NOTICIAS

16 de noviembre de 2013

Crítica "Blue Jasmine": Elegante y soberbia tragicomedia del gran Woody Allen

"Blue Jasmine" es el sorprendente nuevo trabajo del personal cineasta neoyorquino Woody Allen, que para esta obra cinematográfica ha contado como siempre con un plantel de estrellas de gran escala, encabezado por una impresionante Cate Blanchett a la que acompañan muy bien, Sally Hawkins, Alec Baldwin, Peter Sarsgaard, Max Casella y Bobby Cannavale, entre otros. 

Después de que todo en su vida se derrumbe y sin tener ninguna otra alternativa, la elegante y bella Jasmine (Cate Blanchett) de la alta sociedad neoyorquina, se muda al modesto apartamento que tiene su hermana Ginger (Sally Hawkins) en San Francisco para conseguir salir adelante.

La esencia y firma de Woody Allen viene impresa en cada fotograma, con los característicos créditos iniciales de sus películas, como siempre acompañados de su distintiva música de jazz, comienzan a deleitarnos. Tanto a nivel artístico como técnico, Blue Jasmine resulta una obra sólida que seduce fácilmente al espectador embarcándole en el olimpo de la elegancia y glamour que representa la endiabladamente bella Cate Blanchett ("El Hobbit", "El Aviador"), actriz de Oscar y que eclipsa en cada secuencia. Su personaje comparado con el de Blanche de "Un tranvía llamado deseo" de Tennessee Williams, es tan ambiguo que a veces resulta odioso, y otras adorable. Pero es tan singular, que hasta su propio nombre es especial: “Jasmine”. Una flor delicada e inteligente, que exclusivamente se hace la tonta cuando le interesa. Una figura narcisista y opaca, incapaz de ver más allá de su propio ombligo. Vive en su fuero interior un sueño del que no quiere despertar. Todos podemos llegar a estar en la cuerda floja, un día estamos en lo más alto del cielo y al otro hemos descendido al bajo infierno. ¿Es fácil resignarse a ser una persona común?. ¿Dónde reside la felicidad? ¿La felicidad la da Don dinero?. El súmmum de la protagonista es vivir entre algodones, obcecada en su obsesión por la perfección y las altas esferas todo girará en su vacua percepción de la felicidad rechazando a la clase media/baja, destacando los bienes materiales y el dinero por encima de todo, evadiendo las necesidades de los demás, un síndrome patente del egoísmo.


Por otra parte, cabe destacar al personaje que interpreta Sally Hawkins ("El sueño de Casandra", "Happy") como Ginger, la hermana y contrapunto de Jasmine. Una proviene de la alta sociedad neoyorquina, y la otra de la clase media/baja de San Francisco. Sus aspiraciones, nivel de vida y motivaciones son totalmente diferentes, pero ambas representan los perfiles de dos mujeres perdidas en el camino hacia la felicidad. La resignación, el conformismo no entran en el diccionario de Jasmine, que casi demente por no superar su crisis económica y emocional intentará salir de ese agujero interno y tan profundo que representa la soledad y la pérdida del nivel adquisitivo. Y como contrapunto, Ginger, que vive en un modesto apartamento y está acostumbrada a estar con “losers”, representa la hermana hortera y vulgar que no necesita más que lo que tiene, sin aspirar a un mejor futuro profesional se verá arrastrada por la opinión crítica de Jasmine.

La historia se nos presenta entre el presente y el pasado de Jasmine, que a modo de flashbacks, se va desnudando. Woody nos muestra un retrato sobre la ambición, una crítica social en toda regla, las oportunidades y los oportunistas, la crisis económica y existencial, el choque de clases sociales y hasta donde puede llegar el ser humano por conseguir sus objetivos (con mentiras y fraudes), sin medir las consecuencias de sus propios actos.


La cinta cuenta con una gran posesión de diálogos brillantes a lo Woody Allen, cuyo metraje se consume rápidamente gracias a un acertado montaje, a la calidad de su impecable guión, las enormes interpretaciones y a la siempre belleza visual con la que nos conecta el cineasta con las historias de sus películas. Para el discurso de la historia se ha utilizado como telón de fondo la ciudad natal del cineasta, Nueva York y la ciudad de San Francisco.

La canción “Blue Moon” abre y cierra la historia y pone la banda sonora de la relación de amor entre Jasmine y su marido Hal (Alec Baldwin). “Blue” que simboliza dos diferentes significados, “triste y melancólica” como se encuentra la protagonista, y su color de los ojos, un azul intenso como el cielo, esa “Luna triste” es Jasmine.

Con la misma alucinación que me quedé tras disfrutar “Midnight in Paris” o la diferente “Match Point” me quedé después de visionar “Blue Jasmine”. Una tragicomedia tan impredecible como exquisita, tan arrolladora como brutalmente desoladora por el mensaje que nos deja, que te sacude el alma de tal forma que después de verla, no dejas de pensar en ella.

11 comentarios:

Leidy dijo...

Estamos ante un gran película digna de ver según describe la críca.Hay que destaparse ante un gran director como es Woody Allen,con su gran talento no es e extrañar que la cinta sea de calidad. Por otra parte me gusta el tema, el "materialismo" realista cien por cien, puesto que este tipo de personaje existe, suelen ser "yoistas" trepas y crueles, superficiales y solo les importa el dinero. Pues que triste...y el que no piensa igual es porque le importan otros valores son ignorados por estos "reyezuelos". creo que iré a verla las peliculas interesantes no hay que perdérselas.

Anónimo dijo...

Lei que ha sido la primera pelicula de Woody Allen que ha triunfado en taquilla en EEUU,hasta ahora habia triunfao mucho mas en Europa,eso quiere decir algo de la pelicula.Muy buena critica CRIS.

José Antonio Ramírez Benítez dijo...

Pese a los buenos comentarios y esta critica tan interesante sigo sin reconocer el cine del señor Woody Allen. Me aburre demasiado. Me decanto por otras películas.

LUGHT ALACANT dijo...

Ufff. No la he visto,la verdad, por lo que mi opinión no cuenta. La verdad es que el director es una de estas perosonas que lo odias o lo amas pero lo que casi nadie discute es su genialidad por su saber estar tanto delante como detrás de la camara. El tema me parece muy de hoy en día y la verdad es que tengo mucha ganas de ver la visión al respecto de este por parte de Allen. Muchas gracias Cristina por tu reseña, creo que vamos a coincidir bastante..

Susan dijo...

Pues yo he de reconocer que no he visto ninguna película de Woody Allen, pero ésta me llama especialmente la atención, y la crítica me anima a verla sin ninguna duda.

marian dijo...

Soy una seguidora de Woody Allen, hay que ver muchas para que te guste. Alguna más de una vez para ver la chispa que tiene, no es un director que atraiga, pero cuando le cojes el punto, es genial. Estoy deseando verla, por su director, por Cate Blanchett, y por el tema tan interesante como es el materialismo que nos rodea, la crisis económica....Muy bien Cristina

Virginia Sarabia dijo...

La veré porque me encanta Woody Allen, aunque en otra crítica que leí no la ponían muy bien... Ya veremos qué tal, porque en la última década Woody Allen ha hecho más películas regulares o malas que buenas.

Agustín dijo...

Me muero de ganas por verla, debe ser genial, espero que Woody Allen regrese con su misma genialidad a títulos como Mach Point y que se aleje de Midnight in Paris y Vicky, Cristina, Barcelona... A lo mejor la situación social actual le ha inspirado a retomar argumentos más críticos con sus personajes y menos edulcorados y banales.
La presencia de Cate Blanchett es una apuesta segura para disfrutar aunque solo sea de su siempre genial interpretación.
Y por lo que parece... es una película de Woody Allen en la que gracias a "dios" no aparece Woody Allen, que curiosamente son sus escasas y mejores películas. Incluyendo Midnight in Paris donde el protagonista no se sabía si interpretaba a su personaje o a Woody Allen haciendo de su personaje... unos cuantos años más joven y rubio...
Así que a grandes rasgos y por tu maravillosa Crítica estoy convencido de que Blue Jasmine merecerá la pena verla en la pantalla grande y mejor en versión original... para disfrutar de una película de lo que es y aporta: actuación y diálogo.

Helena dijo...

Cate Blanchette ya de por si es una garantia de exito....Woody Allen...bueno.... :( ¡ mejor tras las camaras (a mi manera de ver)! Mach Point fue para mi una pelicula genial y me da que esta sera igual, la vere sin duda, y estoy de acuerdo con Agustin, tambien en version original tiene que ser interesante verla. Ademas la banda musical me parece genial y Blue Moon una delicia para acompañar este tipo de peliculas.... Gracias por tu fantastica critica Cristina, la "desgranas" perfectamente....Un saludo a todos!

Gustavo Fernandez dijo...

bonita descripción de esta película de woody allen, que siempre nos reserva sorpresas y nos hace pensar y reflexionar sobre la vida misma. la nuestra y las de los protagonistas de sus películas. ¨un día estamos en lo más alto del cielo y al otro hemos descendido al bajo infierno.¨ no sabes como me identifico con esta frase. gracias,

Ruben Bravo dijo...

Puede estar interesante al tratarse de una película con un mensaje "psicológico". Nunca he visto películas de Woody Allen y no sé de qué tipo son, pero esta puede estar bien.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *