NOTICIAS

15 de julio de 2013

Crítica de Pacific Rim: ¡¡ Titanes en el Pacífico !!

La dualidad hombre-máquina se presenta en “Pacific Rim” de manera ideal: trabajando en una simbiosis perfecta. Y por esta misma razón es que esta película nos llena de emociones vibrantes no vistas en un film de ciencia ficción en años recientes: lo que le pase a tu robot tendrá repercusión en tu cabina de mando; si le pegan a ti te duele; si lo hieren tú sientes el daño; si él falla es porque tú también lo hiciste. Tu robot es una extensión natural de tu propio cuerpo, es más, de tu propia conciencia. Eres tú, pero en proporciones gigantescas. Todo esto es uno de los mayores aciertos de otro tándem también genialmente emocional: Beacham-del Toro, quienes preconizan que el robot no puede “vivir” sin ti (no sería operable) y tú no puedes “vivir” sin el robot (no sería posible poderte defender de los monstruos interdimensionales).

Otro de los grandes aciertos de Travis y Guillermo fue situar la historia “a posteriori”, es decir, nos adentra en ella cuando las primeras apariciones de los “Kaiju” (“bestia gigante” en japonés) ya se han dado y ya se haya instalado, asimismo, el programa “Jaeger” (“cazador” en alemán). Esto permite que nos sintamos familiarizados con la situación desde el inicio (haciendo posible una de las bases del cine como arte: la magia que estoy dispuesto a aceptar como espectador de acuerdo a la veracidad con que me la presenten) y no con la sensación de incredulidad y artificio de otras producciones (“Transformers”, el más claro ejemplo).

Crítica de Pacific Rim
Uno de los enormes Kaijus

¿Pero qué son los “Kaiju”? Los “Kaiju” son monstruos colosales que emanan de una fisura en una placa tectónica, provenientes de otra dimensión, que se clasifican en cuatro categorías acorde a su tamaño y peligrosidad, siendo la categoría 4 la máxima conocida hasta ese momento (al final aparece un supermonstruo categoría 5). Estos esperpentos van apareciendo conforme a tres grupos de acuerdo al progreso de su invasión: exploradores (los primeros que se presentaron); los exterminadores (los actuales perpetradores) y finalmente los inquilinos (que son el cerebro detrás de ellos, sus amos, los que buscan apropiarse de nuestro planeta).

¿Y qué son los “Jaeger”? Son robots gigantes conducidos por dos seres humanos al mismo tiempo, quienes deben contar con compatibilidad neurológica (o enlace neuronal) entre ellos y con el desarrollo de sus propios movimientos sincronizados activan a la erguida supermáquina. Cuatro son las estrellas: “Cherno Alpha” (de Rusia), “Crimson Typhoon” (de Hong Kong), “Stryker Eureka” (de Australia) y el héroe de nuestra película, “Gipsy Danger” (de Estados Unidos).

Los primeros ataques se dan con la aniquilación de tres ciudades que tocan el Océano Pacífico: San Francisco, Manila y Ciudad del Cabo. Ante esta situación, todas las naciones se unen en un solo bloque, creando así el programa de defensa “Jaeger”. Al inicio fue un sonoro triunfo sobre las bestias, pero un incidente en Anchorage termina por reducir el presupuesto destinado al proyecto y lo desarticula casi por completo. Raleigh Becket (Charlie Hunnam) es proscrito del programa a causa de esto y por dejar casi inservible al portentoso “Gipsy Danger” (en la batalla que sostiene junto a su hermano “Yancy”(Diego Klattenhoff), quien pierde la vida, contra la bestia en Alaska).

Crítica de Pacific Rim
Charlie Day y Idris Elba con sus trajes de pilotos de Jaegers
Ahora los gobiernos apuestan a la construcción de los “muros de vida” (enormes monolitos que intentarán contener a los engendros), sin embargo ante su inutilidad optan por darle una última oportunidad al programa “Jaeger”.

“Stacker Pentecost” (Idris Elba), comandante en jefe del diluido proyecto de defensa, cree aún en la eficacia de sus robots y por ello deja su mejor ejemplar (el “Gipsy Danger” reconstruido) en manos de “Raleigh” (quien es reinstalado por el mismo “Stacker”) y “Mako Mori” (Rinko Kikuchi), una brillante aspirante a piloto.

Rinko merece este apartado. Con su sola presencia llena la pantalla por completo (tiene un bello rostro que serena las emociones; no las recalca, sólo las sugiere). Kikuchi también demuestra su natural dote para las artes marciales cuando combate contra “Raleigh” (en un ejercicio para hallar indicios de “enlace neuronal”). No había visto tanta soltura en una actriz en estas cuestiones desde Ziyi Zhang (que dictó cátedra en “Crouching Tiger, Hidden Dragon” y “House of Flying Daggers”). En Rinko el enlace “drama-acción” fluye con distinción y gracia.

Crítica de Pacific Rim
Un buen guión, unos efectos increíbles y una actriz mas que solvente como Rinko Kikuchi ¿ qué mas se puede pedir ?
Otro acierto más del director nacido en Guadalajara, Jalisco es el siguiente: la línea dramática de abandono (del personaje de Rinko) es bien plasmada por del Toro, logrando un soberbio montaje en la escena donde “Mako” siendo niña (una Mana Ashida sublime) busca refugio de una bestia que se encontraba atacando. El director mexicano recrea una atmósfera auténticamente japonesa, orgánica, que desprende el aroma del más célebre de los monstruos nipones: “Godzilla”. Algo que el cine de Hollywood no había podido lograr hasta hoy (aquí ya encontramos una mina que seguro se explotara en el futuro).

La genuina empatía que genera la simbiosis Humano-“Jaeger” hace que el espectador sienta las peleas como propias. Uno se quiere mover en la butaca para darle su merecido a los esperpentos. La secuencia donde surge la espada de “Gipsy Danger” es uno de los picos más altos de la película: como si fuera un elegante sable japonés rebana en dos mitades gigantes a una increíble bestia voladora (que a mi parecer fue la más terrorífica de la película por encima de la que aparece al final).

Crítica de Pacific Rim
Hunnam y Kikuchi como pilotos de Jaegers
Asimismo, la fotografía de Guillermo Navarro (habitual colaborador de del Toro) en tonos oscuros y azulados (casi toda la acción se lleva a cabo en la noche y en el mar) dan textura y volumen a los efectos visuales, haciendo con ello más vívidos a los monstruos y más reales a las máquinas, evitando así la sensación gráfica de los video juegos. Qué más se puede pedir.

Esta película se coloca ahora, por derecho propio, en un sitio destacado del Sci-Fi. Y por ello merece más revisiones, sólo para reiterar que se ha convertido en la mejor película del apartado ciencia ficción/fantasía de este verano. Así de titán se puso don Guillermo del Toro.



Nuestro compañero Eduardo Bustamante (el encargado de la sección “Criticas de un cinéfilo Bipolar”) nos ofrece su visión de Pacific Rim antes de que la veamos en España, gracias a estar al otro lado del océano, en México, país en el que ya se ha estrenado el film.

10 comentarios:

Sergio Vázquez dijo...

Pues el fiasco en taquilla norteamericana ha sido bestial, se habla que ni recuperará el presupuesto.

Jose Joaquin G.H dijo...

@Sergio: ya sabemos que lo del exito de taquilla no es relevante en la calidad ¿ o no quedamos en eso con Iron Man 3 ? jajajaja

Anónimo dijo...

Ya esperaba esta pelicula y México fue parte del estreno mundial en Julio y cuando fui al cine iba con la mentalidad de:
1.- Ver Efectos espeaciales por todos lados por el tipo de tematica que maneja
2.- fue para entretenerme y si voy a ver una pelicula de Robots gigantes, ya se que tipo de producto estoy comprando y que esperar,

Además jamas una pelicula va a llenar todos los criterios de todo el publico, en lo personal me gusto mucho, no es perfecta, pero lleno mis espectatuvas de ver lo que antes veia en las caricaturas y mangas, esta pelicula es un tributo a todo eso
Es una pelicula INCREIBLE..!!! ya la e ido a ver en formato normal, en 3D, IMAX 3D y en 4D
Ya en espera que llegue a México la figura del Gipsy Danger de 18´´ pulgadas para ir a Comprarlo y llevar un recuerdo de esa pelicula epica..!!!

7 dijo...

Que eso del formato 4D. NO será 4K...? Por cierto IMAX 3D ??? QUE TIPO DE IMAX. e n 3d???.
La película, bueno para pasar el rato

Hatori dijo...

Brutal. Salí emocionado del cine.
Estuve en tensión en cada combate y pase angustia junto a la pobre niña cuando ataca el Kaiju.
Muy grande.

Secilla! dijo...

La verdad es que no me esperaba mucho de la peli, aun siendo Guillermo del Toro que es un director que me encanta todo lo que dirige. Aun así, la peli me pareció flojita, no es mala y tampoco engaña a nadie en su contenido, pero no emociona y los personajes más estereotipicos no pueden ser. A favor juegan el diseño artístico (se nota como siempre en Guillermo la influencia de cómics y videojuegos) y la banda sonora con guitarreo.

Jose Joaquin G.H dijo...

@Anonimo 1: yo tambien me estoy planteando ir a verla otra vez. Disfrute muchisimo con ella, pero la economia no me lo permite.

Un abrazo, y espero que lo del 4D sea una sala con movimiento...

Jose Joaquin G.H dijo...

@7: hay mucha variedad de salas, pero creo que con lo del 4D se refiere a salas que ademas de proyectar la pelicula en 3D tiene movimiento en las butacas... y la pelicula es genial para pasar el rato... no creo que uno busque reflexionar viendo peleas de robots y bichos gigantes.

Jose Joaquin G.H dijo...

@Hatori: comparto contigo jajja...es muuuu grande

Jose Joaquin G.H dijo...

@Secilla!: teniendo en cuenta que es puro homenaje no se puede buscar la originalidad en ella, pero aun asi, es muy divertida, espectacular y hace que pases un rato a lo grande

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *