocidos líderes Templarios. Lynch pronto comienza a cuestionarse los motivos por los que Abstergo quiere que reviva esos recuerdos que, sin que los jefes de dicha fundación, el Doctor Alan Rikkin (Jeremy Irons) y su hija Sofía (Marion Cotillard), se den cuenta, están transformándolo a la vez que le hacen tomar conciencia de su peligrosa herencia genética.

Marion Cotillard en Assassin´s Creed
Marion Cotillard

Sobre el objetivo fundamental de Abstergo, que es encontrar el ansiado Fruto del Edén, un objeto mágico que eliminaría el libre albedrío de los seres humanos, es donde incido en el segundo motivo por el que me ha gustado especialmente la película, y es porque esta guerra entre Templarios y Asesinos, es una metáfora del mundo en que vivimos.

En la actualidad, y como uno de los personajes de la película dice muy bien: “La Libertad ya no importa como antes”. Y tiene mucha razón, porque nos encontramos en la era de la post-verdad, esa en la que los hechos importan menos que las opiniones personales. Esa en la que unos cuantos templarios modernos se erigen en adalides del pensamiento único (medios de comunicación, políticos con nombres y apellidos, etc.) a quienes les encantaría poder tener ese fruto del edén y arrebatarnos la capacidad de disensión, de desobediencia, de, en definitiva, poder tener y expresar un criterio distinto. La lucha entre los personajes del juego y de la película es más actual que nunca. La pregunta es: ¿Quién ganará esta guerra?

En cuanto a los aspectos más puramente cinematográficos de “Assassin´s Creed”, no tengo quejas. Se nota el gran presupuesto del film, el esfuerzo que se ha realizado para conseguir una aventura de este calibre. Los actores están muy bien en sus personajes.

Javier Gutiérrez en Assassin´s Creed
Javier Gutiérrez

Quizás Marion Cotillard de momento no sea una villana de altura, pero ya veremos en sucesivas entregas; Fassbender ha encontrado un personaje adecuado para él. Ya ha demostrado en anteriores películas de acción como X-MEN que se le da bien este género (esperemos que no repita nada shakesperiano hasta que no le dirija alguien solvente como Kenneth Brannagh); Javier Gutiérrez (La Isla Mínima) corre el peligro de encasillarse como villano para los restos pero aquí logra un buen Torquemada. El director, Justin Kurzel, se siente a gusto con esta película; los combates, las escenas de acción responden a lo que son en el juego y parece que aquí ha evolucionado como director.

Para las siguientes entregas: ¿Veremos a Ezio Auditore luchando contra los Borgia? ¿Veremos a Altäir peleando en las Cruzadas? El tiempo lo dirá. Solo me queda por decir, a unos cuantos que criticarán esta película como si fuese Histórica, que no hay nada más lejos de la realidad. Assassin´s Creed jamás ha sido un producto con pretensiones de transmitir la historia tal y como fue. Simplemente es una obra de entretenimiento que nos hace pasar un rato estupendo. La he disfrutado mucho y espero que vosotros también lo hagáis.



Crítica escrita por Ramiro González

Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *