NOTICIAS

15 de octubre de 2014

El porqué del declive de Los Simpsons

Casi se acerca la fecha del 25º aniversario de la emisión del primer capítulo de la serie de animación más importante de todos los tiempos, el 17 de diciembre, y ya es de dominio público que Los Simpsons se mueren.

El por qué del declive de Los Simpson

Muchos considerábamos que las aventuras y desventuras de los habitantes de Springfield no llegaría a su fin. Muchos años pasaron, la espera previa a cada episodio era intolerable, y por muchas expectativas que tuvieras siempre conseguían superarlas.

Los que crecimos con la serie nos deleitábamos de niños con sus divertidos chistes, la simple estupidez y a la vez genial de Homer, la desvergonzada y desafiante actitud de Bart, la irritante pedantería de Lisa, la ñoñería de Marge, las frases con diminutivos infantiloides de Flanders... y así podría seguir hasta abarcar a cada personaje secundario, que más que rellenar capítulos te ofrecían momentos de diversión sin fin.

No importaba realmente la edad, pues conforme ibas madurando, cuanto más conocimiento acerca de la vida tenías, dejando atrás la niñez, te dabas cuenta de que las películas de Hollywood te mienten, de que la familia media americana no es la familia unida que cena todas la noches junta mientras tienen una agradable conversación sobre lo bien que ha ido el trabajo en la oficina, o las grandiosas notas que los niños han tenido en la escuela. Te das cuenta de que los padres reales no son los que defraudan a sus hijos y buscan su perdón sólo porque el niño entristece al regañarle. El verdadero padre americano es Homer, la verdadera familia americana son los Simpson. Marge es un ama de casa reprimida que abandonó todos sus sueños de independencia por culpa de Homer. Lisa es el talento desaprovechado dentro de un núcleo familiar de estupidez e ignorancia, sin ningún tipo de estímulos y que teme permanecer allí para siempre. Bart es el resultado de este ambiente turbulento y en cuanto a Maggie, a saber cuál será el motivo por el que no dice ni una palabra. Te das cuenta con el paso de los años que esta serie es un claro reflejo de un país lleno de locura, egocéntrico y descontrolado, dentro de su mundo de ficción, claro está. Pero mi intención realmente no es psicoanalizar los personajes, esa parte no me compete, aunque sí es importante para comprender por qué ha decaído su popularidad.

Especial Declive de los Simpson

Como iba diciendo, respecto al visionado de Los Simpson en la edad adulta, ya vas entrando dentro del cuidado detallismo dentro de la serie, destacando los sutiles homenajes cinematográficos y las memorables apariciones de personajes populares, como James Woods, Bill Clinton, Barry White... Pero sobre todo te das cuenta del humor ácido del que hace gala, un humor tan sofisticado como gamberro en algunos aspectos. Nadie pudo esperar el grandioso éxito que llegó a conseguir, ni cómo fue posible que una serie de animación continuara tan fresca capítulo a capítulo aunque pasaran millones de años, o al menos eso pensábamos todos.

Avanzamos en el tiempo hacia 1999, cuando la cadena FOX decide apostar por una nueva serie de animación. Family Guy (conocida en España como Padre de Familia) creada por Seth MacFarlane. Y sí, estoy diciendo que uno de los principales motivos de que Los Simpson estén cayendo en picado es esta serie. Una de las razones de peso es, que hasta 1999, Los Simpson no tenía competencia dentro de su sector, eran únicos, y en esencia lo seguían siendo, porque Padre de Familia, aunque estéticamente similar, su humor y sus tramas eran totalmente diferentes. Toda esa sutileza que se utiliza en Los Simpson desaparece, creando a un ser más absurdo que Homer, llamado Peter Griffin, totalmente simple, sin ningún tipo de trasfondo, y toda la serie giraba alrededor de chistes sobre "Como la vez que fui..." o "Como cuando...", violencia por violencia y reiteración de chistes banales una y otra vez.

Los Simpson y Padre de Familia

FOX apostó bien, pues Padre de Familia consiguió un éxito atronador, y aun hoy lo sigue teniendo, pero lo que no está del todo claro es cuando Homer Simpson empezó a convertirse en Peter Griffin

El motivo puede deberse a que ese mismo año, comienza a emitirse también el nuevo proyecto de Matt Groening, Futurama, y esto hace que la concentración se divida entre las dos series. Creo que es justo a final de 1999, acabando la décima temporada con vistas a la undécima cuando comienza el descenso de calidad en la serie, aunque no de manera evidente. Se hace patente en la decimotercera temporada. A partir de ahora, los personajes principales, concretamente Homer, empiezan a resultar bastante más insulsos y estúpidos de lo que estamos acostumbrados, aunque quizá sea nuestra imaginación pues lo personajes secundarios siguen dando la talla.

No hay que avanzar mucho para darse cuenta de que esto no podía sostenerse mucho tiempo. Si ya no mantenían el nivel los personajes principales, ¿cuánto iban a durar los secundarios?

La cualidad evidente de Los Simpson es que sus personajes son totalmente atemporales, viven dentro de un espacio sin tiempo definido y aunque se crearon en 1989, su acción puede estar sucediendo en ese año o en el 2034, aun así seguiría teniendo la misma esencia. Tenían su propio universo donde se desarrollaban acontecimientos al margen de la realidad, sólo era un reflejo bastante nítido de ella. A partir del año 2000, la realidad entra de lleno en Los Simpson, de una forma directa, sin la sutileza a la que estábamos acostumbrados, con comentarios e imágenes explicitas y poco a poco los capítulos dejan de ser memorables y los personajes pasan de ser ingeniosos a ser simples estereotipos estancados en un rol poco trascendental. Es por eso que Padre de Familia, cuya premisa quedó clara desde el principio, atrajo multitud de público llegando a desbancar a Los Simpson en su propio terreno.

¿Qué solución podría tener esta situación? Desde luego que la opción sería echar la vista atrás, ver que funcionaba y ver qué es lo que ha dejado de funcionar,  pero en lugar de ello se observó que es lo que estaba funcionando en otros programas y el estilo grosero de Padre de Familia se apoderó de Los Simpson, perdiendo así toda su esencia de los '90.

Homer Analfabeto

Homer se convirtió en poco menos que un analfabeto egocéntrico y alcohólico diagnosticado, Marge en una amargada ama de casa a la que le queda un suspiro para suicidarse, Bart un maleante de tres al cuarto y Lisa más inteligente que el mismísimo Stephen Hawkins y más repelente si cabe. Y ahora diréis, "pero, si antes también eran eso". Sí, pero ahora nos lo restriegan por la cara. A eso me refiero, antes te ponías en su piel, llegabas a comprender por qué eran así y podías divertirte viéndoles pasarlas canutas porque todo estaba enmascarado tras el humor. Ahora, ver a Homer borracho capítulo tras capítulo, con unos diálogos que se basan en "D'oh!" "Mmm..." y gritos sin sentido, me produce lastima y vergüenza.

Visto lo visto, creo que es difícil encauzar la serie a buen puerto, y los capítulos que están por llegar implican mas su hundimiento en el pozo negro en el que se encuentran. Y si por casualidad llegara este texto a manos de alguien implicado en la serie me gustaría decirle:

Gracias. Gracias por estos veinticinco años. Los Simpson han sido mi vida, he crecido con ellos, no hay momento en el que no relacione algo de la vida cotidiana con alguna frase o capítulo, pero creo que es hora de dejarlos marchar. Creo que es hora de que pasen a formar parte de la historia de la cultura, no solo norteamericana, sino mundial. Y creo que sólo yéndose lo conseguirán, o todos estos años habrán sido en vano. Sólo queda agradecimiento en mi corazón para todo el equipo de Los Simpson.

D.E.P. Familia Simpson

Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

12 comentarios:

Edu Wallace dijo...

Bien visto aunque mi opinión personal es la que serie se ha derrumbado por sí sola sin necesidad de la competencia, si es que la ha tenido. La serie implosionó a mitad de la temporada 12 y el resto ha sido basura incluyendo la película. Con el añadido ya para rematar de que en España murió Revilla y Sempson y se notó el cambio a mares. Se han perdido aquellos guiones atemporales y cuando empezó el declive justo coincidió con la inclusión de nuevos showrunners en la serie, realmente horribles. Se hacen unos crossovers patéticos y un Homer que pasa de inocente a retrasado. Espero que hagan lo que tu dices y que ya la dejen morir en paz. Un saludo!!

Agustin dijo...

Totalmente de acuerdo con lo comentado en el artículo. Cada temporada son más ridículas, vuelven a caer en los mismos temas y desdibujan a los personajes secundarios haciendo que parezca todos idiotas. De vez en cuando hay algún capitulo salvable pero muy rara vez. Otra cosa que se cargo la serie fue la manía de incluir cameos de famosos sin ningún sentido y por toda la cara.

Jose Joaquin G.H dijo...

Intentaré que Pepe se pase por aquí para responderos pero la verdad es que cualquier producto que se estire tanto acaba padeciendo estos problemas...y queramos o no, los Simpson es una serie muy longeva

Anónimo dijo...

Yo le daría un "salto" temporal hacia el futuro...Digamos de unos 6 a 7 años en adelante a la ciudad de Springfield.Bart y Lisa ya estarían en el instituto, Maggie en el colegio(así no "moriría" el director Skinner.El señor Burns ya lo mandaría al "otro barrio" y el nuevo jefe pasaría a ser Smithers(Si, el gay que nunca quiso salir del armario)Muchas más ideas , como los niños de Flanders pasasen a ser testigos de Jeová.No se, ideas frescas y dejar volar la imaginación un poco , ya que para eso sigue siendo una serie de dibujos animados y los cambios pueden ser sin límites.Muchos acontecimientos nuevos se abrirían paso.Cuando eramos niños y veíamos la serie , algunos se identificaban con Bart o Lisa, conforme ibas creciendo te fijabas en muchos detalles que antes pasabas por alto.Y ahora, vemos la cruda realidad...La familia Simpson ya no es lo que era.

Pepe Hernández dijo...

Siento contestar después de tantos siglos.

Si es posible que se derrumbe por si misma pero creo que sólo se ha derrumbado para una parte del mundo, es decir, un cambio generacional. ¿A quién no le ha pasado que algo de su vida cotidiana no le ha recordado a algún capítulo de Los Simpson? Preguntad a cualquier niño de ahora, o incluso algún adolescente, y os dirán que les gustan más los nuevos episodios porque están mas relacionados con su mundo. Creo que es un circulo vicioso. Los Simpson han muerto para la generación que los conoció desde sus inicios, y dentro de "X" años volverán a morir (si es que todavía los emiten).

En cuanto a una reinvención total no la veo factible, perderían totalmente su esencia, y pondré un ejemplo de serie con la que lo hicieron y fue un completo desastre. Obviamente son incomparables, pero si no funcionó con Rugrats, dudo que lo haga con Los Simpson, creo que intentan paliar esa vía con un capítulo dedicado al futuro cada una o dos temporadas, una buena solución en mi opinión.

Gracias por leer De Fan a Fan y por los comentarios. Un saludo.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente deacuerdo no puedo ver capitulos nuevos sin sentir verguenza y recordando aquellos buenos tiempos, debo decirlo si comienza su declive en el 2000 pero aun asi en aquella epoca son buenos capitulos y unos disfruta de verlos a diferencia de los capitulos que comenzaron a transmitir en el 2005 que a partir de ese año es cuando yo ya no veo la serie para disfrutarla, si no para poner una mueca de desagrado esperando hallar un chiste acido y sarcastico en vez de un chiste mal hecho y estupido. Debo decir que aqui en latinoamerica el declive se agudizo mas por el cambio de las voces originales, todo el elenco de artistas de doblaje fue sustituido por no ponerse deacuerdo con la renovacion del contrato y los directivos no tuvieron mejor idea que cambiarlos por otros actores en vez de aumentarles el sueldo. Lo peor es que aqui encima de escuchar personajes epicos que estan muriendo, los escuchamos con voces que perdieron su encanto. Saludos.

Anónimo dijo...

creo que no estas bien informado. Los Simpson caen cuando cambiaron a todos los guionistas originales, y pusieron a jóvenes que eran seguidores del programa a escribir los guiones.

Se nota la diferencia a partir de la temporada 20 que no solo ya la imagen parece 3d y no concuerda con la idea original, sino que las historias son absurdas, aburridas y sin sentido.

Anónimo dijo...

totalmente deacuerdo! creia que era el único que se daba cuenta del deterioro de la serie, pues no logro comprender como a durado tanto en antena.
Personalmete no me canso de ver las primeras temporadas (que repiten una y otra vez...), pero como bien dices llega un punto en que en vez de humor "inteligente" dan pena.

Pepe Hernández dijo...

Querido Anónimo del 9 de diciembre. Creo que achacar la culpa a los nuevos guionistas es demasiado optimista, mi opinión, como he puesto de manifiesto, es que la serie decae antes, y dudo que sea por qué guionistas lo escriben, más bien de cambio en la producción (que son los que manejan dentro de la industria) y en temporadas anteriores a la 20. Tampoco es cuestión de pensar de que, aunque no nombre esta situación no esté bien informado, puede que no lo haya considerado necesario. Las acusaciones gratuitas suelen jugar malas pasadas.

David dijo...

Pues yo solo diría que gracias pero por los primeros 10 años, los siguientes 15 han sido muy malos. En México coincidió que en la temporada 11 o 12 que fue cuando empezó a decaer el programa igual hubo un problema entre los actores de doblaje y las voces de todo el elenco cambiaron (tanto personajes principales como secundarios) entonces fue mucho mas notoria la decaída en general del programa.

Anónimo dijo...

Describir "Padre de familia" de ese modo tan simplista y despectivo me recuerda a aquellos tristes tiempos en que se mencionaba a la genial "South Park" como "la serie esa en que unos niños dicen tacos y uno de ellos muere siempre". Hay cabida para muchos tipos de humor. El problema es que la pedantería y el complejo general hacen que se identifique un chiste sobre política automáticamente como "inteligente" y uno sobre "pedos" como simple y vergonzante, cuando puede ser todo lo contrario según la originalidad del enfoque empleado. Es cierto que "Los Simpson" se ha ido quemando, entre otras cosas, por cierta falta de fidelidad a sí mismos. Pero yo no buscaría la culpa de esto en la influencia "nociva" de otras series. En mi opinión el problema fundamental de esta serie empezó cuando sus guiones se dejaron impregnar de cierta "autoconsciencia", esto es, cuando Homer (o Bart, o Lisa...) dejó de ser un cazurro padre de familia para comportarse dentro de la propia serie como una estrella mediática consciente de lo "cool" que resultaba. Fue entonces, cuando los Simpson se convirtieron en "VIPS" dentro de su propio universo ficcional, cuando las tramas se alejaron de la realidad para convertirse en una especie de "los Simpson visitan... Reino Unido/Japón/la selva..." o "los Simpson conocen a... Alec Baldwin, Pete Sampras, Paul McCartney...". Y es que el propio trato dado a los famosos, amable y edulcorado, revela un nada favorecedor acomodamiento en las mieles del éxito de una serie que, como caricatura mordaz de la sociedad que fue en sus inicios, debería preservar su connatural acidez frente a cualquier tentación de connivencia con el zeitgeist.

Anónimo dijo...

Quizá es un tema generacional, los que crecimos en los noventa con esas diez primeras temporadas extraordinarias, de hecho que cambiamos de canal cuando nos damos cuenta de que van pasar un capítulo nuevo. ¿Pensarán lo mismo las nuevas generaciones? En fin, sí, Lo Simpsons ya fueron hace 15 años.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *