NOTICIAS

21 de octubre de 2014

TENERIFE SHORTS 2014: DESFILE Y REINO DEL BUEN CINE BREVE (1ª parte)

El Festival de Cortometrajes de Tenerife, Tenerife Shorts, comenzó su andadura en 2013, entre el 5 y el 8 de septiembre, con la sede en la sala de audiovisuales del Tenerife Espacio de las Artes (TEA). Dejó un extraordinario sabor de boca entre los cinéfilos que allí acudimos, con una programación muy variada y atractiva y unos merecidos palmarés. Tanto el Jurado como el público seleccionaron entonces dos cortometrajes que efectuaban muy diferentes retratos de la infancia, protagonizados por dos niñas. 

TENERIFE SHORTS 2014: DESFILE Y REINO DEL BUEN CINE BREVE (1ª parte)

El Jurado del festival seleccionó el cortometraje de Lituania titulado Liza ¡Vuelve a casa! (Liza, Namo!), dirigido por Oksana Buraja Por la precisión con la que retrata la pérdida de la inocencia. Por la mirada poética sobre el universo infantil. Un trabajo apasionante, dotado de fuerza visual y una planificación ejemplar, muy elaborada, que combina rostros, paisajes y situaciones cotidianas.

Liza ¡Vuelve a casa! (Liza, Namo!)
Liza ¡Vuelve a casa! (Liza, Namo!)
El público, por su lado, dando muestras de sabiduría, seleccionó el cortometraje estadounidense Penny Dreadful, dirigido por Shane Atkinson, un divertidísimo cortometraje sobre el secuestro de una niña, que rápidamente se convierte en un quebradero de cabeza para su secuestrador. Entre Fargo (EEUU, 1996) de Joel y Ethan Cohen, y el cartoon de animación más travieso, Atkinson construye un trabajo cinematográfico de primer orden donde la risa estaba asegurada.

image host
Penny Dreadful
Las menciones especiales del Jurado, fueron para Mo Ikkai, corto japonés dirigido por Atsuko Hirayanagi por la inteligencia y sensibilidad con la que aborda un tema tan extremadamente delicado como las relaciones materno filiales y Atlantic Aveniue, corto co-producido entre Francia y EEUU y realizado por Laure de Clermont por su capacidad de emocionar en un hermoso retrato sobre la fragilidad humana.

1. Apuntes sobre el certamen 2014. Visión de conjunto.

La segunda andadura del festival tinerfeño dedicado al cortometraje, Tenerife Shorts 2014, trasladó su sede al Teatro Guimerá de la capital. Diferente emplazamiento. Mismas reglas. Disfrute de numerosos retazos de buen cine. La globalización expuesta a través del cine de menor duración. Las sesiones, que abarcaban una media de entre 5 y 8 cortos cada una (unos 90 minutos aproximadamente cada pase), se repartieron los trabajos fílmicos de realizadores de distintas regiones del planeta, ubicados entre las diferentes secciones del Festival. Los Cortos Sorpresa de la sesión de apertura, comenzaron la andanada de producciones cinematográficas. El precio extremadamente empático con la situación económica actual: 2 euros por sesión y comprando un bono de 10 euros se pudieron ver los alrededor de 80 cortometrajes que componen el festival.

Entre el Jueves 18 y el domingo 21 de Septiembre, se pudieron ver selección de cortos triunfadores en los Premios Bafta (Academia Británica de Cine y Televisión), los cortos sometidos a la competición del Festival (al final de cada sesión, el publico podía efectuar su votación), una selección de cortometrajes de terror para la medianoche del sábado, los cortos infantiles para los más pequeños, repartidos entre las mañanas de sábado y domingo, una sección denominada 928 (el prefijo telefónico de la provincia vecina, sirve de título para un grupo de trabajos de cineastas de la provincia de Las Palmas de Gran Canaria).

La Clausura del festival tuvo lugar con el cortometraje Será casi como soñé (Ce será presque comme j’ai rêvé), de Frédéric Guillame, cineasta que estuvo entre nosotros, comentando su filme y respondiendo a las preguntas del público en un esforzado y voluntarista castellano (adelantó que el año que viene estrenaría largometraje de unos 85 minutos que sería continuación del mencionado corto). Guillame filma un proceso de relación de pareja, nacimiento de una hija en común y ruptura de la relación, con el crecimiento de la hija de ambos como leit motiv. Recuerda, salvando las distancias, al objetivo del excelente largometraje de Richard Linklater, Boyhood, Momentos de una vida (Boyhood, EEUU, 2014).

Será casi como soñé (Ce será presque comme j’ai rêvé), de Frédéric Guillame
Será casi como soñé (Ce será presque comme j’ai rêvé), de Frédéric Guillame

El festival concluyó con una sección denominada The End, que incluía algunos cortos de ciencia ficción.

2. Premios del Tenerife Shorts 2014.

Los Premios de este certamen, recayeron en los siguientes Cortometrajes:

El Premio del Público asistente fue para el excelente cortometraje británico La Masa de los Hombres (The Mass of Men), dirigido por Gabriel Gauchet. Transcurre casi íntegramente en una oficina de empleo. La desesperación de un hombre de mediana edad hundido moralmente, ávido por conseguir un puesto de trabajo y por cumplir con sus citas con la Seguridad Social, se dan de bruces contra una déspota funcionaria adscrita a la Agencia de Empleo de su zona.

El hombre acude tres minutos tarde a su entrevista (en parte porque lo paran en el control de seguridad del edificio). La funcionaria, pese a que no ha advertido que el hombre ha llegado tarde (éste se lo ha dicho para disculparse sincera y cortésmente), se comporta como una déspota. No solo le abronca, le humilla y le grita, sino que además le redacta y entrega una resolución administrativa por la cual se le suspende el pago de prestaciones en las próximas dos semanas, dado que ha llegado tarde dos veces en el periodo 2010/2011 (según la normativa aplicable, se regodea la mujer, no se puede llegar tarde más de una vez en un mismo periodo fiscal). Si el señor no firma en prueba de conformidad, coactivamente se le anuncia que se le suspenderán las prestaciones por cuatro semanas.

La mujer, cuando el hombre trata de que reconsidere, se recrea en el momento. No se limita a despacharlo. El trato es vejatorio. “Nosotros estamos aquí para tratar de conseguirle un trabajo, no para llevarle de la mano cada vez que tiene que acudir a una cita profesional”, dice la empleada pública. “Usted no es una víctima de las circunstancias, sino el arquitecto de sus problemas”. “Se le retira la prestación, no porque haya una especie de conspiración social, sino porque es un vago lleno de excusas”. La funcionaria sufrirá la implacable venganza de otro desempleado más joven, provisto de un taladro portátil.

La estructura del guión es muy atractiva. En primer lugar se nos muestra toda la historia, desde el punto de vista de una de las cámaras de seguridad de la oficina, con una voz de soprano de fondo, para seguir la historia paso a paso, a la altura de los personajes. Un corto de tiempos de crisis, con un final demoledor. El film se cierra con una cita: “La masa de los hombres lleva una vida de silenciosa desesperación”, de Henri David Thoreau, escritor, poeta y filosofo estadounidense.

La Masa de los Hombres (The Mass of Men)
La Masa de los Hombres (The Mass of Men)
El premio del Jurado recayó en el filme La Lámpara de Mantequilla (La Lampe de beurre de Yak), coproducción Franco-China dirigida por Hu Wei, un corto de marcado tono social, retrato atractivo del paisaje humano de la China actual, con la excusa de varios posados ante un fotógrafo ambulante. Familias enteras (al principio aparece una tibetana), parejas recién casadas, el alcalde de una ciudad cercana, varios niños que actúan como si hubiesen sido victoriosos en las olimpiadas y una anciana que jamás ha sido fotografiada, entre otros, posan y hablan entre sí y con el fotógrafo ambulante, justo antes de cada acto pictórico, configurando un atractivo crisol, reflejo representativo de las diferentes capas sociales del país asiático.

La abuela, a la que han fotografiado con el fondo de una isla desierta, deja un bote de mantequilla al fotógrafo para que lo lleve a uno de los palacios sagrado del país.

Los fondos elegidos por los clientes, las personas que posan, están colocados delante de la construcción de una carretera, detalle que podemos apreciar cuando el fotógrafo y su ayudante desmontan su puesto ambulante de fotografías.

Un trabajo muy interesante y muy bien filmado y montado.

La Lámpara de Mantequilla (La Lampe de beurre de Yak)
La Lámpara de Mantequilla (La Lampe de beurre de Yak)
Las dos menciones especiales del Jurado se repartieron entre el cortometraje Británico Estofado y Ponche (Stew & Punch), de Simon Ellis y el Húngaro Coneja y ciervo (Nyuszi és Oz), de Pèter Vàcz.

En el primero, una pareja que se muda a un barrio exclusive de Londres, prepara una fiesta para sus amigos. Él cocina un asado con el que lleva horas. Cenan, hablan bromean, se ríen. Ella, delante de todos, le gana en un pulso. El joven se deprime y empieza a beber ponche de manera indiscriminada. Ella lo vuelve a derrotar públicamente en otro divertido pulso, pues el hombre le ha dicho que se dejó ganar, mientras que el mejor amigo de éste la derrota fácilmente. “Has hecho el ridículo dos veces seguidas”, le comentan sus amigos. El nuevo vecino se queja del ruido. El protagonista termina por vomitar sobre la cara y traje de ella.

Un trabajo bien construido desde el guión, muy proporcionado en su crescendo, con un formidable trabajo actoral.

image hostEstofado y Ponche (Stew & Punch)
Estofado y Ponche (Stew & Punch)
Respecto al Cortometraje de Vàcz, de nacionalidad húngara, por su parte, narra la amistad de dos dibujos animados, una coneja y un ciervo. La relación entre ambos, amigos y compañeros de juegos de la mañana a la noche, se resiente cuando el ciervo, a través de un cubo de Rubik, se plantea la necesidad de mutar hacia otro nivel de animación, y convertirse en un dibujo en 3d, descuidando, en el proceso, en un primer momento, a su amiga de juegos, pero integrándola después, pese a tener formatos de animación diferentes.

Un ingenioso trabajo, que combina la animación bidimensional, con la animación en 3d y la técnica del stop motion, o de aparentar movimiento de objetos estáticos con una serie de imágenes fijas sucesivas. Muy emotivo y divertido. Un entrañable canto a la amistad.

Coneja y ciervo (Nyuszi és Oz)
Coneja y ciervo (Nyuszi és Oz)
3. La sesión de apertura. Destacamos tres cortometrajes:

El viento, (Wind), corto alemán de 2013, dirigido por Robert Löbel, que desarrolla la curiosa convivencia diaria de un grupo de personajes en un entorno extremadamente ventoso, proporcionado por ventiladores gigantes. La adaptación vital de los habitantes a tal circunstancia es tal, que la vida no es igual sin dicha condición atmosférica (como decimos realmente artificial).

La astuta puesta en escena juega con la horizontalidad de actos cotidianos que normalmente transcurren de manera vertical.
El viento, (Wind)
Los Lagartos (Les Lézards), corto francés realizado por Vincent Mariette en 2012, fotografiado en un bellísimo blanco y negro.

Dos amigos acuden a una sauna. Uno de ellos se ha citado por internet con una chica en una cita a ciegas en dicho lugar. De repente joven en topless llamada Florence, se muestra seductora con el otro amigo. Entra un tercer hombre que les cuenta que tiene una amiga a la que le encanta bromear por internet, concreta citas con sus admiradores, los pone cachondos y no solo no va al lugar, sino que manda a alguien a grabar y cuelga la grabación en internet.

El trabajo de Mariette cuida mucho los diálogos, el montaje y la colocación de los actores en el espacio único de acción, una sauna de París.

Los Lagartos (Les Lézards)
Los Lagartos (Les Lézards)


Trabajadores saliendo de la fábrica (Arbeiter Verlassen Die Fabrik). Un excelente documental de 36 minutos dirigido por Harum Farocki, cineasta alemán oriundo de la antigua Checoslovaquia, fallecido en julio de 2014.

La Salida de los obreros de la fábrica, de los Hermanos Lumière, la primera película de la historia que se proyectó, le da pie a Haroki para reflexionar sobre cómo el cine ha evitado filmar a los trabajadores dentro de las fábricas, y para seleccionar algunas otras salidas de trabajadores a lo largo de la historia del cine. Una voz en off femenina, recuerda diversos sucesos históricos del siglo XX relacionados con la clase trabajadora, así como actores legendarios como Charles Chaplin o Marilyn Monroe saliendo de distintas factorías. Imágenes documentales y de largometrajes emblemáticos como Metrópolis (Alemania, 1927), de Fritz Lang, Forajidos (The Killers, EEUU, 1946), de Robert Siodmak o El Desierto Rojo (Il deserto rosso, Italia, 1964), de Michelangelo Antonioni, pueblan las imágenes del film del Farocki, realizador adscrito al nuevo cine Alemán, es decir el cine concebido entre 1960 y 1980 en su país.

Trabajadores saliendo de la fábrica (Arbeiter Verlassen Die Fabrik)
Trabajadores saliendo de la fábrica (Arbeiter Verlassen Die Fabrik)
[Continuará]




No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *