NOTICIAS

7 de noviembre de 2014

Crítica de "Interstellar", la espectacular epopeya intergaláctica de Christopher Nolan

Desde siempre los secretos arcanos del Universo nos han fascinado y sólo el afán por conocer más nos llevó a romper las cadenas del oscurantismo y la superchería. Muchos dicen que el desarrollo del dedo pulgar llevó a producir nuevos surcos cerebrales que permitieron la creación de sinapsis de manera exponencial y nuestro cerebro empezó a tomar su forma actual con el paso de las eras. Así, empezamos a mirar las estrellas con mayor capacidad cognoscitiva, alejando las supersticiones y el miedo a lo desconocido.

Crítica de "Interstellar"

A casi 600 años de iniciada nuestra revolución científica, nos encontramos ante la posibilidad de encontrar nuevos caminos en la vastedad cósmica y tal vez, en esta licuadora de posibilidades, un nuevo hogar, cuando llegue el momento en que nuestro planeta diga “ya no más”.

Brillantísimos teóricos de la astrofísica han dejado senderos por los cuales habremos de transitar en un futuro y aunque sólo es teoría por ahora, cada vez parece más asequible que se desvelen para nosotros los misterios del Cosmos. Uno de estos misterios, es el agujero de gusano (“worm hole” en inglés), un objeto teórico que según la propuesta fílmica de Christopher Nolan, puede ser creado.

¿Pero qué es un
agujero de gusano? Es, según los entendidos, un túnel que ofrece atajos a través del espacio-tiempo, permitiendo viajar a través de diferentes puntos en el Universo.

Apoyado por los estudios del teórico físico Kip Thorne (“Agujeros negros y tiempo curvo”, 1994), el cineasta originario de Londres, Inglaterra, nos presenta "Interstellar", un film que nos lleva por un viaje espacial hasta Saturno, donde se halla una anomalía gravitacional o agujero de gusano, que permitirá, aparentemente, el viaje a otra galaxia y así encontrar un nuevo planeta que habitar.

Matthew McConaughey en Interstellar
El personaje de Matthew McConaughey junto al de su hija al lado de los últimos campos de cultivo del planeta
El maíz de La Tierra se encuentra seriamente amenazado por la roya (un hongo que destruye los cereales) y que ya ha devastado por completo los cultivos del trigo y la ocra, los otros dos únicos cultivos que quedaban en el planeta.

Ante esta situación, el “Profesor Brand” (Michael Caine) recluta a “Cooper”(Matthew McConaughey), otrora habilidoso y audaz piloto de la NASA, que después de un catastrófico accidente, al cual sobrevive, decide retirarse a su granja. “Cooper”, frente a la calamitosa situación del planeta, decide hacer el viaje hasta Saturno para adentrarse en el agujero de gusano. Siempre con la alta mira de encontrar un nuevo hogar para sus hijos. Y es aquí donde comienza la verdadera parte "interstelar" de la aventura cósmica de Christopher Nolan, donde seremos saciados, por fin, de respuestas visuales de índole cósmico. Veremos en pantalla la conformación estructural de un agujero de gusano, el viaje dentro de él, cuál es el efecto de viajar a través de él para el organismo humano, qué ocurre en el espacio-tiempo, etc.

Nolan nos llevará a tres exoplanetas: “Miller”, “Mann” y “Edmunds”, bautizados así por los valientes astronautas que fueron enviados a una misión previa conocida como “Lazarus”. Esta misión fue secreta, decretada así por la NASA, ya que no se deseaba una revuelta social, debido a la escasez de alimentos.

Anne Hathaway en Interstellar
Anne Hathaway en Interstellar

Un verdadero banquete visual (gracias a las cámaras IMAX que utilizó Nolan) es la filmación del afamado “black hole” (agujero negro en español) y que hasta nombre tiene: “Gargantúa”, que será clave para la resolución de esta historia.

El que seguramente se divirtió como enano fue Kip Thorne, pues ha visto en pantalla cómo sus ecuaciones matemáticas cobran vida en el mismo Universo y que esta diversión (mérito de él, claro, pero asimismo basado en otros estudios previos), también hay que agradecerla a “Double Negative”, la empresa encargada de los efectos especiales.

La maestría de los hermanos Nolan no sólo se plasmó visualmente, sino que la historia de "Interstellar" también cuenta con dobleces cómo los que ocurren en el Universo. Ensamblar las reglas de la curvatura del espacio-tiempo con las de nuestra cotidianidad tridimensional requiere de cuidadosos arreglos en el guión que aniden perfectamente en un drama épico humano-galáctico.

El acople humanidad-Cosmos se da perfectamente con los nudos argumentales que han de solucionar nuestros protagonistas, principalmente “Cooper”: “¿cómo concebir que 1 hora en el planeta “Miller” son 7 años en la Tierra?”; la concepción del tiempo cambia de manera drástica enfocada en el drama de que cada segundo, cada momento son años lejos de los tuyos y que posiblemente jamás vuelvas a verlos vivos.

Escena de  Interstellar
Escenarios espectaculares par Interstellar
El trabajo de todo el cast y el crew merece un aplauso de alcances cósmicos, ya que han conformado una obra cinematográfica sin fisuras, resolutiva, visual y argumentalmente; confeccionaron una pieza fílmica que abre nuevos horizontes para el cine, que trae ansiadas respuestas para la audiencia, pero a la vez, descubre nuevas interrogantes para la humanidad que deberán ser contestadas por otros campos del quehacer humano y llegado el momento, por qué no, mirar esas respuestas a través de la magia del cine.

Tal vez pueda ser pura diversión (pues la principal línea argumental del film está basada en un objeto teórico, como lo es el agujero de gusano), sin embargo, no olvidemos que hace tan sólo unos siglos se pensaba que La Tierra era plana.

Y así, entre diversión y ciencia, Christopher Nolan y todo su gran equipo, nos han llevado a un viaje interestelar que asombra, conmueve, cimbra estructuras muy añejas y nos permite contemplar el cosmos desde una perspectiva muy diferente a la que estábamos acostumbrados.



Sigue a De Fan a Fan en redes sociales

3 comentarios:

Ignacio Mas-Bagà Blanc dijo...

De las peores películas que he visto.

Mal.

Jesús dijo...

Genial. Aunque con algunos fallos, pequeñas licencias poeticas para cuadrar el argumento

Francisco Farias dijo...

Desafortunadamente el doblaje èspa#olizado` le resta mucha importancia a la pelicula.

Premio del Público

¡Contáctanos!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *