NOTICIAS

26 de septiembre de 2014

Entrevista a los máximos responsables de 'La Isla Mínima', uno de los mejores films del año

El pasado miércoles os ofrecíamos nuestra crítica de 'La Isla Mínima', la última propuesta del director de cintas como '7 vírgenes' y 'Grupo 7', y hoy, tras haber estado con el director del film y varios de los protagonistas, os hablamos de varios detalles sobre el film, los actores y el director de esta maravillosa producción.

Raúl Arévalo, Alberto Rodríguez y Nerea Barros en la rueda de prensa de "La Isla Mínima"
Perdonad la calidad de la foto, pero sin contar con nuestra fotógrafa habitual, el iPhone 4 no da para más

'La Isla Mínima' nos traslada hasta el principios de los ochenta para narrarnos como una pareja de detectives madrileños son enviados por una serie de motivos a un pueblo remoto de las marismas andaluzas, en concreto a una localidad enclavada cerca de las zonas conocidas como Isla Mayor, Isla Menor e Isla Mínima.

En ese apartado lugar en el que la transición a la democracia acaba de llegar, tendrán que hacer frente a un desconsolador crimen, y como no, a los fantasmas que les atormentan a ellos mismos y al resto de habitantes de un pueblo que tiene mucho que esconder.

Alberto Rodríguez, el director de la exitosa cinta de cine andaluz 'Grupo 7' (y de algunos capítulos de la serie 'Hispania', cuya experiencia le parece bastante menos interesante que la realizada en cines), es el encargado de la dirección y de parte del guion (junto a Rafael Cobos) de esta historia que, en palabras del realizador sevillano, nace tras la asistencia a una exposición del fotógrafo sevillano Atín Aya.

Dicha exposición mostraba el entorno de las marismas y como muchos de esos lugares, abandonados por la industrialización, habían quedado anclados en el tiempo.



Uniendo ese entorno junto a algunos los crímenes que se observan en la novela ‘2666’ del autor chileno Roberto Bolaños, Rodríguez nos ofrece un film ambientado en el sur (no se dice donde, pero hay elementos reconocibles de localidades sevillanas y gaditanas) que él mismo etiqueta (y podéis comprobarlo a los pocos minutos en los que empieza el film) como “western crepuscular

Tras responder a nuestras preguntas sobre la procedencia de algunas de las estupendas fotografías aéreas (con forma de cerebro y otras cosas) que observamos al inicio y durante el desarrollo del film (que son reales, tomadas por Héctor Garrido y originalmente estáticas, pero con animación añadida en post-producción), y teniendo en cuenta que ya hay cientos de entrevistas por la red y los grandes medios, nos dispusimos a preguntarle acerca de la recepción fuera de nuestras fronteras, a lo que nos contestó que el film se ha vendido a Francia y que están en negociaciones para hacerlo también en Japón, lugares en los que se comercializara como “Marshlands” (Marismas) y de lo que nos cuenta que ya es un gran logro. 

Después de comentarnos que no tenía ningún tipo de implicación en el titulo extranjero, indagamos en los paralelismos más que evidentes que existen entre este film y la reciente serie de HBO ‘True Detective’, las cuales, además de una pareja de detectives muy diferente (con aficiones a las libretas y a apuntarlo todo), una zona “de población profunda” (por llamarla así) y ciertos “elementos sobrenaturales” de los que no podemos decir nada para no estropear sorpresas, nos comentó que dichas similitudes son fruto de la casualidad y que su trabajo empezó en octubre de 2013 habiéndose estrenado la serie de HBO en enero de 2014 y siendo para ellos (como nos contó también Raúl Arévalo) una sorpresa a la que tampoco hay que prestar demasiada atención porque, ya os digo, que ‘La isla Mínima’ supera con creces a la ficción protagonizada por Matthew McConaughey y Woody Harrelson, algo nada fácil teniendo en cuenta la diferencia de presupuestos y metraje entre ambas obras.

El director, Alberto Rodríguez, en el rodaje de "La Isla Mínima"
Tras despedirnos de Alberto (bueno… el orden no fue exactamente este, pero al igual que en las películas, a los post también hay que darles el montaje adecuado) llegó el turno de entrevistar a Raúl Arévalo, intérprete que da vida a Pedro el compañero de Javier Gutiérrez (Juan), al que nos quedamos con las ganas de poder interrogar.

Raúl se nos mostró especialmente contento por haber participado en esta película, y a colación de las similitudes con True Detective, nos contaba que estaba encantado de que lo compararan con McConaughey (ambos han venido de comedias para hacer títulos tan serios y exitosos) y que él fue el primer sorprendido tras ver el tráiler de la serie de HBO.

Además de confesarse un fan de las series (sobre todo aquellas con identidad propia), nos habló de la dura situación por las que pasan la mayoría de intérpretes españoles, y como él se puede considerar un afortunado por tener una racha tan grande de trabajo en proyectos tan interesantes (ha trabajado con directores que son primeras espadas en la realización española) mientras que el sector del cine acumula un 88% (punto arriba, punto abajo) de paro.



En dicha charla nos comentó que le encantaría dirigir y que aunque tiene un proyecto del que prefiere no hablar, actualmente está eufórico por haber trabajado con Alberto Rodríguez, realizador que le encantaba y que le ofrecido este papel con el que se divirtió y se siente satisfecho a pesar del duro rodaje de ocho semanas en el que, además de descubrir un paisaje que no se esperaba encontrar en nuestra comunidad, lo pasaron bastante mal debido a los cambios climáticos (calor excesivo a veces y frio destacable en otras ocasiones) y a la presencia agobiante de los mosquitos, habitantes habituales de las marismas.

Entre las anécdotas que nos comentó (tened en cuenta que el rodaje abarco un otoño caluroso y parte del invierno) que debido a que la cinta estaba ambientada en verano, debían untarse de vaselina para simular que estaban sudando a pesar del “fresquito” que hacía y que aunque nadie del equipo acabo accidentado en los canales que rodeaban al entorno del set de rodaje, le llamo la atención que la poca población que vivía alrededor llevaran grandes piedras dentro de los vehículos, algo que desconocíamos pero que es una recomendación de las autoridades para en caso de caer con un vehículo a los canales, poder romper el parabrisas frontal y salir del vehículos sin morir ahogados (suceso más habitual del que se cree, y que lamentablemente le toco vivir a una conocida hace unos años).

Después de esas anécdotas, este actor al que hemos visto recientemente en series como 'Con el culo al aire' o 'El Tiempo entre costuras', nos contaba que mientras que el trabajo sea interpretar le da igual hacerlo en cine y televisión, pero que en esta ocasión, y tras ver el trabajo realizado, ha disfrutado enormemente de la labor realizada por Alberto Rodríguez y su equipo, algo que incluso ha hecho que se fijara menos en su parte interpretativa, la cual, siendo protagonista, es imprescindible en este film.

Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez en el rodaje de "La Isla Mínima"
Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez en el rodaje del film

El siguiente actor que se prestaba a hablar con nosotros (bueno, en este caso hablo solamente conmigo por una serie de circunstancias que no vienen a cuento), fue el gran Antonio de la Torre, interprete de títulos recientes como ‘Caníbal’ y ‘La gran familia española’, y al que podremos ver en breve, y al margen de en La Isla Mínima en el cortometraje que Jaume Balaguero ha realizado para la iniciativa “Cinergia” de Gas Natural Fenosa (ya está disponible el trabajo de Paco Plaza en esta acción, el corto llamado ‘Ultravioleta’).

Antonio de la Torre interpreta a Rodrigo en el film de Alberto Rodríguez, y se nos presenta como el operario que dirige la barca que ayuda a cruzar el rio en diferentes puntos de su localidad. Atormentado por la desaparición de sus hijas y con un cargo de conciencia importante por cierto detalle que debéis descubrir viendo la cinta, indagué en si tiene proyectos televisivos por delante, y aunque no podía comentar nada, me dejo claro que mientras que no hubiera problemas de agenda y que pudiera trabajar en personajes interesantes está dispuesto a todo y que, afortunadamente, tiene suficiente trabajo al menos a un año vista.

Debido a lo poco que puedo revelar de su personaje, opte por preguntarle acerca de otros proyectos que tiene en agenda como es la producción anglo australiana en la que participa junto a Paz Vega y que está dirigida por Jim Loach (Shameless , Badgirls).

En dicho film, forma parte de un grupo de españoles que se trasladan a Australia para plantar viñedos y como todo gira en torno a un niño alrededor del que se perfila una historia de redención con sorpresas de las que me revelo cierto spoiler que directamente no pondré sobre el papel.

Aprovechando su presencia, era imprescindible preguntarle sobre preferencias, y si bien es cierto que fue muy diplomático al respecto (el actor no quería menospreciar a nadie) , acepto a responder en modo sondeo a con que directores le gustaría trabajando a la palestra nombres como Woody Allen, Christopher Nolan o los españoles Amenábar y Fernando León , y preguntado sobre géneros, nos respondió que está deseando de hacer algo de terror, genero del cual se confesó fan absoluto (nos comentaba que El exorcista era una de sus cintas favoritas), y del que comentó que en otros países, como Rumanía, la gente le habla con verdadera devoción sobre lo que se hace en España.

Antonio de la Torre en "La Isla Mínima"
Antonio de la Torre como el dueño de la Barca (suponemos que usaron la barcaza de Coria del Río)
Además, espera que Santiago Segura le vuelva a llamar para hacer una aparición en otra entrega de Torrente, saga en la que tuvo su momento durante la primera entrega, y que admite que le encanta.

He decir que pese a que tenía pocas preguntas para Antonio de la Torre, fue un gustazo sentarme a su lado y conversar con él, ya que a pesar de ser uno de los actores más valorados del panorama nacional, se mostró como un tipo súper normal y accesible, un rasgo que aprecio y que me demuestra aún mas lo grande que es.

Por último, y no por ello menos importante (que me gusta usar frases tópicas…) tuvimos el placer de entrevistar a Nerea Barros, una gallega preciosa y súper simpática que llama muchísimo la atención en persona tras haberla visto en la película, y es que según nos contó la actriz su papel resulto especialmente duro debido a que tenía que interpretar a una mujer fuerte, hecha a si misma, que tras llegar del norte, estaba dispuesta a hacer lo que fuera por su familia, sufriendo en su carnes que la vida, o la trama del film, le daba un palo muy difícil de soportar

Dicha intensidad se refleja enormemente en Rocio, el personaje de Nerea, quien hace el papel de la madre de las niñas desaparecidas con las que comienza el film y es la esposa del personaje al que interpreta Antonio de la Torre (del cual se confiesa ultra fan, junto a Luis Tosar) algo que se nota al ver a la actriz (que comenta que le encanta ir en chándal y montar en monopatín) que a diferencia de su personaje en el film, resulta mucho más joven y atractiva en la realidad.

Nerea Barros hizo mucho hincapié en el desgaste físico que le ha supuesto este papel y como entro por casualidad al proyecto tras un casting en el que se presentó por mediación de su agente y sin saber nada.

Nerea Barros en "La Isla Mínima"
Nerea Barros aparece de esta guisa en el film, algo que impacta para una mujer joven que asegura ir en chandal y en monopatin.
Eufórica por poder trabajar con Alberto Rodríguez y su admirado Antonio de la Torre, se enfrentó a la dura tarea de interpretar a este personaje decisivo en la trama y del que se sintió aliviada de no tener que ejecutar con acento andaluz, debido a lo complejo que le hubiera resultado.

La actriz nos habló emocionada de lo mucho que le había gustado la zona, y que ha quedado enamorada de las gentes y el entorno, aunque también nos dejó caer que no echará de menos la humedad del lugar, ya que la ponía en una situación incómoda por el sudor (algo que no soporta, y que nos transmitió la idea de que es especialmente celosa de su higiene)

Proveniente del mundo de la danza, y con la segunda temporada de “El Príncipe” como uno de sus proyectos inminentes, Nerea nos hablaba de que quiere probar a cantar y que esta super orgullosa de este proyecto, del cual, Warner ha hecho una campaña enorme (y de la que se benefician por un producto de tan alta calidad) y en la que le ha sorprendido que los periodistas y diferentes medios acudieran a ellos de forma tan evidente (personalmente he oído entrevistas de muchos de ellos en diferentes radios, acordándome especialmente de la que ella sufrió a manos de Dani Mateo en Yu no te pierdas nada, o de la que Raúl Arévalo y Antonio de la Torre tuvieron con Julia Otero al mismo tiempo que Gallardón dimitía como ministro de cultura), algo que no es lo habitual, y que parece que ha supuesto una sorpresa para ella y para nosotros.

Sinceramente, viendo sus trabajos, lo cercanos que han resultado y lo accesibles que se han mostrados en todo momento, no puedo hacer más que seguir insistiendo en que todos vayáis a ver “La Isla Mínima”, una cinta que no tiene desperdicio y que espero que siga trayendo satisfacciones a todos los implicados en ella.



Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *