NOTICIAS

4 de marzo de 2016

Crítica de "Rock the Kasbah": Una mediocre obra cinematográfica

ROCK THE KASBAH se estrena en cines de la mano de Sony Pictures Spain este viernes 4 de marzo. El largometraje está comandado por el cineasta Barry Levinson artífice de “The Bay” (2012) y “La sombra del actor” (2014) y a sus filas principales se han unido artistas del caché de Bill Murray, Bruce Willis, Kate Hudson y Zooey Deschanel.

Crítica de "Rock the Kasbah"


Richie Lanz (Bill Murray) es un representante de música rock que se encuentra en horas bajas, por ello apunta a la única clienta que le queda, Ronnie (Zooey Deschanel) a una gira de la USO (United Service Organizations) por Afganistán. Desafortunadamente se queda tirado solo en Kabul, sin dinero ni pasaporte para regresar a su país. A pesar de sus numerosos infortunios, descubre a la joven promesa Salima (Leem Lubany) que tiene un prodigio de voz y a la querrá llevar a Kabul para lograr presentarla en el programa “The Afghan Star”, la versión local del tv show “American Idol”.

Un título que tiene a la cabeza al maravilloso Bill Murray crea altas expectativas antes de su visionado, y sobre todo si a ese portento de intérprete le añades otros actores famosos e interesantes de la escena cinematográfica, tales como Bruce Willis, Kate Hudson y Zooey Deschanel. El desaprovechamiento de este elenco actoral es total, dejando en planos secundarios a Bruce Willis y Zooey Deschanel (que aparece poco y versionando el tema “Bitch” de Meredith Brooks), en registros triviales, y todo ello, debido a un guión fallido obra de Mitch Glazer, una historia sin sentido que no acaba de despegar, y lo que es peor, un relato que no sabe a dónde se dirige ni que tono usa en su exposición porque supuestamente está clasificado dentro del género de la comedia, pero difícilmente sabe sacarte una carcajada o hacerte reír.

Bruce Willis y Zooey Deschanel en "Rock the Kasbah"
Bruce Willis y Zooey Deschanel

Por otra parte, parece que también quiere aportar un mensaje reivindicativo de la mujer en Oriente Medio, y eso está muy bien, aunque tampoco resulta convincente en su tratamiento. En definitiva, una cinta que no te puedes tomar ni en broma ni en serio y que no consigue conectar con el espectador pese al magnífico plantel de actores. Ese periplo que vive su protagonista que a partes se presenta como road movie, es tedioso, extenso y parece que la carretera no tiene fin, quieres tomar la salida de emergencia desde el primer pinchazo, cuando Richie Lanz se queda atrapado en tierras afganas…

El momento en el que más disfruté del film fue cuando suena hacia el final del trayecto “Knockin On Heaven’s Door” ,el mítico tema compuesto por Bob Dylan para el clásico de Sam Peckinpah “Pat Garrett & Billy The Kid”.


2 comentarios:

Agustin Lara dijo...

Una pena porque ya con tener a Murray y Willis juntos podría haber dado una divertida comedia.

Marilou dijo...

Vaya, no te ha gustado nada... No me llamaba mucho la atención pero ahora lo tengo claro.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *