NOTICIAS

25 de noviembre de 2013

The Walking Dead 4x07 - Dead Weight: Crítica con spoilers moderados

Continuando las aventura protagonizadas por el Gobernador (que ahora se llama así mi mismo Brian en un claro homenaje a la novela escrita por Jay Bonansinga y Robert Kirkman), el séptimo episodio de la cuarta temporada de The Walking Dead se convierte en una estupenda antesala del final de la primera midseason, y lo hace devolviéndonos al personaje tal y como debe ser: un tipo capaz de todo con tal de sobrevivir.

Tras ser aceptado en un nuevo campamento levantado bajo la supervisión de Martínez, el malvado regente de Woodbury ira moviendo los hilos para hacerse con el control, y lejos de hacerlo de forma vengativa, elimina a sus adversarios de forma bastante discreta en un movimiento que nos llevara a un nuevo enfrentamiento contra los miembros de la cárcel.

El capitulo, tiene un recorrido bastante limitado (incluso diria que abusa de "los vaivenes" para alargar la cosa, como la "huida y regreso" del campamento), y aunque en el encontramos momentos de tensión, drama y acción, sus 43 minutos de duración no son más que la muestra de que las personas nunca cambian y que en el mundo que nos plantea The Walking Dead, los débiles, o mejor dicho, los que creen que siempre deben de hacer lo correr ante todo, acaban en una cuneta o recorriendo los caminos como caminantes.

The Walking Dead 4x07 - Dead Weight
Un tanque enfrente de su caravana ¿tentador verdad?
Y es en este aspecto donde más profundiza "Dead Weight", una capitulo que, como bien hemos dicho, devuelve al Gobernador a su status de villano, y lo hace justificando sus métodos, haciéndonos ver que tarde o temprano, para lidiar con monstruos hay que convertirse en uno de ellos, y aunque hay gente que es incapaz de hacerlo (vemos a muchos intentando volver a llevar vidas normales en un entorno que ni lo permite ni lo admite), siempre habrá quienes lo consigan.

El debate, claro está, nos invita a reflexionar sobre si "el fin justifica los medios", y aunque sabemos lo peligroso que es ampliar la permisividad en situaciones extremas, el capitulo vuelve a darnos una lección sobre lo que podemos o no podemos permitir al enfrentarnos a una situación "tan jodida" como la que los protagonistas tienen entre manos..

Por si fuera poco, el capitulo nos deja entrever lo expuestos que están Rick y los suyos, y aunque en esta ocasión solo los vemos de refilón en sus tareas de mantenimiento en la prisión, todo nos hace presagiar que el enfrentamiento definitivo entre el Gobernador y los suyos contra los habitantes de la cárcel no dejara títere con cabeza... y pese a que todos esperamos que "ganen los buenos", la serie nos ha demostrado dos cosas: que ningún personaje es imprescindible, y que de momento, los villanos (como Shane) duran dos temporadas, así que todo puede ocurrir...y nosotros estaremos aqui para verlo y contarlo.

Crítica de "The Walking Dead 4x07 - Dead Weight"
Alcohol, palos de golf y un tipo con pocos reparos... mala mezcla
Os recomendamos que lo veáis pese a que es menos redondo que otros episodios y que, por supuesto,  os animo a comentar cuando lo hayais visto.

Para recordar: los homenajes al cómic y a la novela con el tanque y la eliminación de "personal militar" en el campamento, junto al momento zombi acuático que nos hace pensar en las "peceras de cabezas zombis" que el gobernador tenía en Woodbury.

Para olvidar: la reacción de Martínez (yo no permitiría que un tipo como este se acercara a los míos tras ver lo que hizo) y la falta de veracidad en la eliminación de algunos "miembros incómodos del grupo" (¿nadie vio como mataba a Martínez? ¿Como sacan el cadáver de Patrick?).
 


2 comentarios:

Al rico libro dijo...

¡Qué ganas tan locas de verlo! Además, The Governor es un personaje mucho más interesante que Rick y compañía.

Jose Joaquin G.H dijo...

Al Rico Libro: esta bien, ya veras, aunque tiene mas relleno de lo que estamos acostumbrados esta temporada.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *