NOTICIAS

27 de marzo de 2014

"2 Francos, 40 pesetas": 2º viaje a una crisis pasada de la mano de Carlos Iglesias [Crítica]

Crítica de "2 Francos, 40 pesetas"
A veces los personajes de una película se convierten en algo más que seres ficticios, empiezas a considerarlos de tu familia. Esto es lo que ocurrió con “1 Franco, 14 pesetas”, que supuso el estreno como director de Carlos Iglesias en 2006.

Iglesias ejercía en este caso, además de director, de guionista y de actor principal y es que la historia le tocaba de cerca. De manera magistral y emotiva, nos relataba una parte de su vida, la historia de su familia y de cómo en la década de los 60 ésta emigraba a un pequeño pueblo de Suiza, Uzwill, a buscar trabajo.

Martín (Iglesias) y Marcos (Javier Gutiérrez) cansados de la crisis que asola España deciden hacer las maletas y embarcarse en un viaje hasta Suiza con el sueño de poder tener un futuro más cómodo para su familia. El guión camina entre España y Suiza contándonos la vida de la familia de Martín y de sus amigos y cuando Martín y su mujer Pilar (Nieves de Medina) regresan a España dando un final a la historia, nos deja con esa sensación de que aún quedan cosas por contar.

Carlos Iglesias y Javier Gutiérrez en "2 Francos, 40 pesetas"
Iglesias, Gutiérrez, de Medina y el resto de interpretes que forma la familia de "2 francos, 40 pesetas"
Esas cosas que se quedaron por contar, han encontrado su lugar en “2 francos, 40 pesetas” que llega ahora a nuestras pantallas. 

Han pasado cerca de diez años y la situación en España ha cambiado, Franco está enfermo y Pablo, el hijo de Martín, es ahora un adolescente que se siente como un pez fuera del agua en un país que aún tiene que luchar por la libertad.

“2 francos, 40 pesetas” toma un estilo más cómico en su guión, pero sigue funcionando igual, principalmente porque sigue contando con esos personajes que nos enamoraron de la primera película. Las situaciones son más divertidas pero el trasfondo sigue siendo igual de importante. La crisis no desaparece, Martín ya es mayor y encuentra que ha perdido su lugar. En España no se encuentra y Suiza ya no es su lugar. Pero con motivo del bautizo de la hija de Marcos y Mari Carmen, Martín y Pilar deciden volver a Suiza para visitar a estos viejos amigos, aunque Martín desea secretamente ir en busca de trabajo.

Adrián Expósito y Luisber Santiago interpretan a Pablo y Juan en "2 Francos, 40 pesetas"
Adrián Expósito y Luisber Santiago interpretan a Pablo y Juan
La historia aparece dividida a través de los miembros de la familia que se van cruzando a lo largo del camino. Pablo y su amigo Juan se van en interrail hacia Suiza en un viaje muy accidentado donde acabarán conviviendo con un grupo de “alternativos”. Un viaje que supone para ellos la pérdida de la inocencia y el descubrimiento de otros estilos de vida.

De las situaciones más divertidas nos encontramos con Luisa (Eloísa Vargas) que decide marcharse en coche con Arturo (Roberto Álvarez), un conocido del que pronto descubre que su interés por Suiza es el blanqueo de dinero. La química de ambos personajes funciona a la perfección y la situación absurda en la que se ven envueltos está tratada con mucha naturalidad, porque a pesar de las diversas historias y personajes curiosos que nos encontramos, el humor sigue siendo natural, conocido y familiar. Digamos que es el humor que todos hemos vivido, porque todos sabemos cómo pueden disparatarse algunas reuniones familiares.

Roberto Álvarez en "2 Francos, 40 pesetas"
Roberto Álvarez ofrece el punto "corrupto-económico" del film, algo lógico si hablamos de Suiza
“2 francos, 40 pesetas” gana en risas pero no pierde la dulzura de su origen, aunque parece que siempre nos vamos a quedar con ganas de más porque cuando unos personajes te atrapan, nunca los quieres soltar.

No hay comentarios:

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *