NOTICIAS

9 de mayo de 2014

Crítica de "Snowpiercer" (Rompenieves): Ci-Fi post-apocalíptico con mensaje

Crítica de "Snowpiercer" (Rompenieves)
SNOWPIERCER (ROMPENIEVES, como se ha titulado al film en España) es la nueva propuesta futurista que llega hoy a los cines españoles de la mano de GOOD FILMS. Dirigida por el cineasta coreano Bong Joon-ho artífice de destacables títulos orientales como Memories of Murder, The Host y Mother, el cual se ha encargado del guión de la cinta junto con Kelly Masterson. La película está producida por Park Chan-Wok (Olboy, Stoker) y basada en la novela gráfica francesa creada por Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb.

Un fallecido experimento para solucionar el calentamiento global arrasó con la vida en la tierra, dejando tan sólo unos supervivientes que ahora conviven por la devastadora era glaciar en un tren llamado SNOWPIERCER (Rompenieves) coexisten separados por los vagones y clasificados por su clase social, los que viven en la cola del tren son los más pobres y están a merced de los más ricos que imponen sus normas de forma abrupta y despiadada… hasta que llegue el día del levantamiento liderado por Curtis (Chris Evans).
Chris Evans y John Hurt en "Snowpiercer" (Rompenieves)
Con una ambientación oscura y desalentadora y una cuidada fotografía se nos muestra una sociedad cruda y letal, donde los polos opuestos son extremos, una vil clase alta, derrochadora y que vive cómodamente y desahogadamente frente a la más terrible pobreza donde la esperanza es el único motor con arresto hacia un nuevo horizonte, una ventana o puerta hacia la luz.
La claustrofobia está servida en el espacio donde transcurre la historia, como si de un bunker se tratara, todos los supervivientes ahora comparten un tren acorazado construido e ideado con la misma base que en su día se concibió el famoso Titanic apodado “el insumergible”, aquí tenemos el eficaz tren “rompenieves”. Pero el poder no es solo el dinero, también es el poder del liderazgo y la propia estima por la vida en contra de un corrupto e injusto sistema politizado por los más pudientes.

De este retrato descarnado sobre un mundo que solo lucha por la supervivencia, el cineasta nos ha querido mostrar el mensaje claro y llano de la bajeza del ser humano ante situaciones límites y desesperadas, el uso de medidas desesperadas. Que la voz y la lucha es la unión y la fuerza la constituyen los que quieren cambiar las cosas, su destino y vidas. Tocando temas tan delicados como el que supone la explotación infantil.

Tilda Swinton en "Snowpiercer" (Rompenieves)
Sin duda alguna, SNOWPIERCER es una obra cinematográfica de alta calidad, sopesando las diferentes apartados, tantos técnicos como artísticos se ha construido una potente historia distópica, que no da respiro en cuanto a acción se refiere, dinámica y con un ritmo apabullante, asistimos a más de dos horas de metraje que invitan a la reflexión con combates y desafíos psicológicos que juegan con el espectador. La llave hacia el éxito de esta combinación de géneros, es precisamente su fuerte carga de suspense y las proporciones elevadas de retos y combates que se suceden, como si poco a poco se fuesen encajando las piezas de un puzzle, empezando desde el final hasta llegar a la meta, un auténtico viaje sensorial donde las emociones emergen de forma continuada.

Respecto al casting de actores está comandado por Chris Evans, actor conocido por dar vida al personaje de “El Capitán América” y por su rol en “Los 4 fantásticos”. Aquí en la piel de Curtis, el líder de la rebelión de los más desfavorecidos, borda el papel aportando los matices necesarios y ofreciendo un papel a la altura como protagonista del film apoyado por otras figuras importantes y veteranas dentro del cine, como lo es John Hurt (Alien, V de Vendetta), Ed Harris (El Show de Truman, Una mente maravillosa), el joven y prolífico intérprete Jamie Bell (Billy Elliot, Jumper) y Tilda Swinton (Michael Clayton, El Gran Hotel Budapest) aquí más camaleónica que nunca. Las interpretaciones de los actores son soberbias, como lo es la música creada para la cinta por el compositor Marco Beltrami (Guerra Mundial Z) que como nos tiene acostumbrados, sabe irradiar la atmósfera turbia y de lucha por la supervivencia.

Jamie Bell en "Snowpiercer" (Rompenieves)
En torno al papel que desarrolla Ed Harris en la función me recordó un poco al que hacía en el “El Show de Truman”, el que mueve los hilos de sus marionetas.

SNOWPIERCER / ROMPENIEVES, no solo rompe el hielo, rompe las barreras. Está claro que es la era de los films post-apocalípticos, pues continuamente nos llegan a las carteleras historias que nos emplazan en el fin del mundo, como la reciente “Pompeya” y esta SNOWPIERCER / ROMPENIEVES de la que a grandes rasgos se puede decir que es un ejercicio de notable espectacularidad y necesario para cualquier amante que se precie del género.

Lo que está claro es que el resultado tras su visionado no te dejará HELADO, algo que no viene mal con el calor que esta haciendo a estas alturas del año.


4 comentarios:

José Antonio Ramírez Benítez dijo...

Precisamente ayer grabé el pase que echaron de esta película en Canal+1.
La tengo grabada y deseando de verla, tu crítica me parece muy interesante. Muchas Gracias.

frankbanner71 dijo...

PELICULON con todas las letras.señoras y señores,clasico habemus.

alla el que se la pierda.

Leidy dijo...

Pues... no dudo de la calidad de la película, pero el tema no me atrae, un poco deprimente, porque en el fondo es real como la vida misma...si , realmente creo que no es fantasía no es puramente futurista porque el mensaje es lo que ocurre en el mundo solo que descrito crudamente. Una buena critica que no omite lo que vas a sentir en la butaca.

Anónimo dijo...

Pues tengo muchas ganas de ver esta pelicula ya que este tipo de films me encantan.Al director ni le conocia pero bueno.Gradisima critica Cris.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *