NOTICIAS

27 de diciembre de 2016

Crítica de Passengers: Un romance espacial para despedir 2016

Passengers se estrena de la mano de Sony Pictures Spain en el último viernes del año 2016

Crítica de "Passengers: el romance cifi de Chris Pratt y Jennifer Lawrence
“El amor es el arquitecto del universo” (Hesíodo)

El cineasta noruego Morten Tyldum artífice de obras cinematográficas como “Headhunters” (2011) y “The Imitation Game” (2014) nos presenta “Passengers”, un film protagonizado por la oscarizada Jennifer Lawrence, famosa por su rol protagonista en la saga “Los Juegos del Hambre” y el actor Chris Pratt reconocido por su papel de Peter Quill en Guardianes de la Galaxia que vienen acompañados de un reparto de secundarios de lujo como lo son Michael Sheen, Laurence Fishbourne y Andy Garcia. La película cuenta con libreto de Jon Spaihts (Doctor Strange)

“Passengers”, nos sitúa en el futuro, cuando una nave espacial se dirige a otro planeta que ya ha sido colonizado por humanos y que se encuentra a una gran distancia de la tierra. En el trayecto sufrirá un fallo la cámara de sueño de uno de sus tripulantes, despertándole noventa años antes de que lleguen a su destino.

Eres un pasajero más de la tripulación del Avalon, nos embarcamos en una nave espacial de enormes proporciones. Como cada año ya va siendo costumbre nos llega al cine una nueva aventura espacial, como ya lo hicieron con su paso 'Gravity' (2013) 'Interstellar' (2014) o 'Marte' (2015). 


La Avalon de "Passengers"
La Avalon es un regalo para los fans de la Ci-Fi

Esta nueva epopeya galáctica navega por diferentes géneros, en el que destacan por encima del resto el de ciencia ficción y el romántico. Visualmente, bajo mi perspectiva, en ese apartado no alcanza la espectacularidad visual y magnética que Gravity nos brindaba, en aquella pieza maestra literalmente nos sentíamos en el espacio y hasta los espectadores más reticentes y contrarios al uso de la técnica de la estereoscopía se rendían a sus pies justificando el uso de la misma para magnificar más la experiencia. No obstante, pese a no llegar al deslumbramiento óptico de la cinta de Cuarón, “Passengers” tiene unas cuantas escenas memorables que disfrutaran nuestros ojos y probablemente quedarán grabadas en nuestras retinas (anotad esto “el agua de la piscina frente al universo”).

Lo que queda claro es que Chris Pratt y Jennifer Lawrence funcionan muy bien como pareja en la gran pantalla, y son ellos los que brillan como las estrellas que son en cada fotograma. Consiguen transmitir la frustración, el egoísmo humano (me encanta el análisis de esto que se hace en el film). Sencillamente pone en jaque al espectador y hace que el relato sea más trascendental y reflexivo de lo que a priori pudiera parecer.

De forma atinada se nos presentan a los personajes en su prólogo, acercándonos poco a poco a cada uno de ellos, sobre todo colocándonos en el lugar de los protagonistas, poniéndonos frente a situaciones desesperadas y a veces claustrofóbicas, las decisiones a tomar pueden cambiar “vidas”. Si Pratt (fantástico en Guardianes de la Galaxia, comandar naves se la da bien) y Lawrence (que recientemente también protagonizó "Joy") parece que generan electricidad cuando comparten escena, el punto chispeante y cómico lo pone el actor galés Michael Sheen en un registro muy divertido y peculiar.

Chris Pratt y Jennifer Lawrence en "Passengers"

Una de las más evidentes reminiscencias y no sé si a modo de homenaje es la que tiene con la oscarizada Titanic de James Cameron por el contraste de clases sociales entre los personajes principales y la imbatible nave que es impensable que pueda desmoronarse y en lo que termina desencadenando la cruzada mientras nace una épica historia de amor. También podríamos asociar la ficción con “El lago azul” por ser Aurora Lane y Jim Preston como dos robinsones espaciales, y encontrar una similitud con el Capitán América por esa especie de cámara de criogenización que utilizan para engañar al tiempo.

Como conclusión final con “Passengers” tienes un billete para viajar al espacio y asistir a una composición que condensa amor, suspense, acción, tragedia y ciencia ficción, yo ese billete si lo recomiendo comprar, aunque alerto que se abstengan a adquirirlo espectadores que no soporten los dramas románticos con algo de edulcorante al estilo “Un amor entre dos mundos” (2012).



Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

Estadísticas

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *