NOTICIAS

24 de mayo de 2014

Crítica de "Dom Hemingway", una tragicomedia británica con un Jude Law pletórico

Crítica de "Dom Hemingway",
DOM HEMINGWAY se acerco ayer a nuestras carteleras de la mano de 20th Century Fox España y gracias a nuestros apreciados amigos de Sensacine.com pudimos asistir al preestreno de la cinta organizado esta semana en los Cines Kinépolis de Madrid.

El largometraje está dirigido y guionizado por el neoyorkino Richard Shepard (La sombra del cazador, Girls) y protagonizado por el actor británico Jude Law al que le acompañan en la película Richard E.Grant, Emilia Clarke, Demián Bichir, Kerry Condon y Madalina Diana Ghenea.

DOM HEMINGWAY (Jude Law) es un diestro ladrón de cajas fuertes que acaba de cumplir su condena en prisión, ahora quiere cobrar su recompensa por su silencio al no implicar a su jefe Mr. Fontaine (Demián Bichir), unos de los mafiosos más temidos, y con ese objetivo va a visitarlo con su colega Dickie Black (Richard E. Grant). Al mismo tiempo, Dom querrá recuperar el tiempo perdido lo más rápido posible y restablecer su relación con su hija Evelyn (Emilia Clarke).

Jude Law en "Dom Hemingway"


Si algo está claro en DOM HEMINGWAY es que Jude Law es sin duda alguna el alma de la función, lo ha entregado todo para este papel y demuestra su enorme versatilidad interpretando a un ex–convicto peculiar y canalla, con cierta inestabilidad mental y que sobrepasa al máximo sus límites. A veces extremadamente colérico y otras, un desfasado seductor que se engalana para cortejar a las mujeres. Para prepararse para el papel el artista subió 13 kilos, en más de una ocasión se puede apreciar su diferente estado físico, asomando un provinente barriga, y aún así no pierde ni un ápice de su habitual atractivo. Su partenaire en el viaje en la mismísima reina de dragones de la exitosa y aclamada serie de la HBO Juego de Tronos, aquí vemos una “Emilia Clarke” de pelirroja y que encarna a la hija que se siente resentida por la ausencia de su padre en los momentos más duros e importantes de su vida. La relación paterno-filial es una subtrama relevante en la historia dejando de lado las habituales historias románticas, aquí el amor que mueve el mundo del querido Dom Hemingway es el que tiene por su hija. La segunda de a bordo aprueba sin dejar ninguna huella, yo creo que se justifica su presencia en la cinta por su cotizada fama actual y ver su nombre el cartel puede ser un incentivo para decidirse a ver la cinta. Por el contrario, el secundario Richard E. Grant está espléndido y junto con Jude Law protagonizan los momentos más intensos e hilarantes.

En esta obra cinematográfica destacan los diálogos densos y el uso de tomas largas, al inicio del film vemos un primerísimo plano del protagonista que parece dirigirse directamente a nosotros, en plan monólogo (una verdadera oda a una parte de su cuerpo) como lo hacía en el remake “Alfie” (2004), aunque finalmente se hace más uso de la narrativa mientras transcurre la historia, como si de un relato se tratara el principal va expresando sus reflexiones, inquietudes y emociones al espectador.

Jude Law y Richard E. Grant en "Dom Hemingway"
El formato de corte british aderezado con humor negro, drama familiar e incómodas situaciones que aceleran nuestro ritmo cardíaco generando tensión intensifican la historia. Como punto original y a pesar de que en ningún momento se vincula el nombre del protagonista con el famoso escritor Ernest Hemingway, la forma del expresarse de Dom a veces parece poética, el cual posee de una enorme labia llegando a convertirse en un bocazas en momentos comprometidos, disparando por su boca lo primero que se le pasa por la cabeza. El desconocimiento de su impulsivos actos dan mucho juego y son los que nos mantienen más expectantes durante el metraje de la película.

La cinta tiene la música original del compositor Rolfe Kent responsable de las soundtracks de “Up in the Air” o de la reciente “Una vida en tres días”, las melodías acompañan al salvaje Dom que pasa por diferentes situaciones y traslaciones emocionales que se reflejan en cada nota musical. Además en el film podemos ver a la propia Emilia Clarke cantando una cover de “Fisherman´s Blues” del grupo The Waterboys, demostrando su cualidad como solista, lo hace bastante bien.
Emilia Clarke en "Dom Hemingway"

DOM HEMINGWAY aprueba por los pelos, gracias al gran trabajo de Jude Law, solo por eso merece la pena darle una oportunidad. Por lo demás, está muy por debajo de cintas del mismo género como Snatch: Cerdos y diamantes del cineasta Guy Ritchie.

2 comentarios:

José Antonio Ramírez Benítez dijo...

Jude Law no es de mis actores preferidos la verdad, reconozco que no es mal actor pero no es de mi agrado, he leído tu crítica y me ha entrado muchísima curiosidad por ver la cinta.Parece ser por lo que cuentas que merece la pena verla. Gracias.

Marilou dijo...

Pienso lo mismo que José Antonio en el comentario anterior :-).

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *