NOTICIAS

27 de octubre de 2014

TENERIFE SHORTS 2014: DESFILE Y REINO DEL BUEN CINE BREVE (2ª parte)


El recorrido por el cortometraje visto en la segunda sesión del Tenerife Shorts el pasado mes de Septiembre, ha requerido una división del presente artículo, donde el enmaquetado de las imágenes debe ilustrar y amenizar el texto. Pese a que se trata de una selección escogida de los trabajos más representativos y sobresalientes del certamen (a juicio de este humilde cronista), el artículo ha quedado un tanto extenso, espero que razonablemente extenso.

TENERIFE SHORTS 2014: DESFILE Y REINO DEL BUEN CINE BREVE (2ª parte)

En esta segunda y última parte del artículo dedicado al Tenerife Shorts 2014, recorreremos los cortometrajes de la Sección de competición, un puñado de excelentes cortometrajes británicos finalistas y ganadores de los premios Bafta y un nutrido puñado de cortometrajes, muestra del trabajo cinematográfico que se realiza actualmente en la isla de Las palmas, en la provincia vecina.

Sin mas, os dejamos exactamente por donde terminabamos la primera parte de este artículo:

4. Algunos Cortometrajes de la sección de competición.

De la Sección de Competición destacamos, aparte de los cortos premiados ya mencionados, los siguientes:

Sinfonía Nº 42 (Symphony nº 42). Corto de animación de nacionalidad Húngara, de 2013, dirigido por Rèka Bucsi.

Noche cerrada. Las estrellas desde una zona selvática. Alrededor del plano, palmeras y demás vegetación selvático-tropical. Un zorro dibuja en un grueso tronco de un árbol planetas con sus órbitas. Se escucha un disparo. Es abatido. La película está constituida por diversos motivos formados principalmente por animales realizando tareas cotidianas como si fueran humanos. 47 secuencias que invitan a la reflexión, sobre la absurda relación entre el hombre y la naturaleza. Así, vemos como se rellena una vaca con leche; una especie de pintura rupestre unos hombres muy pequeños doman con cuerdas a un animal enorme, una especie de jirafa; Unos coches locos junto a las pirámides conducidos por animales; o un Pingüino con exquisita voz de soprano.

El realizador cuida de manera muy interesante la colocación de los animales en cada plano.

Está dedicado a las ballenas de Sri Lanka.

Sinfonía Nº 42 (Symphony nº 42).
Sinfonía Nº 42 (Symphony nº 42).
Vegas. Un durísimo documental del Reino Unido acerca de la otra cara del sueño americano. Dirige Lukasz Konopa.

Comienza con unas mini-entrevistas a varias personas que cuentan las maravillas de la ciudad del juego enclavada en medio del desierto de Nevada. Sigue un Plano general de una de las arterias principales de la ciudad, con los distintos hoteles emblemáticos y gente cruzando un puente ubicado por encima de la vía pública.

Rápidamente, pasamos a un joven vagabundo, que, como el protagonista de El Jugador, la excelente novela de Fiodor Dostoievski, el joven acudió de vacaciones, a jugar en los casinos, perdió y se arruinó por completo, pasando a formar parte de la vida marginal de una ciudad que no permite segundas oportunidades. Vive en uno de esos túneles-desagüe de la ciudad, en un lugar muy frio en invierno, de mucho calor en verano, y que cuando llueve se inunda. No se queja por sí mismo, pero su gato, dice, no debería estar viviendo con él.

Alex es un joven de unos 15 años, que ensaya para ser cantante con un show estable toda la semana en el casino más importante de Las Vegas. Por lo pronto debe conformarse con un geriátrico, entreteniendo a gente muy mayor que no puede escucharle bien.

El tercer punto de vista de la historia, es el de un policía que tiene encomendada la triste labor de ejecutar o practicar los desahucios en la ciudad que han sido ordenados judicialmente. Ha llegado a practicar 72 lanzamientos en un solo día dice su voz en off. Le afecta echar a gente buena de sus hogares, y trata de reconfortarse diciéndose que EEUU tiene el mejor sistema legal posible. En ese instante, la voz en off del policía la escuchamos sobre el plano general de una mujer negra, con sus cosas en la calle, ignorada por todos los transeúntes joviales y turistas eufóricos, porque se encuentran en Las Vegas.

El documental se cierra con un conjunto de demoledores planos de toda la parte sórdida y deprimida de la ciudad.

Vegas
Vegas
Desnúdame (Ta av mig). Corto sueco dirigido en 2013 por Victor Lindgren.

La Historia comienza en un lugar de ocio nocturno. Una pareja de jóvenes, atractivos, que parecen haber conectado, hablan, se ríen en la barra del local. Están en la misma onda o sintonía. Él le propone salir, comer una hamburguesa y charlar.

Deciden disfrutar una situación íntima. La chica se deja llevar. Siguen hablando y él le comenta que es la chica más alta y con la voz más profunda que ha conocido. La joven le dice que hace tres años se hizo un cambio de sexo. Van al piso de ella. El joven, un seductor nato, tiene curiosidad. Él le dice a ella por toda reacción “lo sabía”. Él curiosea el cuerpo de ella. Me atrajiste mucho, dirá susurrante. Después de hablar, especular, desnudarse, tocarse, recorrerse ambos, algo flota en el aire, por cuya causa deciden no tener sexo. “Pareces buena chica” dice él antes de irse.

Un magnífico documento sobre cierta pérdida de identidad y la relatividad de las nociones de masculinidad y feminidad existentes en nuestra sociedad global. Los actores están soberbios y afrontan sus cometidos con una naturalidad abrumadora.

Desnúdame (Ta av mig)
Desnúdame (Ta av mig)
Juegos de Amor (Love Games), es un cortometraje de Corea del sur, dirigido por Joung Yumi, de animación en blanco y negro.

Una pareja adulta pasea y se para. Ella dibuja un rectángulo en el suelo. Se quitan los zapatos y entran descalzos en lo que será el escenario para que la pareja se entregue a una serie de juegos, donde las miradas y el sonido de los actos que realizan, suplen a todo atisbo de diálogo.

El primer juego se llama Tea Party. Ella saca la cubertería del té y simula servirlo, con arena en lugar de té. Ambos se entregan a la ficción con entusiasmo. Se miran amorosamente.

El segundo juego se llama Origami, Papiroflexia, es decir, el arte de origen japonés consistente en el plegado del papel sin usar tijeras ni pegamento, para obtener figuras de formas variadas. El proceso minucioso de plegar las hojas hasta convertirlas en flores. Se trabaja de un modo excelente el montaje y el sonido del papel.

El tercer juego se llama fingers. Es un juego de caricias. De él sobre ella. Por el cuello, las manos… repitiendo el ritual una y otra vez.

El cuarto juego, Eat the biscuit. Ambos se colocan un pañuelo alrededor de los ojos y con una galleta, manejada con un hilo, juegan a comérsela.

En el Juego Trip me up, se colocan ambos uno frente al otro y mano derecha contra mano derecha juegan a desequilibrar uno al otro, aprovechando el peso del cuerpo del contrario.

El penúltimo de los juegos es Doctors and Nurses. A Ella se le escapa una lágrima que resbala por la mejilla. Él se la seca. Él con un estetoscopio, se lo coloca en la espalda y escucha su respiración.

Último Juego: Playing Dead. Él se hace el muerto, y ella trata de reanimarlo y levantarlo.

Terminan se calzan los zapatos y se van.

Dos adultos han realizado actividades normalmente reservadas a los niños.

Juegos de Amor (Love Games)
Juegos de Amor (Love Games)
En Órbita para siempre (Orbit Even After). Nigel (Thomas Brody Sangster) es un joven que vive, y ha vivido siempre en los restos de una nave espacial, en una órbita alrededor del planeta Tierra. Sus dos padres, obsesionados por la seguridad ante todo, se conocieron ya en esa situación, de modo que el joven no conoce otro estilo de vida.

De vez en cuando, en otra órbita, pasa una nave espacial, donde habita una joven de la que se ha enamorado. Ambos procurar coincidir en el punto más cercano de sus respectivas órbitas para mirarse. “He pasado mi vida aquí dando vueltas. Daría mi vida por 10 segundos con ella” le dice Nigel a su abuelo.

Un día la joven le manda un mensaje. Su madre, que lo ha cogido, se lo entrega. La próxima vez que pase saltarán uno hacia el otro y se conocerán. El Joven tiene que escaparse de sus padres, pero goza de la complicidad de su abuelo. El mensaje esta incompleto…

Un cortometraje de holgada producción, emotivo, muy elegante, de una ternura infinita, filmado por Jamie Stone con influencias a nivel visual, de películas tan dispares como Brazil (G.B., 1985), de Terry Guilliam, o Gravity (EE.UU., 2013), de Alfonso Cuarón.

En Órbita para siempre (Orbit Even After)
En Órbita para siempre (Orbit Even After)
Des(pecho)trucción es un excelente cortometraje de nacionalidad Venezolana, ambientado en buenos Aires, dirigido por María Ruiz.

Una joven, que habla en off visual, cuenta todo aquello que debe hacer inexorablemente para olvidar a su novio Gabriel con el que acaba de romper. Deshacerse de la Literatura Argentina: Borges, Cortazar, etc, mal que le pese; la revista Barcelona, clave para entender la realidad argentina, pero insostenible para su salud mental; destruir su casa, los chistes, y el cine: Orson Welles, la joven Chihiro de la película de Miyazaki, etc, que incluye una cita a La Pianista (la pianiste, Francia, 2001) de Michael Haneke.

Un trabajo fílmico ágil, divertido e ingeniosamente construido.

Des(pecho)trucción
Des(pecho)trucción
La Noche americana de Angelique (La nuit amèricaine d’Angelique) Es un Corto francés de animación en blanco y Negro realizado por Pierre-Emmanuel Lyet y Joris Clerté, de 7 minutos de duración que constituye toda una reflexión sobre el trabajo del Script en una película, a propósito de La Noche americana (La nuit amèricaine, Francia, 1973), de François Truffaut.

Angelique es una joven que habla en off visual, contándonos como su vida cambia a partir de que su padre la llevó con 12 años a ver el filme de Truffaut. El deseo de la joven de ser una Script, como la protagonista de la película referenciada, se mezcla con agudezas sobre cómo el cine nos prohíbe ciertos placeres visuales. Todo ello configura un trabajo visualmente elegante.

Un homenaje muy sentido a ese gran cineasta de la Nouvelle Vague o Nueva Ola francesa.

La Noche americana de Angelique (La nuit amèricaine d’Angelique)
La Noche americana de Angelique (La nuit amèricaine d’Angelique)
Fase tres (Stufe Drei), corto Alemán dirigido por Nathan Nill.

El joven Malik, llega a un Centro de Cumplimiento de Penas ordenadas por los Tribunales. Ha cometido un delito y debe lidiar con las consecuencias. El Centro es regentado por un matrimonio. En él hay otros cuatro individuos que, como él, cumplen penas por los delitos cometidos. Forman una curiosa galería. Un paralítico, Norbert, que utiliza un peculiar y ácido sentido del humor para seguir viviendo, un joven disminuido que rápidamente se encariña con Malik, un joven fornido pasivo agresivo, al que es muy fácil enfadarlo, y un señor de mediana edad algo desequilibrado, componen la galería de personajes de dicho centro. Cuando el encargado del Hogar sufre un accidente y es acompañado por su mujer al Hospital, Malik queda al mando. Deciden solidarizarse con Norbert y ejecutar una divertida venganza con él. Todos van a la fiesta que celebra la ex esposa del paralítico, con su nueva pareja, (ambos iniciaron su relación estando ella aún casada con Norbert). Un trabajo muy divertido, sobre la solidaridad y la amistad en situaciones difíciles.

Fase tres (Stufe Drei)
Fase tres (Stufe Drei)
Noah es un magnífico cortometraje canadiense dirigido por Walter Woodman y Patrick Cederberg, ganador del premio al Mejor cortometraje en Toronto y Sundance.

Narra la vida de un joven adolescente exclusivamente a través de lo que ocurre en la pantalla de su ordenador Mac, desde que coloca su contraseña para entrar, hasta que apaga su ordenador. Vemos como su novia decide ahorrarse el desagradable trago de verse cara a cara con Noha y rompe con él a través del Facebook. Éste, envalentonado por un amigo con el que chatea por dicha red social al mismo tiempo, decide entrar al perfil de ella, para comprobar si está liada con alguien. Su amigo trata de consolarlo, visita otros chats donde conoce a otra chica con la que parece conectar.

Un genial y muy eficaz retrato de la vida actual adolescente, y de la numerosa gente enganchada a las redes sociales, que no sabe vivir de otro modo que a través de exponer sus vidas en las mismas. Sin duda da que pensar.

Noah
Noah
5. Selección de Cortos premios BAFTA

Por su parte, la Sección de Cortos finalistas y ganadores de los Premios Bafta (iniciales de British Academy of Films and Televisión Arts) aportó unas cuantas gratas sorpresas:

En Caída (Here to fall). Un Estilizado cortometraje de animación producido en 2012 por el Irish Film Board, o sistema de financiación de films irlandeses o rodados en Irlanda.

Una niña preadolescente, provista de una chaqueta con capucha, cae en el vacío. A su alrededor flotan porciones de rascacielos flotantes. La ciudad en la que vive parece hallarse despiezada y en suspensión. La niña corretea por los tejados persiguiendo una sombra escurridiza. La ciudad que se pliega sobre sí misma, como en la obra maestra de Christopher Nolan, Origen (Inception, EEUU, 2010). Dirige Kris Kelly y los guionistas son el propio Kelly y Evelyn McGrath.

Un trabajo cinematográfico de primer orden, apabullante visualmente, cuyas influencias más palpables son el mencionado filme de Nolan y la saga Matrix de los hermanos Wachowski.

Otro ejemplo de la primacía de la imagen sobre la palabra.

En Caída (Here to fall)
En Caída (Here to fall)
La Maldición (The Curse). Filme coproducido entre el Reino unido y Marruecos, de 2012, realizado por Fyzal Boulifa.

Una joven retoza con un señor bastante mayor. Un niño la ve. Se van reuniendo varios niños a partir de que el hombre se va. Se burlan de ella. “Acabo de ver como uno se tiraban a esa”, señala despectivamente uno de los niños. “El tío tiene la edad de su padre”, dirá cruelmente. Estamos en un país árabe. La chica es una joven bella llamada Fatine. La joven trata de aplacar las burlas de los niños, diciendo que el hombre es su novio y que le va a construir una casa en Europa. Los niños cada vez son más. La censuran, la insultan, se burlan de ella. “Vamos a decirles a todos en el pueblo que está usada” dirá el cabecilla del grupo de niños que la sigue. “Deberíamos hablar con sus padres”, murmuran detrás de la joven.

El escenario es agreste, de pedregales, cactus, sin un solo árbol, en un día de sol apabullante, de mucho calor. Todo ello resalta la aspereza de los niños con la joven, reflejo de una sociedad intolerante con la mujer hasta decir basta. Los niños la siguen implacable e incansablemente. La joven se dirige a ellos. Les pregunta qué quieren por dejarla en paz. Comienza el chantaje y la hipócrita explotación femenina, enquistada en esa sociedad ya desde la niñez. El grupo de jóvenes le pide a Fatine que a cambio de su silencio, les compre chucherías.

En el pueblo de al lado, Fatine se acerca a un joven y le pide algo de dinero prestado. El chico le dice que venga con ella a su casa y lo arreglarán. Los chicos la llaman preguntándole a donde va y le dicen que se lleve a alguien del grupo con ella, que no se fían. Fatine escoge a una niña de unos 8 años. Entran a casa de él. El dice que no presta a desconocidos. Ella dice que es prestado y que mañana se lo devolverá. Él le insinúa que no presta dinero, pero que se lo dará a cambio de sexo. “La mano me vale”, dice el joven. A la niña, que está ante la Televisión, Fatine le coloca unos cascos, pero la niña mira y ve todo lo que la joven le hace al hombre para conseguir el dinero necesario para comprar las chucherías al grupo y que la dejen en paz.

En el siguiente plano, Fatine llega con refrescos y chucherías para los jóvenes que se dan el atracón. Le dicen que coma con ellos, ella no tiene mucha hambre. Hablan. Los niños disfrutan con las golosinas, dulces, chocolates y refrescos que les ha conseguido la joven. Ella llora. Se va a ir. Uno de los chicos dice “¿a donde vas, puta?”. La van a seguir explotando, pese a que le han jurado que la dejan en paz.

Una excelente factura y unas interpretaciones memorablemente convincentes componen este filme sensacional, provisto de un mensaje desgarrador.

La Maldición (The Curse)

La Maldición (The Curse)
Tumulto (Tumult). Un film dirigido en 2011 por Johnny Barrington.

Escocia. Planos del maravilloso e incomparable paisaje escocés. Un grupo de hombres, guerreros nórdicos, provistos con pieles y capuchas, portando armas pesadas, caminan, algunos con cierta dificultad, pues también portan ciertas heridas adquiridas en el campo de batalla. A uno de ellos le cuelga lo que queda de su brazo izquierdo. Otro se lo arranca y lo dejan tirado, pues va a morirse irremediablemente. El resto del grupo está compuesto por un padre y varios hermanos. El padre, herido de gravedad, les dice a sus hijos, que morirá satisfecho al haber combatido valientemente y codo a codo con sus hijos.

De repente… topan con un autobús cargado de turistas donde una guía les aporta las explicaciones típicas de un tour. La irrupción de un grupo de soldados medievales en el universo actual con todo el contraste cultural e histórico que conlleva, fue narrado magníficamente en la película Navigator, una Odisea en el Tiempo (Navigator, a Medieval Odissey, Nueva Zelanda, 1988) de Vincent Ward.

Los guerreros se refieren al autobús como bestia de hierro, o barco con ruedas, que navega sobre río pétreo. El jefe lo considera una señal. Se baja la guía del grupo turístico. Los hombres creen que es la enviada para llevarse al hombre al Valhalla, es una valkiria para llevarse al padre, dicen. Ella se les acerca. A su vez, ella piensa que son un grupo de actores locales que tratan de ganarse la vida entre los turistas. La mujer les dice que pueden pasar la gorra en autobús, hacerse fotos y representar todo el circo que quieran. Ella habla por el teléfono móvil, y los guerreros piensan que se trata de una fuerza superior. Dos turistas, una pareja mayor, se bajan y sacan la cámara, flash foto, que alarma a los guerreros, uno saca la espada y decapita al turista y luego a la mujer. Cogen al padre que quiere morir dentro del autobús. La mujer entra y le dice al conductor que arranque. Rechazan al jefe, la puerta deslizante no lo deja pasar. La muerte lo rechaza, dirán los guerreros. El padre muere y el autobús sigue su curso.

Continúa la visita guiada. Un turista dice no van a hacer nada, han decapitado a dos. La guía y el conductor se miran. Eran demasiado mayores y vienen dando la lata desde Aberdeen, sentencia la guía. Plano final del padre enterrado y la espada en forma de cruz frente al atardecer-anochecer.


Tumulto (Tumult)
Creando a Longbird (The Making of Longbird). Excelente cortometraje de animación, dirigido por Will Anderson en 2012.

Comienza con una breve película inacabada de animación en blanco y negro donde destaca la figura de un pájaro alargado y esbelto muy peculiar y su juego con otros pájaros más pequeños en lo que parece una excursión familiar. De repente, la historia se convierte en un making off. El pájaro esbelto, es un divo, la creación de un dibujante ruso, Vladislav Feltov. El pájaro, llamado Longbird, fue protagonista de un filme perdido en la actualidad, del que sólo se conserva el trozo de metraje que hemos visto previamente. Dicho trabajo posee el atractivo de lo inacabado. Fue filmado fotograma a fotograma (frame to frame).

Longbird trató de abrirse paso en EEUU como protagonista de una campaña publicitaria de tabaco en los años 50 que no tuvo éxito. El segundo bloque de la historia parte del planteamiento por parte de un dibujante actual, de retomar el personaje. Lo que sigue es la conversación entre el nuevo dibujante, que quiere darle al personaje un giro hacia la improvisación y Longbird, el pájaro que habla con un fuerte acento ruso, parte de ciertas estrecheces como que el guión lo es todo, y sigue paso a paso el método Stanislawski. Longbird no termina de adaptarse a las técnicas y métodos actuales, ignorando que su destino final puede ser ese enorme vacía virtual que es internet.

Una inteligente reflexión sobre la colisión de técnicas creativas, sobre lo viejo y lo nuevo, con una mirada nostálgica al arte ruso en general de principios del siglo XX, y que realiza una muy peculiar mirada hacia el cine perdido que tanto fascina a los historiadores y cinéfilos en la actualidad. Un trabajo verdaderamente notable.

Creando a Longbird (The Making of Longbird)
Creando a Longbird (The Making of Longbird)

Good Night. Cortometraje Británico dirigido por Muriel D’Ansemboroug en 2012.

Una moda reciente entre las adolescentes para emborracharse por la vía más rápida, es aquella que se conoce como “Tampón de alcohol”, “Tampón vodka” o “Slimming”. Dicha práctica proviene de EEUU y desde el año 2013 se ha tomado conocimiento de que ha llegado a España. El procedimiento es sencillo: Se sumerge un tampón en un vaso de Vodka, Whisky u otra bebida alcohólica de alta graduación, y se introduce en la vagina, de modo que el alcohol entra directamente a la sangre y la embriaguez se logra de modo casi inmediata. La travesura no sería más que eso, si no fuera porque los médicos advierten el serio y grave riesgo que para la salud supone su práctica. Puede dañar las paredes vaginales, y causar un coma etílico y la muerte rápidamente, pues la vagina es un órgano que absorbe muy bien y el consumo por ella hace imposible controlar los niveles de alcohol en sangre.

Dos adolescentes de unos 14 años practican en ropa interior ante un video didáctico para mujeres, acerca de cómo ser terriblemente sexys. El filme comienza con un plano que recorre las curvas de los cuerpos femeninos en flexión al ritmo de las enseñanzas audiovisuales, y en especial de sus contoneos como reclamos sexuales. Las imágenes nos dejan claro que se trata de dos cuerpos ávidos de las primeras experiencias. “No subestimen el poder del dedo en la boca”, dice, entre otras cosas, la monitora.

Ambas jóvenes van a salir de fiesta. Deciden empapar cada una un tampón, en un vaso de vodka, e introducírselo en la vagina. Es, según le dice una a la otra, la fórmula perfecta, pues emborrachan pero no dan aliento a alcohol.

El resto del filme se compone de los quebraderos de cabeza que les otorga a las dos jóvenes la travesura en cuestión y el encuentro con ciertos indeseables que pueblan la noche. Contiene un exquisito final, muy coherente con la narración y con el alivio que experimenta una de las dos jóvenes. Un plano sostenido de las dos jóvenes sentadas y abrazadas en la parte trasera de un coche, conducidas a sus respectivos hogares.

Good Night

El caso Voorman (The Voorman problem).

Una prisión enladrillada enorme vista desde fuera. Llega el Dr. Williams (Martin Freeman, el protagonista de El Hobbit, y el doctor Watson en la serie Sherlock), reputado Psiquiatra. Le espera el Alcaide. En las prisiones inglesas la Guerra con Oriente, hace que sea difícil disponer de buenos psiquiatras, cometa el Alcaide. Se ha llamado a Williams porque tienen un serio problema. Voorman (el actor y guionista Tom Hollander) es un preso que se cree Dios. Lo peor es que ha convencido a todos los demás presos de que lo es. Lo tienen aislado, pero ello no es suficiente para restablecer el orden. El alcaide le pide a Williams que lo psicoanalice. Si concluye que está loco, lo mandarán a un manicomio y dejará de ser un problema de la prisión.

La entrevista entre Williams y Voorman es realmente significativa. Dice con toda naturalidad que es Dios, que su trabajo es el mantenimiento del universo, que creó el mundo hace 9 días. Tengo 35 años, le dice Williams, “¿cómo se explica que tenga recuerdos?”. Voorman le dice que también creó todas las señales de antigüedad que existen para que parezca que existe hace miles de años. “Todo el universo es mi creación dice, incluído Barak Obama”, Sentencia Voorman.

Las evidencias que Voorman le va dando a Williams acerca de la realidad de su discurso, producen un divertido juego de confusiones en un final, entre simpático y desolador. Sencillo, al grano y eficaz, la película se beneficia de un duelo actoral de primer orden.

Un ingenioso trabajo, que compone una gran broma, con mucha ironía inequívocamente británica, realizado en 2011 por Mark Gill.

El caso Voorman (The Voorman problem).
6. Sección 928.

Finalmente la Sección 928 de cortos de Las Palmas de Gran Canaria incluyó

La Pasión de Judas, dirigido por David Pantaleón, sobre la denominada fiesta de Judas, una tradición iberoamericana, por la que se apedrea, lincha y quema un muñeco que representa a Judas Iscariote. Trufado de citas a canciones latinas, asistimos al proceso de creación de la procesión, que va tocando en las casas, lanzando un volador y gritando el nombre de Judas, para terminar con la quema del muñeco que simula ser el traidor de Cristo; Silver Sands Motel, dirigido por Cris Noda y Cayetana H. Cuyás, un retrato casi fotográfico-pictórico de 5 minutos de las cosas que ocurren en el mencionado hotel, donde vemos cuerpos y accesorios femeninos, el anagrama del Hotel que parece ser una estrella de mar, o el cuerpo inerte de una joven. Todo ello subrayado con los punteos de una guitarra acústica. La vie en rose, de Rafael Navarro Miñón, cuyo anterior corto se había visto en la primera sesión del Tenerife Shorts, incide en filmar la rutina de su vida junto a su esposa, en el otoño de la vida con música clásica de fondo. Un día cualquiera, de Nayra Sanz Fuentes, nos conduce por la rutinaria existencia de Ana. La joven, cuyo marido se despide después de desayunar, presenta un trastorno de ansiedad, que llega a su cénit en un atracón de comida que acaba de adquirir, y termina por vomitar. Su madre la acompaña de compras por el día, y por la noche cena con su esposo y amigos. Ana es una joven atrapada entre su posesiva y castradora madre y su novio controlador. La Máquina de los rusos, de Octavio guerra, un interesante recorrido por el material filmado por el padre del director con un tomavistas comprado a los rusos. Imágenes en super 8, fotografías, y cámaras de video, componen un retrato nostálgico, que incluye unas fragmentada entrevista al padre del realizador. Finalmente, Jet Lag, de Marine Discazeaux, cortometraje de un minuto de duración sobre un encuentro en un punto medio entre Brasil y Rusia. Algunos de los jóvenes realizadores de la sección, comparecieron en el Teatro Guimerá, comentando lo crítico que son unos con otros, deseando ver una sección 922 (el prefijo de la provincia de Santa Cruz de Tenerife) y agradeciendo la labor de distribución de Digital 104, patrocinadores, por otra parte, de Los Encuentros con el cine en el mencionado Teatro Capitalino.

Jet Lag
Jet Lag
Un día cualquiera
Un día cualquiera
Se ha podido ver, en definitiva, una considerable muestra de cine, como una expresión multicultural más de la diversidad de ideas que pueblan este mundo cada día más globalizado. Un gran esfuerzo por parte de José Cabrera Betancort y todos aquellos que organizan este maravilloso festival.


Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *