Crítica de "Brooklyn": una pequeña y sencilla candidata a los Oscar 2016

La emoción y los sentimientos de la inmigrante Saoirse Ronan, en un Brooklyn que tiñe el drama de tonos alegres y positivos.

Crítica de "Brooklyn"

El nombre de Eilis (Saoirse Ronan) tiene algo de símbolo. Un sonido similar al de la isla de Ellis por la que tantos inmigrantes llegaron a la tierra prometida, Estados Unidos, durante la primera mitad del siglo XX. Como ella, millones de europeos dejaron atrás sus vidas para buscar un futuro mejor (también lo hacía un ratoncito llamado Fivel). Como ella, muchos vivieron con el alma partida entre dos mundos.

No hace mucho que Marion Cotillard pasaba por su propio drama en El sueño de Ellis (James Gray, 2013). Pero aquel era más que un sueño una pesadilla. El drama que invade la vida de Eilis tiene un color diferente. Los tonos ácidos de la película de James Gray se convierten en Brooklyn en esos tonos pastel que tan elegantes, dulces y alegres caracterizan los años cincuenta dentro del cine. La amargura llega teñida de amor, conyugal y fraternal. La suavidad que los rodea incrementa la emotividad y belleza de unos sentimientos que dominan por completo a la protagonista. Todo ello conforma un lienzo de emociones contenidas que solo chillan por lo bajito y con educación, como todo comportamiento digno en aquella época.

Saoirse Ronan demuestra que no es solo una actriz de cine adolescente y que los dramas de la primera mitad del siglo XX (véase, y escúchese, Expiación) le sientan como un guante (de esos largos, como los de La Hepburn en Desayuno con diamantes). Sus andares a lo Teresa Wright en La sombra de una duda no valdrán el Oscar, pero si la confirmación de un talento. Además de ella, Domhnall Gleeson, que repite en una de las películas nominadas tras El renacido, compite con aquella por uno de los mejores pequeños-papeles de su carrera.

Domhnall Gleeson y Saoirse Ronan en "Brooklyn"
Domhnall Gleeson y Saoirse Ronan

La música de Michael Brooks se enfoca sobre todo a la nostalgia. Toma como referencia el sonido tradicional irlandés para recalcar en todo momento que, aunque el corazón de Eilis esté en Brooklyn, su alma estará siempre en Irlanda. Cuando lo americano se cuela por delante, no causa la misma emoción, como tampoco puede producirla en Eilis.

Brooklyn no alcanza a Carol en sutileza y belleza. Tampoco el reparto principal llega a las cotas de Blanchet y Mara. La música no transmite de la misma forma. Pero el conjunto se alza noble y pulcro, y ha conseguido colarse en una competición en la que Carol ha sido la gran olvidada.

Valoración: 7 / 10

BROOKLYN (2015)
Director: John Crowley.
Reparto: Saoirse Ronan, Emory Cohen, Domhnall Gleeson, Julie Walters, Jim Broadbent, Michael Zegen, Mary O'Driscoll, Eileen O'Higgins, Emily Bett Rickards, Paulino Nunes, Eve Macklin, Maeve McGrath, Jenn Murray, Aine Ni Mhuiri, Nora-Jane Noone.
Género: Drama, romántico, inmigración, años 50.
Novela: Colm Toibin
Duración: 11 min.






Sigue a De Fan a Fan en redes sociales
EDITADO Y MAQUETADO POR J.J.G.H. - ARTÍCULO REDACTADO POR Lucía Pérez

Cinéfila y cinéfaga empedernida, mi sueño seria dedicarme a la escritura en el campo del guion o la dirección, pero de momento, compatibilizo mis hobbies en diferentes webs.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Otros artículos interesantes