NOTICIAS

24 de febrero de 2015

The Walking Dead 5x11 - The Distance: Crítica, resumen y claves del capítulo

La desconfianza es el enemigo a abatir en “The Distance”, el capítulo 5x11 de The Walking Dead que comentamos hoy.

The Walking Dead 5x11 - The Distance
Aaron es cacheado e interrogado por el grupo de Rick




La semana pasada dejábamos a Maggie y a Sasha en el sorprendente encuentro con un tipo que, bajo el nombre de Aaron, solicitaba hablar con el líder del grupo, y en “The Distance”, el capítulo nº 11 de la quinta temporada de The Walking Dead, descubrimos de quien se trata (bueno… los lectores de los cómics ya lo sabíamos) y que tiene que ofrecer a Rick y Cía.


Continuando la acción del capítulo anterior, Sasha y Maggie llevan a Aaron al cobertizo donde sus compañeros se encuentran refugiados, y pese a la desconfianza que despierta esta toma de contacto, acaban escuchando a este extraño.

Aaron les cuenta que lleva tiempo observándolos y que debido a que cree que son buenas personas, serian una gran incorporación a su comunidad, un lugar cerrado a cal y canto contra vivos y muertos que necesita capital humano para seguir progresando.

Pese al tono de Aaron y las pruebas en forma de fotografías, Rick decide noquear la amenaza en vista de discutir con sus compañeros el siguiente paso, y tras el despertar de su rehén y la revelación de ciertos datos, deciden acercarse al vehículo en el que este “contactador” se habría acercado a ellos.

El equipo se divide entonces en varios grupos. Glenn, Abraham, Rosita, Michonne y Maggie llegan a la caravana en la que se mueve Aaron y la descubren sola y repleta de comida. Por su parte, el resto busca alguna posible amenaza por los alrededores del cobertizo mientras que Rick se queda con Aaron y Judith y sigue recibiendo mensajes que pese a ser positivos, le siguen impulsando a desconfiar.

The Walking Dead 5x11
Los miembros mas fuertes del equipo (al margen de Rick y Carol) exploran posibles amenazas

Tras deliberarlo, Rick, Glenn y Michonne deciden dirigirse al supuesto santuario del que habla Aaron, e ignorando las advertencias del joven (que fue elegido para estas tareas debido a que había trabajado en África para una ONG y tenía experiencia con gente violenta) deciden tomar una vía diferente a la que el sugiere y realizarla de noche, algo que acaba poniéndolos en riesgos al cruzarse con una enorme “manada de zombis”.

Durante esos momentos, Aaron visualiza una bengala en el cielo y decide escapar, y tras algunos momentos de acción y estrés debido a que están rodeados de zombis, el grupo recupera a Aaron y se dirigen al punto desde el que ha sido lanzada la bengala, lugar, que para sorpresa de todos (y este es para mí el punto más débil del capítulo) ha sido tomado por el resto de miembros del equipo de Rick, apresando a un tipo que resulta ser el colaborador y amante gay de Aaron.

Viendo la situación, y por presión de Glenn y Michonne, finalmente se deciden a acompañar a Aaron con sus condiciones, tras lo cual, se presentan a las puertas de Alexandria, la comunidad cercana a Washington que será escenario de la serie en los próximos capítulos.

Personalmente, creo que el capítulo no ha estado mal del todo, y si bien, nos presentan nuevamente idas y venidas que aceptamos como relleno, al menos en esta ocasión el episodio no se hace pesado.

Escena de The Walking Dead 5x11
Una de las consecuencias de atropellar a decenas de zombis, son las tripas que se te cuelan en el motor... ¡Y LO SABES!
 
Evidentemente, lo más importante de este capítulo de The Walking Dead, es el asunto de la falta de confianza, algo normal tras los sucesos con Woodbury y con La Terminal, pero que quieran o no los protagonistas (Rick toma medidas escondiendo un arma en una batidora, aunque deja a su hija en el asiento trasero si ningun tipo de sujección), es su única vía de escape en este mundo apocalíptico.

Sobre la presentación de Aaron, hay que admitir que es mucho más funcional de lo que se vio en los cómics y aunque el resultado es el mismo (ir a Alexandria), por una vez en mucho tiempo, la serie consigue que nos creamos a los personajes y las situaciones que están viviendo.

Por lo demás, el capítulo me parece equilibrado. Tiene sus momentos de zombis, de charlas, contiene acción bien dirigida y hace avanzar la trama en una dirección concreta, y si bien es cierto que se podría haber hecho de otra forma sin tantos saltos y paseítos, hoy solo nos quejaremos por tacañería de AMC, que vuelve a utilizar un vehículo conocido de The Walking Dead como es la caravana de Dale para que, tras una pequeña avería (ideada para atrasar aún más la trama), recordemos como aquel personaje enseñó algunos trucos a Glenn.

Alexandria en The Walking Dead 5x11
Las puertas de Alexandria ¿Un nuevo hogar para Judith y sus cuidadores?



Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *