NOTICIAS

3 de marzo de 2012

Crítica de Chronicle: Chicos, superpoderes y corrupción

En este año donde hombres arañas, motoristas, vengadores y murciélagos imponen su hegemonía dentro del mundo de los superhéroes es de agradecer que un director se atreva a traernos una cinta de "meta humanos" (aquí no son superhéroes, sino chicos con poderes a secas) que se aleje de la perspectiva habitual que el gran publico tiene de este genero.

"Chronicle" es el primer trabajo de Josh Trank y nos narra bajo el estilo denominado "found footage" (algo así como el metraje encontrado, pero que hace alusión a las grabaciones en dispositivos "domésticos") como tres amigos de distintos caracteres y capas sociales son "obsequiados" con unos poderes que sin duda alguna les vienen bastante grandes.

Por un lado tenemos a Andrew (Dane DeHaan), un chico tímido que procede de una familia con problemas (su madre esta enferma y su padre, un bombero de baja, no puede hacer frente a los gastos médicos) y que además es el objetivo de varios matones de su instituto. Junto a Andrew conoceremos a Matt (Alex Russell), su primo, y al parecer su único amigo. Matt intenta parecer interesante haciendo constantes alusiones a grandes filósofos y tonteando con la psicología, pero en el fondo es un tipo popular que intenta alejarse de las etiquetas comunes de la vida estudiantil. Y por ultimo tenemos a Steve (Michael B. Jordan), quizás el chico mas popular del instituto que parece tenerlo todo (dinero, chicas y simpatía).

Los tres juntos (un grupo muy particular) descubrirán una caverna cerca de una fiesta a la que asisten. Allí encontraran un objeto que les cambiara las vidas y les dotara de poderes telequineticos (en la cinta definen a la perfeccion esta habilidad) que les hará cumplir sueños que jamás creerían posibles.

¿ No habrá ninguna cueva de estas cerca de mi casa ?
Hasta aquí todo bien, pero... ¿que ocurre si dotas de inmensos poderes a un grupo de chicos que no conciben el mundo mas allá de su ombligo? Exacto... comienzan los problemas.

Esta primera cinta de Josh Trank, que además de dirigir se encarga de parte del argumento junto a su amigo Max Landis (guionista de trabajos como el primer episodio de Terror en Estado Puro, o la cinta animada Muerte y Regreso de Superman), profundiza en los cambios que la adquisición de poderes produce en un grupo de adolescentes tan dispar como el que os comentaba, y lo hace de forma magistral en tres fases perfectamente diferenciadas que podríamos denominar como descubrimiento, alzamiento y debacle.

La primera, descubrimiento, nos presenta a los protagonistas, su adquisición de poderes y como experimentan con ellos de formas mas o menos aceptables. La segunda, alzamiento nos muestra como una vez hechos a dichos poderes, el grupo protagonista no duda en usarlos en su beneficio, lucirse con ellos y disfrutarlos como supongo que cualquier humano normal y corriente haría. Y finalmente, debacle, es la parte final de la historia y donde afloran los problemas internos del miembro más débil (o perjudicado) del grupo: Andrew.

Las escenas en las alturas resultan tan reales, que incluso
pueden incomodar a los espectadores con vértigo. Son brutales


Durante toda la cinta se ve venir que Andrew es una bomba de relojería a punto de estallar (la excusa inicial de la cámara es una barrera que el protagonista intenta erigir en su defensa), pero a medida que los problemas familiares y de entorno hacen mella en el, cumplirá con aquello de "el poder corrompe". Viéndose dotado de poderes inimaginables Andrew empezara a fantasear con la idea de que es superior a todos los demás y que no tiene que sentirse culpable de sus actos, algo que le traerá dramáticas consecuencias a el y sus únicos amigos.

Esta claro que no se trata de una historia nueva, y aunque en los comics es bastante habitual este tipo de personajes que se ven superados por sus poderes, "Chronicle" supone el primer acercamiento en cines al genero "metahumano" (¿sabias que solo los personajes de Marvel y DC pueden denominarse superhéroes?) desde una perspectiva mas humana y menos mesiánica, haciéndonos comprender que no todo el mundo esta preparado para adquirir poder del que deberían tener (y si... esto es extrapolable a otros sectores que nada tienen que ver con los superpoderes)

Dane DeHaan seria un gran Tetsuo, y tendría una nueva oportunidad
de tontear con el lado oscuro y los poderes telequineticos

En cuanto a nivel técnico, los efectos especiales resultan impresionantes para una cinta que cuenta con unos 13 millones de dólares de presupuesto, y admito que las escenas de "vuelo" me sobrecogieron ya que son totalmente distintas (impresionantes, peligrosas y nada elegantes como nos hacen creer otros supertipos) a las que estamos acostumbrados a ver en films como Superman. Por otra parte el tema de la grabación a base de distintas cámaras (las personales que llevan los protagonistas, las de móviles, de seguridad o la de los coches de patrullas) esta brutalmente orquestada, y en contra de lo que podría parecer no llega a marear en ningún momento, sino que aportan mucho mas realismo a un estilo, que aunque no es de mi devoción, he de decir que me ha resultado súper adecuado y tan bien llevado que tengo que rendir pleitesía ante la maestría de este director al que no hay que perder de vista.

En definitiva es una cinta que os animo a ver, ya que sin duda será recordada, en ciertos sectores más que en otros, como una de las propuestas más curiosas de este año 2012 que aun tiene que ofrecernos muchas satisfacciones a los amantes del género fantástico. No os la perdáis... merece la pena.

4 comentarios:

Diego Sánchez dijo...

Totalmente de acuerdo. Es una cinta fantástica. Con un toque muy original en el cine (aunque en los comics sea algo mucho más habitual).

Realmente merece la pena. Aunque conozco gente a la que le parece un tanto lenta, a mi me entretuvo toda la pelicula.


Saludos!

El Solitario de Providence dijo...

La película me ha gustado. Ya había perdido la esperanza de ver un estreno reciente que valiese la pena (Ghost Rider, Shame, Drive...). Un acierto de la película es su duración, 85 minutos, que obliga al director a contar la historia de manera concisa y sin altibajos.

Uno de los mejores films de la temporada.

Saludos.

Kin G. Haro dijo...

@Diego Sanchez: Para gustos los colores, a mi se me paso volando, y creo que tanto la duracion, ritmo como historia no podia ser mas acertada.

Esperemos que aprendan de ella y se repitan mas films de estas caracteristicas.

Un abrazo muchacho.

Kin G. Haro dijo...

@Solitario: Coincidimos en que sera de los films mas recordados de la temporada... yo sali encantado del cine, y eso es algo que no consigo siempre a pesar de ser "relativamente facilon" :-)

Ya veremos que tal se le da a Josh Trank los proximos trabajos.

Un abrazo

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *