NOTICIAS

11 de diciembre de 2014

Crítica de "Stand by Me Doraemon": Excelente film para los pequeños de la casa

Doraemon vuelve a los cines estas navidades en formato único que encantará a grandes y pequeños.

Crítica de "Stand by Me Doraemon"

No tengo ningún problema en admitir que nunca he sido un fan de este personaje. Sí que Doraemon fue una serie que marcó parte de mi infancia, pero no me ha llamado especialmente la atención. Este año es el 20 aniversario desde el comienzo de la serie, y de unos personajes que se han ganado el corazón de muchos niños durante varias generaciones, tanto por los dibujos animados como por el Manga original del tándem conocido como Fujiko Fujio, pareja que inspiró la serie y cuyo nombres reales son Hiroshi Fujimoto y Motoo Abiko.

La nueva película, Stand By Me Doraemon viene con motivo de la celebración de dicho aniversario, y añadiría otra posible razón por la cual se ha realizado, y es que creo que los directores, Ryuichi Yagui y Takashi Yamazaki quieren presentar al tierno gato cósmico a las nuevas generaciones de niños. El guión de la cinta corre también a cargo del propio Takashi Yamazaki.

Quizás la principal novedad que nos trae este film es el sistema en el que ha sido realizado, el novedoso 3DCGI, que básicamente son unas 3D mejoradas, pues podemos verla sin necesidad de gafas especiales, y el resultado es muy satisfactorio. Además de que la historia de Doraemon se presta muy bien para crear al espectador la sensación de que está totalmente inmerso en el film, pues somos un miembro más del grupo de Nobita que se divierte con los inventos de Doraemon. Aunque, posiblemente el elemento fuerte que sirve para darle publicidad a la película es la intervención en el doblaje de los personajes de Alaska y Mario Vaquerizo. Bajo mi punto de vista, este elemento no es tampoco muy fuerte porque solo doblan unos pocos instantes del film y además sus voces suenan un poco discordantes con los personajes. No encaja mucho que unos Nobita y Sizuka de poco más de veinte años les pongan voz personas mucho más maduras. Pero esto no es más que un parecer particular.

Fotograma de "Stand by Me Doraemon"
Nobita y Shizuka junto a otro personaje del film

¿Qué nos cuenta la peli? Supongo que todos los fans, seguidores y los simples conocedores del personaje se pueden hacer una idea aproximada de lo que se nos relata. La película se ajusta perfectamente a la esencia de la serie original y mas de uno que siga el show, sabrá que incluso hay un capitulo similar, pero vamos a lo importante: Nobita Nobi es un niño patoso, vago, perezoso y al que todo le sale mal. En los estudios no destaca, más bien suspende; dos compañeros, Gigante y Suneo, míticos personajes con los que nos hemos reído. Y además, Nobita sigue muy enamorado de Shizuka, la niña que es una estupenda estudiante y perfecta en todo lo que haga. Un día, la monótona existencia de Nobita se ve interrumpida por la llegada de un chaval llamado Shewazi, que dice venir del siglo XXII y además que es el tataranieto de Nobita. Nuestro protagonista se queda a cuadros y es incapaz de reaccionar. Shewazi le deja claro a su jovencísimo “tatarabuelo” que no puede seguir como hasta ahora, porque sino en el futuro su familia se verá en una situación muy precaria a nivel económico y además que él nunca será realmente feliz. El niño del futuro le deja a alguien para que le ayude en esa tarea de la búsqueda de la felicidad y es en ese viaje personal en el que se embarcará Nobita, un viaje en el que aprenderá a dejar de ser torpe, aprenderá a vivir por sí mismo, a ser valiente, a ser generoso y a pensar en el bienestar de los demás. Ese alguien, por supuesto, es el gato robot llamado Doraemon.


Imagen de "Stand by Me Doraemon"
Doraemon luce mejor que nunca en esta estupenda película

Poco a poco la amistad entre ambos se irá haciendo cada vez más fuerte, y este viaje personal no solo es para el joven Nobita, también Doraemon experimentará un cambio emocional importante, pues comprenderá que el Amor es la fuerza más potente para cambiar el mundo y quizás el futuro del chico. Hasta el punto en que ninguno de los dos podrá vivir sin el otro, haciendo honor al título de la película, Stand by Me Doraemon. Quédate conmigo.

Puede que a muchos les resulte raro lo que voy a decir, pero esta ha sido una de las mejores experiencias que he vivido en el cine este año, pues me he vuelto a sentir niño por 95 minutos de metraje, y además me he reconciliado con una historia que tiempo atrás me era un tanto indiferente.

Sin duda, Stand By Me Doraemon es una de las películas más bonitas del año, tierna y agradable. Emocional hasta niveles altísimos y hará las delicias (desde el día 19 de diciembre) de todos los niños se acerquen a verla durante esta próximas navidades.



Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *