NOTICIAS

10 de marzo de 2017

Crítica de La Bella y la Bestia: El clásico Disney reimaginado que arrasará en cines

Crítica de La Bella y Bestia

Hay películas que marcan vidas, marcan infancias, marcan generaciones, y hay clásicos de Disney que perduran a lo largo de los tiempos. Ese es el caso del clásico “La Bella y la Bestia” (Beauty and The Beast). Innumerables adaptaciones que han pasado por la pequeña y gran pantalla con mayor y menor éxito, han servido de inspiración para fraguar nuevas historias como lo son las respectivas trilogías literarias de Crepúsculo y Cincuenta Sombras de Grey.

Los films que utilizan caracteres contrapuestos entre sus protagonistas, (como el sorprendente largometraje francés “La delicadeza”) comparten el mismo mensaje: la belleza está en el interior.

Lo cierto, es que en la era contemporánea donde la moda es hacer remakes, precuelas, reboots y demás, donde las ideas y narraciones en la industria cinematográfica parecen agotadas, siempre nos asalta la pregunta de si era necesaria una nueva revisión de este cuento de hadas que tiene como protagonista a una mujer valiente, inteligente con carácter que sabe valerse por sí misma. Y la contestación, en este caso, es afirmativa, porque al igual que pasó con el clásico animado de “La Cenicienta” que fue llevado acertadamente al cine en 2015 por Kenneth Branagh con personajes de carne y hueso que daban vida a la historia que todos conocemos, esta nueva versión de La Bella y La Bestia actualiza el relato incluyendo personajes que marcan historia en lo que se refiere a la fábrica de los sueños, incluyendo personajes de otras inclinaciones sexuales, tan naturales como la vida misma.

Josh Gad en La Bella y Bestia

Avanzar es importante y eso es lo que está haciendo Disney-Pixar ganándose el respeto, valoración y admiración por parte del público general. Así pues, “La Bella y la Bestia” conserva toda su esencia y fidelidad al clásico pero nos ofrece esa indispensable visión actual para esos pequeños herederos espectadores que recogen el testigo de sus congéneres mayores que conocieron en su infancia esta epopeya entre un humano vanidoso, engreído y egoísta y una humana tierna, culta, trabajadora, bella por dentro y por fuera.

Un inenarrable placer es ver a Emma Watson vestirse de Bella, papel para el que parece haber nacido, su voz en castellano la presta la conocida actriz española de las series Isabel y Los Hombres de Paco, Michelle Jenner. El resto del reparto principal lo completan Dan Stevens como “Bestia”, Luke Evans como el odioso “Gaston”, Josh Gad como “LeFou”, Kevin Kline como “Maurice”, Ewan McGregor como “Lumière”, Ian McKellen como “Cogsworth/Ding Dong” y Emma Thompson como “Mrs. Potts” todos ellos bajo la mirada del neoyorkino cineasta Bill Condon diestro en filmación de musicales tales como Dreamgirls (2006) y Chicago (2002) y que, curiosamente , fue el encargado de dirigir las dos últimas entregas y conclusiones de la franquicia Crepúsculo (Amanecer 1 y 2).

Además, “La Bella y La Bestia” resulta otra obra fílmica didáctica, transmitiendo esa pasión por la lectura que tienen tanto el personaje de Bella como el de Bestia

Emma Watson Bella y Bestia

En cuanto a la puesta en escena, vestuario, fotografía todo en su conjunto es un festín para nuestros sentidos, y nos hacen viajar e introducirnos en este cuento de hadas tradicional francés.

Aunque la crisis económica te podría hacer pensar que no es necesario ir al cine para ver una historia que conoces de sobra, no puedo hacer más que recomendar encarecidamente este film Disney que promete arrasar en taquilla. Como dicen en la película, “No permitas que las apariencias te engañen, la verdadera belleza reside dentro de nosotros”, y en este caso, os aseguro que hay verdadera y genuina belleza en la nueva versión e “La Bella y la Bestia”. ¡No os la perdáis! En cines desde el 17 de marzo.


Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *