NOTICIAS

17 de agosto de 2015

Crítica de «Operación U.N.C.L.E.»: Una elegante buddy movie sobre espionaje

 
OPERACIÓN U.N.C.L.E. (The Man From U.N.C.LE.) ya está en nuestras carteleras desde este fin de semana gracias a Warner Bros. Pictures Spain. Este film de acción y espionaje está conducido por el realizador Guy Ritchie (Sherlock Holmes, Snatch. Cerdos y diamantes) con libreto del propio director en colaboración con Jeff Kleeman, David C.Wilson y Lionel Wigram basado en la homónima serie de televisión de 1964 creada por Sam Rolfe. El reparto principal de la cinta está comandado por Henry Cavill, conocido especialmente por dar vida al nuevo Superman en “El hombre de acero” (2013) y al que veremos de nuevo en la piel del superhéroe el próximo año en Batman V Superman: El amanecer de la justicia (2016). Junto a él, tenemos a Armie Hammer, al que pudimos ver junto a Johnny Depp en la última versión cinematográfica de El Llanero solitario(2013) de Gore Verbinski y la bellísima actriz Alicia Vikander que deslumbró con su papel en uno de los estrenos en cines más recientes, el Sci-fi Ex-Machina (2015). Además, la cinta cuenta con otras estrellas del celuloide en papeles secundarios como Hugh Grant, Elizabeth Debicki, Luca Calvani, Sylvester Groth y Jared Harris, entre otros.

A comienzos de la década de los años 60, durante el período de la guerra fría, dos agentes muy distintos se ven obligados a colaborar juntos. Uno es un agente americano de la CIA, Napoleón Solo (Henry Cavill) y el otro es un agente ruso de la KGB, Illya Kuryakin (Armie Hammer) juntos tendrán que unir fuerzas para acabar con los planes de una corporación criminal internacional que está trabajando con tecnologías que abarcan armas nucleares. Para ello tendrán que infiltrarse en dicha organización contando con la ayuda de Gaby (Alicia Vikander), la hija de un científico alemán desaparecido.


En este verano del 2015 ha llegado una oleada de interesantes blockbusters con grandes dosis de acción y asentados en el mundo del espionaje. Si la semana pasada nos llegaba la quinta entrega de la mítica saga protagonizada por Tom Cruise Misión Imposible: Nación Secreta”, en esta tenemos ocasión de volver a sumergirnos en una nueva aventura de acción e intriga con clase, personal y original. Comenzando con una base bien sólida y fuerte en el apartado artístico, merece un sobresaliente el director de casting de la producción por poner delante de las cámaras a un trío protagonista con tanta chispa y buena compenetración en pantalla.

Los interpretes desempeñan sus roles de manera excepcional elevándolos al máximo exponente. El juego del choque frontal de caracteres opuestos como ocurre en una buddy movie al uso y que aquí lo protagonizan los personajes de Napoleón Solo y Illya Kuryakin a los que encarnan Henry Cavill y Armie Hammer respectivamente, es uno de los ganchos más evidentes que contiene el título, si además de esto sumas al proyecto a una irresistible parteneire femenina compartiendo protagonismo junto a los dos singulares agentes, como es el personaje de Gaby (Alicia Vikander), como resultado en el terreno interpretativo obtienes un balance muy positivo. 


Entrando en detalles en cuanto a la personificación de estilo y carácter de cada personaje hay una clara distinción. Por un lado tenemos al agente de la CIA en el que se perfila Henry Cavill con su profunda mirada azul, su innata elegancia portando un traje al más estilo James Bond o de un gentleman Kingsman, su carácter extrovertido, sus grandes dotes seductoras, su humor y su forma de actuar muy distinto al del agente ruso de la KGB que tiene a cargo desarrollar Armie Hammer, un hombre más recio, serio y hermético con un sentido de la responsabilidad impecable. Terminando con el toque tan glamuroso y chip a lo Audrey Hepburn en Sabrina o a lo Jacqueline Kennedy (a los amantes de la moda les va a encantar) que añaden los modelitos en los que se enfunda la actriz Alicia Vikander, una mujer fina y graciosa aparentemente delicada y frágil pero con un increíble talento oculto (me encantó bailando en pijama al son de Cry to me” de Solomon Burke). También, una de las villanas de la función con cierto aire a Paris Hilton que interpreta Elizabeth Debicki (El gran Gatsby, 2013) porta conjuntos estupendos de ropa.

A todo esto, hay que decir que sin un argumento bien trazado, hilado y entretenido, de nada serviría que el elenco actoral ofreciese un rendimiento máximo en su campo, y afortunadamente, ese no es el problemas de OPERACIÓN U.N.C.L.E., ya que además de lo dicho, cuenta con una trama con una formidable ambientación que claramente nos enmarca en la época en la que discurre la historia, contando para ello con una estética visual, indumentarias y puesta en escena, que la hacen un divertimento espectacular a la vez que recupera el encanto de esa etapa con toques de cine negro que tenía la serie de televisión en la que se basa, y que queda patente en la apertura del largometraje.


1 comentario:

Marilou dijo...

Me encantó leer tu reseña, que buena pinta tiene! Me suelen gustar las peliculas de este director, seguro que esta me gusta también.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *