NOTICIAS

26 de agosto de 2014

Crítica de 'Lucy': una entretenida obra menor de Luc Besson

“LUCY” era uno de los estrenos más esperados del sobresaliente cineasta francés Luc Besson (Malavita, 2013) que firma el libreto de la cinta y que por fin llegó a nuestras carteleras españolas este pasado fin de semana de la mano de Universal Pictures Spain. Al servicio de Besson se ponen caras muy reconocidas del cine internacional, como la indiscutible protagonista que da vida a Lucy, nuestra apreciada viuda negra Scarlett Johansson, arropada del veterano Morgan Freeman junto con Choi Min-Sik y Amr Waked.

Fotograma de Lucy, de Luc Besson
“LUCY” es una joven estudiante residente en China, que de forma involuntaria, se ve envuelta en un peligroso negocio de narcotraficantes que la obligan a hacer de puente para colar las drogas en otros países. De forma accidental, quedará expuesta a los efectos de la sustancia que transporta convirtiéndola en un ser especial.

Con títulos de fuerte impacto en su trayectoria como “El quinto Elemento” o “Léon, El profesional”, el maestro en los géneros de acción y la cifi, Luc Besson nos ofrece una sesión firme de entretenimiento, pero por debajo del nivel de calidad que le precede. Este último trabajo que versa en tres géneros, thriller, acción y ciencia ficción, es como una montaña rusa que va de más a menos, según avanza el metraje se va diluyendo ese arranque con fuerza que en principio suministra acción a raudales y que nos muestra una Scarlett Johansson pletórica en su papel, cada vez más versátil y cómoda en roles de acción, esa máquina letal de matar, una versión moderna del famoso personaje de “Nikita”. Aunque Scarlett nos eclipse con su Lucy convertida en una superwoman a lo más femme fatale, Morgan Freeman sea una apuesta segura en un papel secundario que resuelve con sobrada solvencia y tengamos un perfecto y carismático villano en la función personificado por el actor de Oldboy, Choi Min-Sik, el desarrollo de la historia es fallido, dejando a medio camino lo que podía haber sido una obra mayor del director.

Choin Min-Sik en un Fotograma de Lucy, de Luc Besson
Como apunte personal, me hubiese gustado mayor profundización en el pasado de la protagonista, tan sólo podemos reconocer al principio a una mujer ingenua y aparentemente impulsiva de la que desconocemos totalmente su anterior vida.

A grandes rasgos se denota que es una película de aires metafísicos de las que te hacen reflexionar, sobre todo por su final, un caso parecido a la reciente “Enemy”, que inclusive creo que causa el mismo efecto en el espectador tras verla, una película, o que amas o que repulsas, pero que no te deja indiferente para nada tras su visionado.

Por otro lado, hay muchas incongruencias relacionadas con la teoría del desarrollo de la capacidad mental del cerebro en cuanto a como va evolucionando la protagonista según va rebasando los niveles, algo no reprochable si la vemos como pura ficción y no buscamos un razonamiento realista.

El guión, bajo mi punto de vista, mezcla conceptos filosóficos como La teoría de Nietzsche del súper hombre. Mediante la evolución de la mente humana, concibe al individuo fiel a los valores de la vida y al sentido de la tierra tras la muerte de Dios, el hombre se convierte en omnipresente (Estoy en todas las partes).

Morgan Freeman y Scarlett Johansson en un Fotograma de Lucy, de Luc Besson

En el apartado técnico, la película está muy bien realizada, los efectos especiales están muy bien logrados y las escenas de acción son de lo más relevante que nos ofrece el film.

El futuro distópico de Lucy está bien trazado, diseñado y acompañado de una banda sonora a cargo de Eric Serra, el compositor habitual que trabaja bajo las órdenes de Besson ha encajado bien sus piezas musicales en los pasajes de intriga y acción. También el que fuera el vocal y líder del mítico grupo británico Blur, Damon Albarn, nos regala la canción “Sister Rust” grabada en exclusiva para el film.

“LUCY” se convierte en un producto consumible y ligero al más estilo palomitero, con valores transcendentales, pero no tan redondo como podría haber sido.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya sea por ver al gran Morgan Freeman (Uno de mis actores favoritos)merece la pena verla.ademas la idea de la peli me parece acertada.Gran critica Cris!!

José Antonio Ramírez Benítez dijo...

Me encanta Scarlett y sobre todo Morgan Freeman, mi hermano la ha visto y le ha gustado bastante. Quería leer tu crítica porque me fío bastante de tu opinión. Fantástica crítica Cristina. Gracias

LUGHTSUN dijo...

Muy buenas palabras Cristina...Coincido bastante en tu opinión aunque a mi personalmente no me ha gustado. El tema no es nuevo y la verdad creo que tiene fallos técnicos.
El final se le ha ido bastante la cabeza al director...
Gracias.

Marilou dijo...

Una critica muy completa como siempre, Cristina :-). No te olvides de ningun detalle y es facil hacerse una idea de la pelicula. En este caso, no me atrae mucho la pelicula pero como sale Choi Min-sik, creo que la veré. Es un actorazo, es sobresaliente en Old Boy y atterador en Encontré al diablo, y seguro que merece la pena aunque sea solo para él.

Gustavo Fernandez dijo...

Estupenda la crítica que has escrito sobre la película. Tanto que he logrado convencer a mi mujer para ir al cine a verla. No le gustan las películas donde hay escenas de violencia. Pero a nosotros si que nos atrae la idea de que el ser humano puede hacer muchas más cosas de las que estamos acostumbrados. Utilizando nuestra capacidad cerebral. Gracias,

Leidy dijo...

Buenísima y completa crítica, que me hace pensar en ver esta película que aunque no sea mi género favorito, está tan bien descrita que me incita a verla.Acción trepidante, y entretenimiendo a tope, para pasar un buen rato.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *